En el cielo no hay cerveza

en-el-cielo-no-hay-cervezaEn el cielo no hay cerveza. Carlos Salem. Navona Editorial.

Carlos Salem, novelista, poeta y periodista, nació en Buenos Aires (1959) y reside en España desde 1988. Es profesor del centro de Formación de Novelistas de Madrid y dicta talleres de narrativa en España y Suiza, además de de realizar asesoría de novela por videoconferencia para diversos países. Ha escrito novelas, algunas de ellas traducidas al francés, alemán e italiano, relatos, teatro y poesía. Su primera obra, Camino de ida (Navona, 2007), obtuvo el premio de la Semana Negra de Gijón a la mejor primera novela policial escrita en español y fue finalista del Prix 813 en Francia. También fueron premiadas Matar y guardar la ropa (2008), Pero sigo siendo el rey (2009), Cracovia sin ti (2010), Un jamón calibre 45 (2011). Su primera pieza de teatro, El torturador arrepentido (2011) fue representada en Madrid y Barcelona. Es autor también de Muerto el perro (Navona, 2014).

Sinopsis:

Un asesino en serie está eliminando a los más conocidos periodistas de tele-basura. El principal sospechoso es Diosito, un freak de efímera fama desaparecido hace tres años tras ser ridiculizado en directo por esos mismos periodistas. Diosito aseguraba ser el hijo pequeño de Dios, venido a la Tierra para superar la fama de su hermanastro Jesús, a quien detestaba por obsecuente. Sólo un viejo amigo, al que llaman El Poe, cree en su inocencia y recorre las calles de Madrid para hallar al hijo pequeño de Dios antes que los policías corruptos que quieren matarlo. Cuenta con la ayuda de El Gato, un romántico y brutal policía enamorado de una puta virgen, y del detective Arregui, contratado por el Vaticano para evitar el escándalo. En su camino  para demostrar que Diosito no es un asesino, el Poe se cruzará con sus antiguos “apóstoles” (antes fracasados músicos de rock y ahora prósperos empresarios); con su temible madre; con su padrastro el empresario de televisión George S. Atan; y con Magdalena, un transexual colombiano que fuera el gran amor del fugitivo. Tal vez logre salvar a Diosito, o tal vez no. Pero cumplirá con la promesa que le hiciera cuando eran inseparables: escribir, a partir de sus andanzas en busca de fama, un Evangelio de Cerveza-ficción.

Reseña:

Contar con autores fetiche para la estantería de la biblioteca particular, es como tener asegurado un premio de la lotería al 50%. Tan sólo para lograr el otro 50% hay que leer la última novedad editorial correspondiente de ese autor. Es así de fácil y además está pero que muy bien. Uno de esos escritores talismán de mi haber personal literario, es Carlos Salem. 

Varios periodistas de un programa de telebasura, están apareciendo cruelmente asesinados. Todo apunta a que el homicida es Diosito, un friki que buscó también la fama pero que fue ridiculizado por esos mismos periodistas tres años atrás en un plató de televisión. Desde entonces, está desaparecido. Poe, íntimo amigo de Diosito, y convencido de su inocencia, iniciará la búsqueda del verdadero asesino y para ello contará con la ayuda de El Gato, policía, por Arregui, detective contratado por el Vaticano, y por los colegas y Apóstoles de Diosito, antiguos componentes de una banda de rock y fiestas varias.

Y ahora toca una aclaración, y es que Diosito dice ser el hijo pequeño, e ilegítimo, de Dios y de Mariah, que a su vez está casada actualmente con George S. Atan, por lo que Jesucristo es hermanastro de Diosito. Sí. Tal como suena.

Disparatada, irreverente, divertida y, aunque parezca contradictorio, sentimental, En el cielo no hay cerveza es una novela relatada a través de dos espacios temporales por Poe, periodista y escritor, íntimo amigo de Diosito. En una parte Poe nos contará sus pesquisas y contratiempos buscando al verdadero asesino y, también, su indefensión y vulnerabilidad ante un nuevo amor; en la otra, y a modo de diario, nos relatará cómo conoció a Diosito y lo hará a través de un Evangelio de Cerveza-ficción imperdible.

La narrativa de Carlos Salem además de original, hilarante e irónica, es como una crónica sentimental de los personajes que pueblan las noches -también los días, aunque menos-, de Madrid. A través de los ojos de Poe, el álter ego del escritor -y personaje ya conocido de su anterior bibliografía-, haremos un recorrido mordaz, cáustico y también tierno, gracias a una prosa conmovedora y absolutamente certera.

No sé por qué la gente vive esperando vuelcos en lugar de girar las cosas día a día. En los vuelcos, casi siempre alguien sale lastimado.

En el cielo no hay cerveza cuenta con una trama muy bien elaborada donde el lector irá cambiando constantemente de sospechoso gracias a la habilidad del escritor, y con unos giros muy bien ejecutados que lograrán sorprender. Los personajes son diversos y darán riqueza a un texto de 429 páginas que no llega a aburrir en ningún momento. Atención a la nomenclatura de los capítulos así como a la del epílogo, donde descubriremos un bello homenaje.

Con varios guiños a El huevo izquierdo del talento -título del libro publicado por Salem en el 2013 donde también aparecía el personaje de Poe y nombre del blog del escritor-, Carlos Salem mencionará a compañeros de festivales y aventuras de la novela negra de este país, cosa que le engrandece y da al lector un ‘algo más’ divertido, al reconocerlos.

Entretenimiento, poesía, asesinatos y descaro, en una combinación de novela negra y comedia muy sinvergüenza y canalla. Lo dicho, premio asegurado.

Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest2Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *