Siempre tuyo

Siempre tuyo. Daniel Glattauer. Alfaguara.

Judith conoce accidentalmente a Hannes en el supermercado. Unos días después, él se presenta en su pequeña y exclusiva tienda de lámparas. Hannes es arquitecto, está en su mejor momento y es el yerno con el que cualquier suegra soñaría. También los amigos de Judith quedan seducidos de inmediato. Pero ¿por qué ella no es capaz de dejarse llevar y disfrutar de su nueva situación? Daniel Glattauer, el autor de las exitosas novelas Contra el viento del norte y Cada siete olas, que conquistaron a la crítica internacional y a más de dos millones y medio de lectores, vuelve a desafiar las leyes del género romántico, esta vez, con un apasionante giro de suspense. Siempre tuyo nos hace pasar de la sonrisa al miedo, y replantearnos nuestros sueños de amor eterno

Es el primer libro que leemos de Daniel Glattauer y creemos que la síntesis de esta novela es algo engañosa ya que se la cataloga como ‘género romántico con un apasionado giro de suspense’. A continuación, volvimos a leer la sinopsis nuevamente y nos inquietó la pregunta donde dice ‘…¿por qué ella (Judith, la protagonista) no es capaz de dejarse llevar y disfrutar de su nueva situación?’. Algo confundidos, decidimos leerla ya que creemos firmemente en ese sentido de las mujeres llamado instinto. Y efectivamente, acertamos. Esta novela puede clasificarse como suspense, intriga y sobretodo ‘terror psicológico’.

La narración, es una narración sencilla donde se describen perfectamente a todos los protagonistas de la novela, incluso al sombrío Hennes, aunque la protagonista indiscutible es Judith: una mujer que tiene su vida laboral solucionada, guapa, con familia y amigos pero que poco a poco se irá convirtiendo en una atormentada, frágil y enferma mujer.

La acción va aumentando de ritmo hasta convertirse en una especie de nebulosa donde ya no sabes lo que es real y lo que es mentira… La prosa es algo desigual ya que aunque bien redactada, nos encontraremos ‘fases’ en vez de ‘capítulos’  que a veces te aburren y a veces te absorben por completo por lo que la lectura se convierte en algo muy desigual.

La parte positiva de la novela es que tiene ese punto que te tira de la cuerda para avanzar en la lectura y deseas saber cómo terminará la narración ya que nos inquieta el desenlace: llegaremos a ponernos en los zapatos de la protagonista y desearemos estar con ella para comprobar el final de la historia.

Para finalizar, diremos que es una novela poco trascendente aunque bien redactada y donde se exprime y se desarrolla muy bien el argumento principal: ¿Sueños de amor eterno?

Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *