El último pasajero

el-ultimo-pasajeroEl último pasajero. Manel Loureiro. Planeta.

Manel Loureiro (Pontevedra, 1975) es un escritor y abogado español que además ha trabajado como presentador en la Televisión de Galicia y más tarde como guionista de diversos proyectos. En la actualidad colabora con los periódicos Diario de Pontevedra y ABC. Asimismo, es colaborador habitual de la Cadena SER.

Su primera novela, Apocalipsis Z: El principio del fin, un thriller de terror, comenzó como un blog en Internet que el autor escribía en sus ratos libres. Debido al gran éxito que alcanzó (tuvo más de un millón y medio de lectores online y se transformó en un fenómeno viral), fue publicado en 2007 y se convirtió automáticamente en un bestseller.

Sus dos siguientes novelas, Los días oscuros y La ira de los justos, continuación de la primera, se han convertido de manera inmediata en un éxito de ventas no sólo en España, sino en otros muchos países del mundo. Además, Loureiro es uno de los pocos autores españoles contemporáneos que ha conseguido situar sus novelas en la lista de los más vendidos de Estados Unidos.

Sus libros han sido traducidos a más de diez idiomas y publicados en cerca de una veintena de países.

Sinopsis:

Agosto de 1939. Un enorme trasatlántico llamado Valkirie aparece a la deriva en el océano Atlántico. Un viejo buque de transporte lo encuentra por azar y lo remolca a puerto, tras descubrir que en él tan sólo queda un bebé de pocos meses… y algo más que nadie es capaz de identificar.

Setenta años después, un esquivo hombre de negocios decide reflotarlo y repetir, paso por paso, el último viaje del Valkirie. A bordo, atrapada en una realidad angustiosa y contrarreloj, la periodista Kate Kilroy descubrirá que sólo su inteligencia y su capacidad de amar podrán evitar que la nave se cobre de nuevo su siniestro precio en este viaje.

Inquietante. Enigmática. Adictiva. Bienvenidos al Valkirie. No te podrás bajar… aunque quieras.

Nuestra reseña:

Este libro es una intrigante novela de misterio y terror que hemos leído, o devorado,  en sólo dos días.

La trama gira en torno a un buque fantasma, el Valkirie, antiguo crucero de lujo nazi. El argumento está divido en dos espacios temporales, relatados en tercera persona:

Año 1939. En medio del Atlántico, el Valkirie es descubierto a la deriva por el petrolero Past of Ballester sin viajeros a bordo a excepción de un bebé abandonado. Aunque todo aparece perfectamente distribuido y preparado para que unos pasajeros inexistentes tomen su cena (fantástica la descripción del pan aun caliente en las mesas del comedor principal del buque), no se hallará ningún vestigio de vida a bordo del crucero a excepción del niño.

Epoca actual. Kate Kilroy es periodista y recientemente ha perdido a su esposo en un accidente. Cuando recibe el encargo de la redacción de su  periódico, de investigar el sorprendente reflotamiento de la lujosa nave Valkirie por parte de un extraño personaje, (Isaac Feldman,  dueño de casinos on-line y con cierta fama de mafioso), no lo dudará ni un sólo instante ya que era la investigación que estaba llevando a cabo su marido antes de morir. Isaac Feldman, el enigmático dueño del Valkirie, desea volver a sacar al mar el crucero, para realizar, a toda costa, el mismo trayecto que tenía previsto el Valkirie setenta años atrás. Para ello, invitará a la periodista  y a otros personajes, a subir a bordo del barco e iniciar la travesía.

Esta intrigante trama de la novela El último pasajero, esconde una narración muy bien construida y altamente visual.  Con grandes dosis de  fenómenos paranormales, maldiciones,  secretos, y una ambientación muy bien descrita y envolvente (niebla espesa, frío intenso, sombras oscuras o voces truculentas) nos hará pasar una lectura entretenida y adictiva por lo bien contada y narrada que está. A pesar de ser un relato donde prima mucho la fantasía, lo sobrenatural y lo esotérico (fantástica la resolución del misterio y es que nos encantan los rituales), no lo leeremos como si de un extraño sujeto, cosa o ente se tratara. No. A pesar de ser un libro de pura ficción, Manel Loureiro consigue dar un toque de naturalidad y espontaneidad a su argumento, para convertirlo en algo muy, muy  real.

La narrativa del autor en este libro, es una narrativa abierta y  sin florituras pero sumamente sutil e inteligente ya que a pesar de dar varios giros y piruetas para amenizar la narración, logra mantenernos en un estado de alerta constante hasta la última página.

Estamos satisfechos de haber escogido esta novela como lectura y a pesar de que ha sido el primer libro que leemos de Manel Loureiro, repetiremos con nuevas lecturas sin lugar a dudas.

Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *