Deja en paz al diablo

Deja en paz al diablo. John Verdon. Roca editorial.

Esta es ya la tercera novela de la saga del detective David Gurney, después de Sé lo que estás pensando y No abras los ojos. Y hemos de decir que una vez leída ‘Deja en paz al diablo’,  seguimos siendo fans incondicionales de John Verdon y de su personaje principal, el detective David Gurney. Añadir que en el hipotético caso de que sus próximas novelas no alcancen el mismo nivel de estos tres primeros libros, nunca olvidaremos los gratos momentos de desasosiego ante la intriga y el misterio en los que nos vemos inmersos cuando leemos sus relatos. Relatos llenos de un suspense elevado a la máxima potencia.

La sinopsis oficial, es la siguiente:

‘Han pasado seis meses. David Gurney apenas ha conseguido reincorporarse a una cierta normalidad después de haberse encontrado al borde de la muerte tras resolver el caso más peligroso al que se había enfrentado. Madeleine, su esposa, está preocupada; Gurney ha sido diagnosticado con síndrome de estrés post traumático y nada parece alegrarle. Días después el ex detective recibe una llamada. Connie Clark, la periodista que creó la leyenda de Súperpoli y lo catapultó a la fama quiere pedirle ayuda. Su hija Kim está realizando un documental sobre las familias de las víctimas de un asesino en serie al que nunca atraparon, el Buen Pastor, y Connie quisiera que Gurney supervisara sus investigaciones y la guiará. En parte por aburrimiento y en parte por hacerle un favor a Connie, Gurney acepta. Sin embargo, esto no será más que el principio. Incapaz de ponerle coto a su curiosidad y a su necesidad de resolver cada una de las incógnitas que se le presentan, David Gurney se verá arrastrado a una investigación para descubrir la verdadera identidad del asesino’

Magnífica novela, nuevamente, esta tercera entrega. Quizás en esta ocasión, John Verdon deja de ser tan enigmático que en las dos anteriores y nos insinúa algún indicio para sospechar de algún personaje, aunque y a pesar de ello (¡no equivocarse!), la incertidumbre es casi total hasta bien llegado al final de la novela. ¡Y vaya final! Qué bien sabe jugar John Verdon con la intriga, la duda, la sospecha… y todos los adjetivos que se nos puedan ocurrir.

En esta ocasión, el detective David Gurney, en plena recuperación por las circunstancias acaecidas durante su último caso, lo encontraremos más susceptible y emotivo que en las veces anteriores. Para ayudar a una amiga periodista que le solicita el asesoramiento y supervisión en el documental que está preparando su hija Kim, para una televisión sensacionalista, sobre  las víctimas de un asesino en serie que nunca fue apresado, David Gurney se verá inmerso de lleno en una nueva investigación, poniéndose en contra nada más y nada menos que al poderosísimo FBI, los encargados de investigar los sucesos del año 2000 a cargo del asesino en serie el Buen Pastor.

Arropado por su familia, veremos a un David Gurney susceptible y sensible aunque igual de inteligente y quizás más receptivo. ¿ A lo mejor su  estrés post traumático le ha conferido una intuición más fina y sutil? Puede ser…

Otro ‘novelón’, nuevamente. Hábilmente construida, se nos pasará el tiempo leyendo la novela en un ‘visto y no visto’. Espléndida.

Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

2 thoughts on “Deja en paz al diablo”

Responder a @abrirunlibro Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *