Una madre

una-madreUna madre. Alejandro Palomas. Siruela.

Alejandro Palomas (Barcelona, 1967) es licenciado en Filología Inglesa y Master in Poetics por el New College de San Francisco. Ha compaginado sus incursiones en el mundo del periodismo con la traducción de importantes autores. Entre otras, ha publicado las novelas El tiempo del corazón (publicada en Siruela y por la que fue nombrado Nuevo Talento Fnac), Tanta vida, El secreto de los Hoffman (finalista del Premio de Novela Ciudad de Torrevieja 2008 y adaptada al teatro en 2009), El alma del mundo (finalista del Premio Primavera 2011) y El tiempo que nos une. Su obra ha sido traducida a ocho lenguas.

Sinopsis:

El retrato de una ciudad acogedora y esquiva a partes iguales, de una familia unida por los frágiles lazos de la necesidad y del amor y la mirada única de una mujer maravillosa en un momento extraordinario.

Faltan unas horas para la medianoche. Por fin, después de varias tentativas, Amalia ha logrado a sus 65 años ver cumplido su sueño: reunir a toda la familia para cenar en Nochevieja. Una madre cuenta la historia de cómo Amalia entreteje con su humor y su entrega particular una red de hilos invisibles con la que une y protege a los suyos, zurciendo los silencios de unos y encauzando el futuro de los otros. Sabe que va a ser una noche intensa, llena de secretos y mentiras, de mucha risa y de confesiones largo tiempo contenidas que por fin estallan para descubrir lo que queda por vivir. Sabe que es el momento de actuar y no está dispuesta a que nada la aparte de su cometido.

Un cartel luminoso que emite mensajes desde una azotea junto al puerto, una silla en la que desde hace años jamás se sienta nadie, una Barcelona de cielos añiles que conspira para que vuelva una luz que parecía apagada, unos ojos como bosques alemanes y una libreta que aclara los porqués de una vida entera… Una madre no es solo el retrato de una mujer valiente y entrañable, y de los miembros de su familia que dependen de ella y de su peculiar energía para afrontar sus vidas, sino también un atisbo de lo que la condición humana es capaz de demostrarse y mostrar cuando ahonda en su mejor versión.

Reseña:

Escoger un libro de Alejandro Palomas significa de antemano saber que será un libro donde la ternura, las emociones y los afectos quedarán plasmados en todas sus páginas. Y efectivamente, eso es lo que he encontrado en Una madre. Pero hay más. Mucho más.

La protagonista principal es Amalia. Una mujer maravillosa que a los 65 años debe recomponer su vida pero que, a pesar de ello, rebosa risas y alegría para con los suyos. Sería una especie de ‘madre coraje’ pero en versión risueña, festiva y tierna: Es una madre que sabe que un silencio cómplice, cura más que una palabra. Una persona que sabe que la libertad es más importante que una cadena. Y que conoce lo trascendente que es comprender, que no juzgar.

Conoceremos a esta entrañable mujer y a su familia, durante una celebración de Nochevieja donde, por fin, Amalia ha conseguido reunir a todos los suyos en una cena familiar. La novela está relatada en primera persona de la mano de un hijo de Amalia, Fer. A partir de ahí, iremos conociendo las vidas de los miembros de esta familia. Historias que, como las nuestras, han pasado por muchos momentos.

Esta es una novela altamente escenificada ya que el autor ha sabido recrear una atmósfera a través de los diálogos y de las situaciones que rodean a cada uno de los miembros de esta familia, tal como si fuera un micro mundo donde se nos diera la oportunidad de observar más que de leer. Alejandro Palomas sabe poner movimiento a las palabras, mostrando sentimientos y atmósferas difíciles de explicar y, mediante la lectura de este libro, nos veremos representados en muchos aspectos que se nos narra. Y esto, no es nada fácil de conseguir. Encontrar autores que te pongan voz, a ti lector, no lo consigue cualquiera.

La narrativa es fluida e intimista, con muchos toques de humor y de complicidad. Los sentimientos se exponen a la luz, causando en algún momento hasta deslumbramiento o ceguera. Son momentos mágicos que guardaremos en nuestra memoria durante tiempo: Un cartel luminoso, una silla, un faro… Instantes casi iniciáticos para el lector.

Recomendar la lectura de Una madre es lo mínimo que se puede hacer para con un libro que despierta los sentidos como la risa, la ternura y el optimismo. Este es un libro que no hay que perderse a no ser que uno quiera vivir dando la espalda a las emociones. Para terminar e ilustrar sobre lo que estamos explicando, apuntamos el párrafo que el autor escogió para iniciar el libro segundo de esta novela. Párrafo muy revelador sobre lo que encontraremos en Una madre:

― Cuéntame un cuento, Pew.

― ¿Qué clase de cuento, pequeña?

―Uno con final feliz.

―En el mundo eso no existe.

― ¿Uno con final feliz?

―No, un final.

La niña del faro, Jeanette Winterson.

Share on Facebook3Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

2 thoughts on “Una madre”

    1. Es una lástima porque recomiendo encarecidamente a Alejandro Palomas. Fue mi auto-regalo de Sant Jordi y lo disfruté muchísimo. Saludos cordiales,

Responder a Al rico libro Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *