El castillo de los Cárpatos de Jules Verne

el-castillo-de-los-carpatosEl castillo de los Cárpatos. Jules Verne.

Jules Gabriel Verne (Nantes, 8 de febrero de 1828-Amiens, 24 de marzo de 1905), conocido en los países de lengua española como Julio Verne, fue un escritor, poeta y dramaturgo francés célebre por sus novelas de aventuras y por su profunda influencia en el género literario de la ciencia ficción.

Nacido en el seno de una familia burguesa en la ciudad portuaria de Nantes, Verne recibióJules-Verne formación para continuar los pasos de su padre como abogado, pero muy joven decidió abandonar ese camino para dedicarse a escribir. Su colaboración con el editor Pierre-Jules Hetzel dio como fruto la creación de Viajes extraordinarios, una popular serie de novelas de aventuras escrupulosamente documentadas y visionarias entre las que se incluían las famosas Viaje al centro de la Tierra, Veinte mil leguas de viaje submarino y La vuelta al mundo en ochenta días.

Julio Verne es uno de los más importantes escritores de Francia y de toda Europa gracias a la evidente influencia de sus libros en la literatura vanguardista y el surrealismo, y desde 1979 es el segundo autor más traducido en el mundo, después de Agatha Christie. Es considerado, junto con H. G. Wells, «El padre de la ciencia ficción». Fue condecorado con la Legión de Honor por sus aportes a la educación y a la ciencia. (Fuente Wikipedia).

Sinopsis:

El castillo de los Cárpatos -Le Château des Carpathes-, es una novela de Julio Verne publicada en la “Magazine de ilustración y recreo” (Magasin d’Education et de Récréation), revista periódica para la juventud de la editorial Hetzel, como el resto de sus obras. Se publicó entre enero de 1892 y diciembre del mismo año y como un solo volumen en octubre, con ilustraciones en color de Léon Benett. Se trata de una obra fantástica alejada de la temática “científica” de Verne, y en ella ven algunos autores una de las mejores y más románticas historias “vampíricas” de la literatura. (Fuente Wikipedia).

Reseña:

el-castillo-de-los-carpatosEn una entrada anterior, y refiriéndome a libros que han sido posiblemente la fuente de inspiración a posteriores obras en la literatura, hablé de El castillo de los Cárpatos (1892) como una fuente posible del célebre Drácula de Bram Stoker (1897). Evidentemente no puedo afirmar la teoría aunque sí he leído los dos libros;  pero lo que sí puedo decir, sin lugar a dudas, es que la ambientación del lugar en donde se desarrolla la trama del relato de Verne, bien podría haber inspirado al irlandés Stoker ya que en El castillo…, se describe mediante exhaustivos detalles del lugar, la pequeña aldea llamada Werst en Transilvania, sus supersticiosos habitantes y un castillo abandonado en la cumbre de los Cárpatos centrales, propiedad del Barón de Gortz, que haría las delicias de cualquier escritor. En Internet existen varias informaciones donde aseveran coincidencias entre los personajes de uno y de otro autor en las dos obras pero no considero oportuno hacer mención a ello ya que se desvelaría más de lo desarrollado en la sinopsis. Sí debo decir, para aquellos amantes de los libros de terror y vampiros, que aquí no encontrarán estos seres no-muertos sino a unos habitantes muy arraigados a las leyendas y misterios del lugar que apoyarán diversas conjeturas. Este libro que se mueve entre el sarcasmo, la fantasía, el romanticismo y la tecnología tan del gusto de Jules Verne, está enmarcado dentro de un precioso relato de estilo gótico con unos muy enigmáticos y siniestros personajes.

Ante sus ojos se extendía un muro almenado; defendido por un foso profundo, y cuyo único puente levadizo estaba levantado contra la poterna encajada en un marco de piedra. En torno del muro, y en toda la superficie de la meseta, todo estaba tranquilo y silencioso. La penumbra del crepúsculo permitía abrazar el conjunto del castillo, que se dibujaba confusamente en las sombras.

El libro consta de dos partes y cada una de ellas con diversos capítulos extensos muy diferentes a los capítulos cortos actuales a los que estamos acostumbrados. La primera parte, básicamente, servirá para poner en conocimiento del lector en qué lugar se desarrolla la trama y da a conocer el lugar de forma muy precisa -parajes muy hermosos y cómo no, algo tétricos-, a todos los personajes, sus creencias, su posición burocrática en la aldea… Parte imprescindible para entender el conjunto del libro y el desarrollo de una segunda parte magnífica que es donde conoceremos al conde Franz de Télek y su historia de amor con la famosa cantante lírica, fallecida, Stilla.

Este, para mí, ha sido uno de los libros más interesantes de este año al haber podido conocer a otro Jules Verne muy diferente al que estamos acostumbrados y sorprendiéndome muy gratamente. Libro que considero esencial para los amantes de la novela gótica y ambientaciones románticas en la enigmática Transilvania.

Share on Facebook49Share on Google+2Pin on Pinterest1Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *