La dichosa importancia de la belleza

La-dichosa-importancia-de-la-bellezaLa dichosa importancia de la belleza. Amanda Filipacchi. Turner.

Amanda Filipacchi estudió en la universidad de Columbia, especializándose en escritura de ficción. Ha colaborado con The New York TimesThe Wall Street Journal y The New YorkerLa dichosa importancia de la belleza es su cuarta novela.

Sinopsis:

Barb es bellísima pero quiere parecer fea, y para eso se disfraza de fea. En cambio Lily, sin ser deforme, es sencillamente horrorosa, de una «fealdad inoperable», pero compone una música que la hace parecer muy bella. Esto, claro, no es una novela realista: es una novela sobre nuestro tiempo, como si Lubitsch dirigiera un episodio de Friends. O como si Wes Anderson adaptara Diez negritos al cine. Porque aquí también hay un asesino suelto. Y un muerto que sigue enviando cartas. De eso va el libro, de eso y de la amistad, el suicidio y los porteros de edificios.

Amanda Filipacchi fue operada de estrabismo cuando tenía seis años, y sabe que la belleza depende del ojo que la mira. Sin embargo, y aunque La dichosa importancia de la belleza se ceba en la vanidad y en nuestra actual obsesión por el físico, Filipacchi nunca plantea lugares comunes; al contrario, escribe contra ellos.

Reseña:

La belleza tiene poder. Ahí está la tragedia.

Tenemos a dos mujeres y una de ellas, Barb, es de una belleza espectacular y hará lo imposible para parecer horrible llegando incluso a disfrazarse para simular su atractivo. Por otro lado está Lily, extremadamente fea y que busca ser bonita de manera desesperada para enamorar al hombre de su vida. Las dos mantienen una lucha interna para compaginar su físico con su verdadero yo y para que los demás las valoren por su interior y no por su imagen exterior. Pertenecen a un grupo de amigos artistas con un ingenio desbordante y, además, entre ellos, alguno podría ser un  potencial asesino. 

La dichosa importancia de la belleza es una novela con una narrativa sencilla y de corte ligero que posee un argumento vivo y surrealista -atención al portero del edificio de Barb-, con unos personajes que asumirán sus vivencias como algo corriente y con absoluta normalidad a pesar de que para nada son hechos habituales. Narrada a dos voces, una con la voz de Barb y otra omnisciente, la novela está ambientada en la ciudad de Nueva York actual.  Con una trama un tanto inconexa, Amanda Filipacchi le da un enfoque novedoso a la ya conocida leyenda de Saint-Exupéry en El Principito -“No se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos”-, buscando incluso sucesos poco felices para sus protagonistas. En demasiadas ocasiones abusa de los giros y convierte a sus personajes en una especie de actores de una obra de teatro satírico utilizando situaciones como metáforas o alegorías pero que, curiosamente, en el conjunto de la novela le funciona ya que el lector querrá saber cómo termina la historia de cada uno de ellos.

… no importa lo cuidadosa que sea: siempre llega un momento en el que su precaución no basta, en el que la mano tiembla demasiado, en el que el mero hecho de ser humana le impide disponer de cada uno de los fragmentos con el grado de delicadeza exactamente necesario y en el ángulo preciso. Intentando alcanzar la perfección en cada uno de sus gestos.

Una vez finalizada La dichosa importancia de la belleza, uno queda extrañado ya que no sabe qué es lo que ha leído exactamente ni cómo clasificarlo: ¿Un cuento de hadas? ¿Una novela satírica, surrealista? ¿Una fábula?

Quizás es un poco de todo. Una narrativa diferente que busca un enfoque distinto para hablar de la belleza y para no caer en ambigüedades.
La …

Share on Facebook9Share on Google+0Pin on Pinterest1Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *