Carmilla

CarmillaCarmilla. Joseph Sheridan Le Fanu.

Carmilla es un cuento o novela corta de Joseph Sheridan Le Fanu publicada por primera vez en la revista The Dark Blue en 1871. Posteriormente, en 1872, se incluyó en una colección del autor junto a cuatro relatos más de misterio y terror en un único volumen llamado En un espejo a oscuras.

Sheridan Le Fanu, novelista irlandés (Dublín, 1814 – 1873), es un autor de culto e imprescindible para los lectores amantes de la narrativa gótica de misterio y considerado uno de los padres de este tipo de novelas y relatos. Dedicando toda su vida a las letras como periodista y escritor, se granjeó el título de ‘El prícipe invisible’ -hermoso título-, a causa de un encierro voluntario durante los últimos años de su vida. (En su día realicé una pequeña biografía de este autor para hablar de otro cuento de su autoría, Un capítulo en la historia de la familia Tyrone, relato precursor de la famosísima Jane Eyre de Charlotte Brontë. La reseña puede encontrarse aquí y recomiendo leerla por sus características y similitudes teniendo en cuenta que Le Fanu escribió Un capítulo en la historia de la familia Tyrone ocho años antes de la aparición de Jane Eyre).

En Carmilla –narrada a través de la voz en primera persona de Laura-, una joven muchacha que vive con su padre en un castillo en Austria en una región muy solitaria, Estiria, se enterará de la muerte de una joven de su edad a la cual estaba esperando. Triste por tener que despedirse de una compañera que la sacaría de su aislamiento, pronto sucederá, ese mismo día, un hecho insólito que hará que olvide su pena: un carruaje sufre un carmilla-ilustracionaccidente en las lindes del castillo y una hermosa muchacha también de su edad que viaja en él, deberá guardar reposo en el castillo a causa del accidente. La madre de la joven no puede quedarse a esperar la recuperación de su hija debido a un asunto urgente y acordará con el padre de Laura pasar a recogerla tres meses más tarde.

El suceso, aunque extraño y excepcional, provocará a la vez alegría y desazón en Laura: por un lado contará con la compañía de Carmilla, que es como se llama la muchacha, pero en cambio, sentirá algo de angustia al creer reconocerla de un misterioso sueño que tuvo hace años. Con ella llegarán también un mundo de nuevas sensaciones que le provocarán gran desasosiego.

Intentaba eludir sus abrazos, no demasiado frecuentes, pero me faltaban energías. Sus palabras resonaban en mis oídos como una canción de cuna y domeñaban mi resistencia sumergiéndome en una especie de sopor, del cual sólo despertaba cuando me libraba de sus brazos. […] Siempre que tenía lugar una de esas escenas me sentía sumamente turbada, y, al tiempo que aumentaba el placer que me producía, aumentaba también mi repugnancia..
Este cuento de Le Fanu tiene un claro componente sexual lésbico que da un toque morboso y diferente a Carmilla ya que esta mujer vampiro únicamente buscará víctimas en otras mujeres. Fue de los primeros escritores en tratar el tema del vampirismo dando a lugar con el tiempo a posteriores  ‘pastiches’ y secuelas en libros, así como televisión y cine sobre estas mujeres que se sustentan de la sangre de sus víctimas. Carmilla tendrá características especiales como poder traspasar habitaciones cerradas o muros, y una hermosura fuera de lo común aunque poseerá unos incisivos extremadamente afilados.
 .
carmilla-2Carmilla se cree que es la fuente de inspiración para el vampiro de Bram Stoker aunque también se alude a El castillo de los Cárpatos de Jules Verne como otra de las posibles musas del célebre Drácula del que también ya hablé en su día.
.
Le Fanu no es un escritor efectista. Prefiere ir desarrollando el relato e ir creando atmósferas de intriga y suspense en ambientes cerrados, opresivos y evocadores. Hay que tener en cuenta que su gran maestro fue MR James, escritor que también creó atmósferas similares. En Carmilla realizará un desarrollo de la trama muy bien estructurada sin dejar de lado el perfil de todos los personajes ni las ambientaciones de parajes tenebrosos. Este reláto específico cuenta con una destreza magistral.
.
Sea Millarca, Mircalla o Carmilla, este es el ‘cuento’ por excelencia de la literatura clásica de terror que nadie debería perderse, precursor de futuros personajes vampíricos. Un imprescindible.
.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *