La estrella de Samarcanda

la-estrella-de-samarcandaLa estrella de Samarcanda. Santi Osakar. Editorial Alrevés.

Nacido en la siempre convulsa Margen Izquierda de Bilbao en 1974, Santi Osakar es periodista de formación y vocación, aunque la vida lo ha conducido por otra senda. Tras algunos años trabajando como fotógrafo free-lance, cursó un máster en Cooperación al Desarrollo que le permitió conseguir un pasaje de dos años laborales en la sede de Naciones Unidas de Buenos Aires, ciudad en la que dejó un pedazo de su corazón. Tras un corto periplo barcelonés, regresó a tierra vasca, donde se ha desempeñado profesionalmente en el campo del marketing y la documentación, lo que no lo ha apartado de su verdadero anhelo, que no es otro que el de escribir. La Estrella de Samarcanda es la primera novela de otras que actualmente están en proceso.

Además de su trabajo como escritor, Osakar divide su tiempo entre su blog eldespertarsantiosakar.wordpress.com y la consultoría de investigación social, que ha iniciado recientemente su andadura en Bilbao.

Sinopsis:

Octubre de 1917. La revolución bolchevique alumbra un nuevo orden en Rusia. Antes de ser forzada al exilio, la derrocada emperatriz Alejandra Feodorovna confiará a sus más fieles la custodia de un fabuloso tesoro: una auténtica fortuna cuya pieza más codiciada es la Estrella de Samarcanda, la joya más valiosa que nadie haya poseído jamás.

Casi veinte años después, Charles Waugham —veterano de la Gran Guerra y borracho en tiempos de paz— languidece en París sin mayor aspiración que la de combatir sin tregua su sobriedad antes que reconocer su fracaso como escritor. El azar le brindará la ocasión de romper amarras con su mediocre existencia, involucrándolo en la caza de los legendarios diamantes rusos por los que compiten los servicios secretos alemanes y soviéticos. Una peligrosa partida que lo llevará hasta Estambul tras un rocambolesco viaje a bordo del mítico Charles Waugham. El bueno de Charlie, sin saberlo ni pretenderlo, conseguirá retorcer los imbricados hilos de la historia con la sola arma de su candidez. 

Reseña: 

Novela muy bien compuesta, entretenida y acertadamente estructurada, La estrella de Samarcanda es una novela de aventuras y misterio con algo de toque clásico debido a que la acción transcurre, en su mayoría, en el mítico Orient Express. Aunque el libro no tiene nada que ver con la famosísima novela de Agatha Christie, Santi Osakar sabe  jugar muy bien sus bazas ya que era arriesgado enmarcar una novela de misterio con el mismo telón de fondo. Pero lo consigue. Y lo consigue más que bien.

Esta es una novela con extremos muy diferenciados y es que empezamos la trama con toda una minuciosa, mesurada, seria y formal introducción sobre la revolución bolchevique en Rusia y las joyas de la corona de la familia Romanov, y entre ellas, La estrella de Samarcanda. Diamante que servirá para sufragar una hipotética contrarrevolución a cargo de Alejandra Feodorovna, la esposa del zar Nicolás II, y sus acólitos.

Finalizado este preámbulo imprescindible para centrar toda la trama, todo cambiará radicalmente en el argumento al entrar en juego el protagonista principal de este libro, casi dos décadas después: Charles Waugham. Escritor inglés fracasado, residente en Francia, veterano de la Gran Guerra y con una más que reconocida tendencia hacia el alcohol, y que debido a un encuentro fortuito se involucrará en la búsqueda de La estrella de Samarcanda desde París a Estambul, a bordo del legendario Orient Express y usurpando la personalidad de un reconocido joyero conciudadano británico.

Novela llena de sentido del humor y plagada de episodios desternillantes, amén de crímenes, espías, asesinatos, y todo un enjambre de población cosmopolita que se da lugar en el mismo convoy, nuestro amigo Charlie, que es una persona entrañable y sentimental, se enamorará perdidamente de una supuesta periodista austríaca que le llevará por los caminos de lo irracional cual si adolescente se tratara, infestado de sofocos, pulsaciones y pensamientos voluptuosos.

‘… las sienes le latían con tanta fuerza como su entrepierna y, para cuando llegó a su destino, las palpitaciones de su corazón hubieran podido ensordecer el aullar mecánico de la locomotora’.

Charlie es que es el epicentro de toda la novela. Personaje muy bien definido tanto en el físico como en la identidad, es una figura imprescindible con la que nos divertiremos y con la que nos embarcaremos alegremente en el Orient Express e iremos tras la búsqueda de las joyas de la corona rusa.

Con un lenguaje de gran calidad y una excelente documentación, Santi Osakar hace un alarde de información sobre la época. La novela tiene una ambientación muy meticulosa y se agradece el esfuerzo exhaustivo ya que sin toda esa información no sería posible un entorno tan creíble para esta trama.

La estrella de Samarcanda es una novela repleta de lances ocurrentes, asesinatos, sospechosos varios, algo de romance (o ‘calentón’ según se mire), que nos hará pasar uno de los mejores ratos que recordaremos durante tiempo. Le doys un ‘sí’, más que grande. ¡Menuda ópera prima!

Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

1 thought on “La estrella de Samarcanda”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *