Azul Vermeer

 

azul-vermeerAzul Vermeer. Mar Mella. Ediciones Martínez Roca.

Mar Mella Romero nació en Madrid en 1967. Su carrera profesional comenzó en cadenas hoteleras  internacionales, que la llevaron a disfrutar de diferentes puestos en los departamentos de ventas, marketing y publicidad, así como de relaciones con la prensa en diversos destinos. Desde hace varios años, sin embargo, cambió la orientación de su trabajo, pasando a colaborar con varios medios de comunicación como redactora.

Ha sido, además, finalista del Premio Ateneo de Sevilla 2011. Actualmente reside en Mallorca, donde trabaja en su segunda novela.

Sinopsis:

1675. Delft, Países Bajos

«—El panadero no nos fiará más. Ha accedido a llevarse el cuadro que queda en el estudio para terminar de saldar nuestra cuenta. Llevamos casi dos años sin pagarle.

—¿No podías haber buscado otra solución? —La boca de su madre se contrajo en una mueca—. Ya le has entregado uno y sabes que ese lienzo era uno de sus favoritos. Él habría hecho cualquier cosa antes de verlo colgado en la pared del salón de un…

—Si hubiera hecho lo suficiente, no me vería obligada a tener que hacerlo yo ahora.»

Actualidad

Marta Miralles, una brillante restauradora de pintura flamenca, accede a restaurar un antiguo lienzo sin catalogar perteneciente a la familia Medraño, propietaria de una de las casas de subastas más prestigiosas de Europa. Cuando Marta acepta el encargo, vuelve a reencontrarse con algunos de los fantasmas de su pasado, como Javier, su primer amor, y Paddy, el hombre del que estuvo enamorada la mayor parte de su vida. Pronto, la vida de todos terminará por fundirse con la historia de ese misterioso lienzo y con la obsesión de Marta por el famoso maestro Vermeer y su obra…

Azul Vermeer nos adentra con pulso magistral en el desconocido mundo del arte y los coleccionistas privados, en las intrigas que se esconden tras las galerías más prestigiosas y en el submundo que oculta el mercado negro de obras sin catalogar. Una cautivadora novela que te hará amar el arte y los colores.

Nuestra reseña:

Escogimos Azul Vermeer como siguiente lectura para cambiar un poco de género y además buscábamos, cómo no, a algún autor que fuera de aquí. Conocíamos a la autora de este libro, Mar Mella, gracias a Twitter, y empezamos a indagar sobre la novela. Después de leer la referencia que hacía Soledad Puértolas sobre el libro, y que copiamos textualmente a continuación, lo tuvimos claro: “Azul Vermeer es una novela muy bien estructurada, con un sorprendente final”.

Pues bien: acierto en la elección.

Azul Vermeer dispone de un argumento relatado en tercera persona y con varios saltos temporales, aunque predominando el actual, donde se nos hablará de un posible lienzo atribuido a Johannes Vermeer, pintor costumbrista holandés del s. XVII, y que es el eje central de todo el libro. Conoceremos a fondo el mundo de los galeristas, las subastas y también el mercado negro de obras de arte.

Mar Mella aprovecha una trama compleja, entre romántica e intrigante, para hacer todo un decálogo sobre el pintor flamenco y el mundo de la restauración, por cierto apasionante, transportándonos al mundo del arte, al Rijksmuseum, y a la historia que envuelve a esos lienzos que fueron pintados en su día con verdadera pasión.

Progresivamente iremos conociendo la historia de los personajes, pasado y presente, sin perder nunca el hilo conductor y saboreando despacio la vida y los aconteceres de los protagonistas, los cuales, ocultan algún que otro dolor antiguo y no superado.

A través de unos personajes bien perfilados y con un argumento muy bien hilvanado y estructurado, la lectura se volverá, a medida que avanzamos, en adictiva.

Con una protagonista un tanto ambigua, que nos descolocará en más de una ocasión, la autora irá avanzando en la trama de forma metódica y apacible, haciendo malabarismos con los personajes y las situaciones personales, llegando a un final ciertamente sorprendente.

Este es otro buen libro del que nos alegramos haber leído.

Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *