Sacrificio a Mólek

sacrificio-a-molekSacrificio a Mólek. Åsa Larsson. Seix Barral. 

Åsa Larsson nació en Kiruna en 1966; actualmente vive en Mariefred. Estudió Derecho en Uppsala y, al igual que su personaje, Rebecka Martinsson, durante un tiempo ejerció como abogada fiscal. En 2003 publicó Aurora boreal (Seix Barral, 2009), por la que le concedieron el Premio de la Asociación de Escritores Suecos de Novela Negra a la Mejor Primera Novela y que fue llevada al cine. Es autora también de Sangre derramada (2004; Seix Barral, 2010), galardonada con el Premio a la Mejor Novela Negra Sueca; La senda oscura (2006; Seix Barral, 2011) y Guds starka arm (2009, de próxima publicación en Seix Barral). Sus libros han sido un éxito inmediato: han obtenido el elogio de la crítica y han sido publicados en veinte países. Ha sido galardonada con la Pluma de Plata de la Feria del Libro de Bilbao.

Sinopsis:

Un grupo de cazadores mata a un oso en los bosques cercanos a Kiruna. Cuando abren el vientre del animal, encuentran un dedo humano entre las vísceras. Unos meses más tarde, hallan a una mujer asesinada en su casa. Ha sido brutalmente agredida con una horqueta hasta la muerte. Markus, su nieto de siete años, ha desaparecido.

La fiscal del distrito, Rebecka Martinsson, que en un principio se iba a hacer cargo de la investigación, es retirada del caso. Por su cuenta y riesgo empieza a indagar en el asesinato de la mujer: la muerte parece perseguir a esta familia, y Rebecka no está dispuesta a que su último miembro, el joven Markus, corra la misma suerte. Para ello, deberá sumergirse en el pasado de los personajes y de sus antepasados.

Hay pocas cosas que provoquen mayor indignación que la violencia contra un niño. Cuando el pequeño Markus desaparece la fiscal Martinsson es capaz de actuar al margen de la ley para encontrarlo.

Nuestra reseña:

Sacrificio a Mólek  fue Premio a la mejor Novela Negra sueca 2012 y es la quinta entrega de la serie de novelas protagonizadas por la fiscal Rebecka Martinsson.

¿Y quién es Mólek, a quien hace referencia el título de esta novela? Aunque la autora lo describe al inicio del libro, nosotros haremos antes una pequeña mención: Mólek era una deidad, parece ser que de los amonitas, que ofrecía, cómo no, diversas riquezas. Pero, ¿qué pedía a cambio este dios? Niños. Las estatuas de Mólek eran de bronce y huecas para hacer fuego en su interior. Era allí donde se ofrecían a los niños en sacrificio. Mólek es nombrado varias ocasiones en el Levítico ya que Dios prohíbe entregar hijos a esta divinidad y castigará a los que lo hagan y a sus descendientes, con la ira eterna.

Y así se inicia esta nueva entrega.

Pues bien. De nuevo, Åsa Larsson ha vuelto a escribir otra buena novela negra y con la introvertida Rebecka Martinsson como protagonista. Como nos sucede siempre con esta autora, nos fascina la elegancia y la capacidad que tiene para narrar desde la distancia, situaciones y sucesos tan escabrosos.

Novela coral, la narrativa dispone de dos espacios temporales, el actual y otro en 1914, donde conoceremos personajes que serán determinantes en esta trama. De hecho, uno de ellos, Hjalmar Lundbohm, existió en la vida real aunque todo lo que concierne a su vida personal es totalmente ficticio.

En esta novela, al igual que en las anteriores, el ritmo del relato irá subiendo progresivamente a medida que se avanza en la lectura de manera paralela en los dos espacios temporales descritos. Hacia el final del libro, se sucederán los hechos de forma precipitada encajando todo, aunque hemos de avisar que existe un episodio crucial casi al final del libro, bastante doloroso. Este incidente, a pesar de que la autora parece que no le da demasiada importancia en el argumento, en los agradecimientos hace mención expresa a él por lo que nos ha hecho pensar en una posible artimaña para crear controversia. Y es que este libro nos describe hechos muy desgarradores y angustiosos como es el de la violencia hacia los niños (no estamos explicando de más, ya que se cuenta en la sinopsis y en el propio título) más otros que no podemos comentar. Y es aquí dónde nos paramos.

Así y todo, nos encantan los protagonistas de esta serie: La pertinaz Rebecka Martinsson con esa necesidad imperiosa de reconciliarse con sus raíces. También nos gusta la inteligente inspectora Anna-Maria Mella con su terrible caos familiar y su paciente marido. Aunque en esta ocasión Anna-Maria Mella no aparecerá tanto como nos habría gustado, sí cobrará mayor protagonismo el sensible y desfigurado inspector y guía de perros, Krister Eriksson.

Para amantes de la intriga y de Åsa Larsson y también, cómo no, incondicionales de la fiscal Rebecka Martinsson.

Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *