Cabaret Biarritz

cabaret-biarrtizCabaret Biarritz. José C. Valdes. Editorial Destino.

La agitada vida en la Biarritz de los años veinte, como ciudad cosmopolita estival, sugiere inmediatamente varias imágenes en tonos color sepia donde el alegre y desenfrenado modus vivendi de habitantes y veraneantes dispuestos a olvidar la Gran Guerra, en las terrazas de los hoteles bailando al son de las orquestas, ha quedado representado como uno de los lugares favoritos de la nobleza de aquella época. Un tiempo donde las flappers -mujeres valientes y modernas que bebían, fumaban, conducían coches y tenían un comportamiento similar al de los hombres-, utilizaban los primeros maillots de lana para el baño. Imágenes de largas playas de arena fina como la de Côte des Basques y lujosos comercios como la joyería Boucheron, lugares misteriosos como la gótica Villa Belza, o el aristocrático Hôtel du Palais, hablan de una sociedad de nobles, pero también de vividores, ávida de emociones y donde el incansable descorche, silencioso y sugerente, de botellas de buen vino espumoso francés en copas de fino cristal tallado, despertaban el entusiasmo de una población bulliciosa y ávida de emociones. Todo esto, y más, sería el Biarritz licencioso y lujurioso de los años de entre guerras; y es en este tiempo y lugar… Seguir leyendo en Revista Vísperas…

Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest1Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *