La verdad sobre el caso del señor Valdemar

la-verdad-sobre-el-caso-del-señor-valdemarLa verdad sobre el caso del señor Valdemar. Edgar Allan Poe. Traducción de Julio Cortázar.

Cuento del escritor Edgar Allan Poe, La verdad sobre el caso del señor ValdemarThe Facts in the Case of M. Valdemar-, fue publicado por primera vez en la revista American Whig Review en 1845.

Edgar Allan Poe -Boston 19 de enero de 1809-, hijo de madre inglesa y padre norteamericano, quedó huérfano a una edad muy temprana y pasó su adolescencia, mayoritariamente, en los estados del sur de los EUA. Considerado como el maestro de los relatos de terror, será especialmente recordado por magníficas obras como La caída de la casa Usher, El gato negro, La verdad sobre el caso del señor Valdemar, Los crímenes de la calle morgue, La carta robadao el espléndido poema de El cuervo. Su muerte, a los cuarenta años de edad, se dice que fue debida a sus excesos con el alcohol aunque muchas fuentes apuntan al suicidio. Fue admirado por escritores como Charles Baudelaire -fue traductor al francés de las obras de Poe-, y todo un mito y leyenda para escritores y lectores.

Con La verdad sobre el caso del señor Valdemar, Poe nos relatará a través de una voz en primera persona, de The_American_Review_December,_1845_Poenombre P…, su interés científico en practicar el hipnotismo a un moribundo para investigar y observar las reacciones de éste bajo sugestión mientras exhala sus últimos soplos de vida. Contactando con un amigo, el señor Valdemar, que sufre tuberculosis y cuya muerte parece inminente, el enfermo aceptará ser partícipe en las investigaciones de P… y le avisará del momento en que los médicos le diagnostiquen el fatal desenlace. Llegado ese día P… se desplazará y, ante la presencia de testigos, procederá a hipnotizar al enfermo agonizante.

Este es un relato en el cual los adjetivos que se podrían utilizar para hacer esta reseña serían demasiados y demostraría poca imaginación pero es que sólo vienen a la cabeza, en el momento de escribir esta crónica, epíteto tras epíteto y a cuál más grandilocuente o llamativo. Y es que este cuento es, además de terrorífico, un enorme escrito -corto en extensión-, maravillosamente desarrollado y con tal detalle y rigor de exposición que el nudo que provoca en el lector es difícil de olvidar.

La narrativa de Poe es tan efectista que, en varios momentos, es difícil de digerir; altamente visual y gótica -la sensación de de estar introducido en el relato, en la misma habitación con el señor Valdemar es tremenda-, que o bien uno termina adorando a este diabólico autor, o se le rechaza abiertamente. Y éste fue el efecto causado sobre los lectores de su época y también sobre los posteriores: adoración.

Durante la historia, el autor hará un experto recorrido por el miedo y el horror y describirá de forma magistral el sufrimiento que entraña el agónico final pero todo ello bajo un punto de vista científico, objetivo del experimento.

Se apunta que a la hora de relatar la muerte por tuberculosis de Valdemar, Poe se inspiró en su experiencia con la enfermedad y muerte de su esposa Virginia también fallecida por tuberculosis tras cinco años de grandes sufrimientos. (Virgina Eliza Clemm Poe era prima hermana de Edgar Allan Poe y contaba con trece años cuando se casó con el escritor doblándole él en edad. Se ha discutido mucho sobre la relación de ambos esposos, llegando a la conclusión, en la mayoría de los casos, que les unía más un amor fraternal que un amor básicamente conyugal aunque es incuestionable que los dos sentían verdadero afecto y cariño mútuo). La enfermedad de Virginia y su posterior muerte causaron una profunda depresión en Poe.

Largas y extensas serían las razones que apuntan cuál sería el motivo de la narrativa oscura, sensible y profunda de Edgar Allan Poe: por una infancia y adolescencia muy complicada, grandes problemas económicos, sus sueños por publicar sus obras… Leyendas que le han conferido de una aura romántica y donde gracias a esa genialidad, forma ya parte del club de los escritores malditos además de contar en su haber ser el precursor de la ciencia ficción, de la novela clásica policial y el maestro de los cuentos fantásticos. Un genio en talento y aptitudes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *