El abuelo que saltó por la ventana…

El abuelo que saltó por la ventana y se largó. Jonas Jonasson. Salamandra.

Es el ‘boom’ del año. Su autor, Jonas Jonasson, pretendía hacernos saber que en su país, Suecia, se escribe algo más que novela negra. Y vaya si lo ha conseguido… A tener en cuenta que es la primera novela de este autor. Novela que fue rechazada en un inicio por varias editoriales, y fue la agencia catalana Pontas quien asumió los derechos cuando nadie los quería.  Actualmente este libro se está traduciendo a más de 30 idiomas y se cuentan con seis ceros las unidades vendidas en más de un país. Se habla también que será llevada al cine próximamente.

Libro escrito sin ningún tipo de pudor en lo que se refiere a la historia mundial reciente y no tan reciente, ya que su personaje principal que es quien nos la relata, acaba de cumplir los 100 años.

Ante todo hemos de decir que llegaremos a querer a este simpático abuelito que lleva zapatillas y va a pasito corto como cualquier anciano que se precie. Con una personalidad totalmente atípica, no os llevéis a engaños por el pijama de color rosa: No se trata de un abuelito  entrañable ya que estamos hablando de un personaje fuera de lo común con una moral más que dudosa. Ved que lleva un cartucho de dinamita en el bolsillo…

Se trata de una novela muy divertida donde el absurdo y el surrealismo se elevan a la máxima potencia gracias al protagonista: el libro se inicia cuando un abuelo que el día que cumple 100 años,  decide escapar de la residencia donde vive para huir del festejo que le están preparando por su aniversario, con el alcalde del pueblo como invitado. Nuestro abuelo, llegará a una estación de autobuses donde se apropiará de una maleta que, sin saberlo,  estará repleta de dinero. A partir de ese momento se inicia una búsqueda desesperada por parte de la policía y también de la organización criminal, dueña de la maleta.

A través de la dilatada biografía del protagonista, iremos conociendo a los personajes que han marcado un hito en la historia mundial: desde Churchill hasta Mao Tse Tung, pasando por Stalin, Truman o el mismísimo Einstein. Novela escrita de forma muy directa y sin subterfugios: se trata de una novela ‘políticamente incorrecta’ donde la estupidez de algunos dirigentes y líderes mundiales queda perfectamente plasmada así como la incompetencia de algunos medios de comunicación, Policía y Justicia. No se salva casi nadie de la quema…

De diálogos rápidos, bien trazados y divertidísimos, la lectura se nos hace de lo más agradable. Además, nos deja la visión de una vejez muy diferente a la que estamos acostumbrados donde los amigos se pueden hallar en cualquier lugar y en cualquier situación. Novela ocurrente, placentera y alegre. Un gustazo.

Share on Facebook2Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *