Sally

sallySally. Howard Fast. Navona editorial.

Howard Fast,  Nueva York, 1914 – Greenwich, 2003, se afilió en 1943al partido comunista y en 1950 fue encarcelado por negarse a dar los nombres de las personas que contribuyeron a la creación de un centro para los huérfanos de veteranos americanos de la Guerra Civil española. En prisión empezó a escribir su novela más conocida, Espartaco. Otras obras suyas son Two Valleys (1933), La última frontera (1941) y Freedom Road (1944). Tuvo que utilizar el seudónimo de E.V. Cunningham después de que el Comité de Actividades Antiamericanas prohibiera la publicación de sus libros.

Sinopsis:

Un asesino a sueldo persigue sigilosamente a su víctima en la ciudad de Nueva York. Su objetivo es Sally, una maestra de escuela.  Sally se ve involucrada en una insólita situación, a consecuencia de un error, y es consciente de que no saldrá con vida si no descubre quien es su verdugo.                                                                                                  

De camino al trabajo, Frank Gonzalez, un guapo y duro detective de origen puertorriqueño se interesa por ella al verla sentada en un banco con una expresión de profundo terror en el rostro. Ella le cuenta la historia que la ha llevado a un desesperado callejón sin salida y los dos trazan un plan, con la hipotética ayuda de la policía de Nueva York,  para desenmascarar al asesino antes de que pueda cumplir su macabro encargo. Y así empieza un día de terror para ambos, que se convierte en un duelo mortal entre los dos hombres. Sólo ha transcurrido un día desde que Sally y Frank se han visto por primera vez, pero la intensidad de los acontecimientos que los envuelven crea en ellos una especial relación.

Reseña:

Publicada por primera vez en 1967, Sally de Howart Fast pertenece a la serie de novelas Mujeres publicadas bajosally-1967 el seudónimo de EV Cunningham. Howard Fast fue otro de los autores incluidos en las listas negras de la caza de brujas y estuvo encerrado en prisión durante tres meses al negarse a dar los datos de los contribuyentes de una fundación para huérfanos. Allí empezaría la que sería su novela emblemática, Espartaco, y que hubo de editarse él mismo.

Sally es un entretenido relato que nos contará la historia de cómo un día el detective Frank González, camino a la comisaría, tropezará con una mujer que parece huir de algo o de alguien. La mujer, llamada Sally, le explicará cómo ha llegado a Nueva York y el motivo de su preocupación: un asesino a sueldo está a punto de matarla.

La acción transcurrirá durante un único día y se inicia con el encuentro fortuito entre el detective y la mujer. Ellos serán los protagonistas indiscutibles y a su alrededor tendrán también relevancia el asesino -cómo no-, el jefe de Frank, y aparecerán en menor medida dos personajes más que son el detective del hotel donde se aloja Sally o un boxeador amigo de Frank. Así, con un elenco reducido de personajes y una única trama, irá avanzando un día de una gran intensidad.

Existen pasajes en el relato que están recreados como si de un guión cinematográfico se tratara, llegando a conseguir una excelente ambientación y donde se puede palpar, y sentir, el miedo y la angustia. Exactamente, hay una escena en Central Park mientras cae la noche, muy bien lograda. Tan sólo por este instante, el libro ya merece la pena ser leído aunque la trama es algo ligera. Al ser una novela escasa de personajes y donde no hay sub-tramas, es esencial el dinamismo y se consigue sobradamente. Los giros, por demás, son innecesarios y es un buen punto a favor.

Sencilla y ágil, un buen ejemplo de novela de acción muy digna sin necesidad de adornos innecesarios.

Share on Facebook11Share on Google+0Pin on Pinterest2Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *