El tango de la Guardia Vieja

el-tango-de-la-guardia-viejaEl tango de la Guardia Vieja. Arturo Pérez-Reverte. Alfaguara.

Arturo Pérez-Reverte fue reportero de guerra durante veintiún años y es autor, entre otras novelas, de El húsar, El maestro de esgrima, La tabla de Flandes, el club Dumas, Territorio Comanche, La piel del tambor, La carta esférica, La Reina del Sur, El pintor de Batallas, Un día de cólera y El asedio; y de la ya legendaria serie histórica Las aventuras del capitán Alatriste. Es miembro de la Real Academia Española.

El tango de la Guardia Vieja (2012):

Primero decir sin ningún tipo de rubor que, por fin, he leído al Pérez-Reverte que hacía tanto tiempo que esperaba y deseaba. Esta es una novela que como él mismo explica, inició hará 22 años pero que decidió posponerla ya que ‘ le faltaba mirada, canas y cansancio de muchas cosas’. Y ha valido la pena la espera. 

‘El tango de la Guardia Vieja’ es una de las novelas más hermosas que he leído de este escritor ya que se trata de una novela conmovedora y sentimental donde la mujer, esa ‘Mujer Superior’ una de los protagonistas de este thriller romántico,  nos cautivará en extremo. Pero ¡cuidado!, no olvidemos quién es Pérez-Reverte: un maestro en la técnica de la narrativa que nos sumergirá en una novela llena de misterio y aventuras con una estructura magnífica y con una minuciosidad en los detalles que nos dejarán muy satisfechos gracias a cada una de las líneas de los 13 capítulos que la componen.

Antes de lanzarnos ya de cabeza en la reseña, ahondaremos la sinopsis oficial como siempre:

Una pareja de jóvenes apuestos, acuciados por pasiones urgentes como la vida, se mira a los ojos al bailar un tango aún no escrito, en el salón silencioso y desierto de un transatlántico que navega en la noche. Trazando sin saberlo, al moverse abrazados, la rúbrica de un mundo irreal cuyas luces fatigadas empiezan a apagarse para siempre.

Un extraño desafío entre dos músicos, que lleva a uno de ellos a Buenos Aires en 1928; un asunto de espionaje en la Riviera francesa durante la Guerra Civil española; una inquietante partida de ajedrez en el Sorrento de los años sesenta…

El tango de la Guardia Vieja narra con pulso admirable una turbia y apasionada historia de amor, traiciones e intrigas, que se prolonga durante cuatro décadas a través de un siglo convulso y fascinante, entre la luz crepuscular de una época que se extingue.

Reseña

Esta es una novela de amor, glamour, aventuras, espionaje, pillerías, mentiras, tangos arrabaleros, sexo y alguna que otra perversión y vicio. Y nos quedamos cortos porque esta novela, compendia casi un ‘todo’. Relatada en tercera persona, nos veremos inmersos en tres períodos diferentes en el tiempo: En los años 20 en el trasatlántico Cap Polonio con destino a Buenos Aires donde ‘el bailarín mundano’, contratado como bailador profesional, Max Costa, conocerá a Mecha Inzunza, esposa de un famoso compositor que busca una melodía para superar una apuesta con otro famoso compositor como es Ravel. Los protagonistas , Max y Mecha, volverán a reencontrarse en los años 30 en Niza. Y lo volverán a hacer, en una tercera ocasión, en los 60, en Sorrento.

A través de estos períodos, se nos describirá de forma arrebatadora la belleza del baile del tango ya que se nos enseñará dónde y cómo se inició este baile y, también, su proceso de transformación a un tango menos turbio y lujurioso. Nos hablará de las costumbres, los hábitos, las marcas de los cigarrillos, la música de moda o hasta las prendas de vestir y perfumes de cada época y el autor, lo hará con un perfeccionismo y meticulosidad asombroso. Y todo ello, a través de sus personajes principales: El, Max Costa, un seductor rufián, listo y guapo. Ella, Mecha Inzunza, una distinguida, bella e inteligente mujer, con algún secreto oscuro.

Novela elegante. Muy elegante incluso en las descripciones tórridas de sexo, porque en esta novela hay varias dosis de lujuria. Pero hasta en esto Pérez-Reverte ha sabido impregnar palabras hermosas para situaciones muy ardientes e impetuosas.

Todo este conjunto de descripciones hará que ‘visualicemos’ la novela a medida que la vayamos leyendo: gran esfuerzo y tiempo de estudio del autor para ambientar de manera tan espectacular este libro y para que podamos recrear en todo su conjunto los años transcurridos, más de 40, en la transformación de los protagonistas y los podamos reconocer en cada gesto y en cada detalle.

Y también novela melancólica donde un hombre que sobrepasa ya los 60 años es capaz de todo para que aquella mujer inteligente y bella, pueda mirarlo nuevamente con admiración como lo hizo cuando era ‘un bailarín mundano’ a pesar del tiempo transcurrido: aunque ya no exista pasión y aunque ya no quede orgullo.

sta novela, venía ya anunciada desde hace tiempo como la mejor de Arturo Pérez-Reverte. Y para mí,  lo es. ¿Estamos viviendo la transformación del autor hacia un estado más maduro, o quizás sea todo lo contrario y el autor, de repente, desea volver a empezar de nuevo su carrera literaria desde otro ángulo y de otra forma? ¿O tan sólo será que ‘todo termina a fin de que todo vuelva a empezar, todo muere a fin de que todo reviva? (J.H.C. Fabre).

No lo sabemos. Pero lo que sí es cierto, es que esta obra es muy buena. Novela de una elegancia deliciosa, llena de frases cortas o de silencios y miradas que lo dicen todo. Novela en que los valores, por contradictorio que parezca y cuando la leáis sabréis el por qué, hace añorar los viejos tiempos, los grandes amantes, las grandes tramas y la gran literatura. Esa elegancia decadente y hermosa llena de ensoñaciones y de humo.

Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

2 thoughts on “El tango de la Guardia Vieja”

  1. Lamento no estar de acuedo con vosotros sobre el libro de Reverte El tango de la guardia vieja.

    Lo leí en cuanto salió, y excepto la primera parte que parece que te engancha un poco el resto del libro me resultó pesado, incluso cuando trata el tema del levantamiento de Franco, con la clara alusión a la familia March, me resultó decepcionante, lo resolvió en cuatro páginas.

    Da la sensación que el gran Reverte esta vez no se ha esforzado demasiado, no se si será cierto los rumores que dicen que esta novela la tenia escrita hace treinta años, y entonces se la rechazó la editorial, si es asi, me explico muchas cosas

    1. Hola Carmen. No hay ningún problema en no estar de acuerdo sino todo lo contrario… Ahí radica la grandeza de los libros: Cada uno lo hace suyo, nos habla y eso propicia las opiniones distintas.
      Es cierto que Reverte inició el libro hará más de 20 años, y siempre según él, lo aparcó para retomarlo con más madurez.
      A nosotros nos encantó. Lo encontramos elegante y con una hermosura decadente que nos fascinó.
      ¡Muchas gracias por pasarte por aquí y dejar tus comentario!

Responder a Carmen Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *