El cartero siempre llama dos veces

el-cartero-siempre-llama-dos-vecesEl cartero siempre llama dos veces. James M. Cain. 2004 Diario el País.

Biografía (fuente Wikipedia y El País):

James Mallahan Cain (Annapolis, Maryland, 1 de julio de 1892 – University Park, Maryland, 27 de octubre de 1977) fue un escritor, periodista y novelista estadounidense especialmente conocido por sus novelas de ambiente sórdido, englobadas dentro de la novela negra, del que es uno de sus máximos representantes junto con sus compatriotas Raymond Chandler y Dashiell Hammett.

James M. Cain revolucionó el panorama de la novela negra con esta obra, que ha sido llevada al cine en dos ocasiones. Lana Turner y John Garfield fueron los protagonistas en 1946. Jessica Lange y Jack Nicholson, en 1981.

Sinopsis (fuente El País):

Frank Chambers es uno más de los muchos mendigos errantes que recorren Estados Unidos durante la Gran Depresión. Al llegar a la fonda de Los Robles Gemelos sólo busca un plato de comida, pero cambia de idea al conocer a la esposa del dueño: “Tenía una mirada hosca y los labios salidos de un modo que me dieron ganas de aplastárselos con los míos”. Comienza así un viaje hacia la autodestrucción a través de la lujuria y la avaricia.

Reseña:

Buena intriga para una novela de la que sólo se nos recuerda constantemente la famosa escena de la película donde Jessica Lange y Jack Nicholson, protagonizan una tórrida escena en la mesa de una cocina.

Frank Chambers, vago de profesión, pero que siempre ha sabido eludir el delito, llegará a una fonda de carretera en un lugar casi perdido de California y conocerá a Cora, la esposa del dueño del lugar, un griego llamado Padakis. Entre los dos, surgirá una pasión muy difícil de contener y donde, lógicamente, estorbará el marido de Cora.

Novela corta pero muy intensa (poco más de 100 páginas), la novela fue censurada en varios estados de América por su contenido violento y caliente. Recordar que se escribió en el año 1934.

Plagada de acción y economizando diálogos, (sólo a través de las ‘escasas’ conversaciones sabremos lo que piensan sus protagonistas), James M. Cain utiliza una narrativa muy visual y dura para explicar esta historia de pasión, lujuria y locura.

Libro plagado de acción y narrado en primera persona por Frank Chambers, lo mejor de todo es el final donde, extrañamente, parece cumplirse la condición que nadie escapa a su destino. El cartero siempre llama dos veces, es un imprescindible de la literatura negra.

 

 

 

Share on Facebook1Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *