Homo homini lupus

homo-homini-lupusHomo homini lupus. Robert Shearman. Fata Libelli Editorial.

Robert Shearman es guionista, dramaturgo y escritor de relatos fantásticos, extraños y cargados de un humor inquietante. Ha recibido multitud de premios por su labor teatral, pero también es conocido por su trabajo como guionista para Doctor Who ya que fue responsable de reintroducir a los célebres daleks en un episodio que fue nominado para un premio Hugo. Escritor devoto de historias cortas, ha publicado las premiadas recopilaciones Tiny Deaths (2007, World Fantasy Award), Love Songs for the Shy and Cynical (2009, British Fantasy Award), Everyone’s Just So So Special (2011) y Remember Why You Fear Me (2012, British Fantasy Award).

Sinopsis:

Un perro y un humano comparten habitación en el infierno; unos padres descubren con alegría que su hija de dos años está embarazada; un matrimonio se da cuenta de que los nuevos vecinos, además de una molestia, no son lo que parecen; un extraño secuestro no acaba según lo previsto.

En estas páginas encontrarás historias que mezclan la ternura con el espanto, el humor con el terror, lo perturbador con lo cotidiano. Los relatos de Robert Shearman desbordan imaginación, misterio e ingenio y nos muestran el lado más extraño y grotesco de la realidad.

Shearman es un narrador nato que se desenvuelve con igual soltura escribiendo teatro, televisión y ficción breve. Conocido por ser quien reintrodujo a los daleks en el universo de Doctor Who, sus colecciones de relatos se han llevado entre ellas premios tan prestigiosos como el World Fantasy o el Shirley Jackson. Estos premios no han hecho más que constatar que Shearman es ahora mismo una de las voces más originales y talentosas del terror contemporáneo.

Reseña:

Cuentos oscuros de lo humano es el subtítulo de Homo homini lupus, los relatos del guionista y escritor Robert Shearman que ha publicado este mes de junio la editorial Fata Libelli en formato digital.

Que nadie espere de estos relatos algo predecible y con cierres probables. Para nada. Homo homini lupus es una vuelta de tuerca, un asalto y casi un atraco a mano armada a la imaginación de cualquier persona. (Si alguien se pensaba que era imaginativo, que vaya cambiando de opinión después de leer estos relatos).

Robert Shearman no da un paso más alla en lo creativo sino que lo desborda de forma magistral.

Mi hija Laura está embarazada. Me daría igual, pero es que solo tiene dos años. Su tripita de niña está dilatada por la carga del bebé que lleva dentro. Solo hace nueve meses que empezó a caminar y ahora tiene que hacerlo apoyándose en las paredes porque si no el enorme bulto de la barriga la tiraría al suelo. Mi mujer está tan contenta. Encantada de la vida. (Este párrafo pertenece al cuento Un madito milagro tras otro).
Los relatos que integra Homo homini lupus son relatos muy surrealistas. Robert Shearman compone unas historias difícilmente clasificables donde hallaremos misterio, terror, fantasía y hasta humor negro -muy negro-. Son cuentos donde ese lado oscuro de cada persona se despierta y se muestra de manera aparentemente real: El hombre es un lobo, sería la traducción de Homo homini lupus. Y es ese lobo que está escondido, el que deja salir a pasear  Robert Shearman a través de los personajes de esta antología.

Los relatos, y por orden cronológico, son “Alicia a través del plástico”, “Rotulador azul, rotulador amarillo”, “Un maldito milagro tras otro”, “El bigote de George Clooney”, “El espacio oscuro de la casa dentro de la casa del jardín en el centro del mundo” y “Ola de frío” y vienen con lista de música: Homo homini lupus, música para asistir al gran cabaré del fin del mundo.

Las narraciones están contadas con un estilo sencillo y ameno aunque las situaciones que nos presente el autor sean de una gran extravagancia; es precisamente esa misma sencillez que hace que las historias se lean de corrido y se puedan observar dentro de una normalidad y naturalidad apabullante a pesar de todo lo chocante que describe.

Los protagonistas, en ocasiones, realizan largos soliloquios para describir qué es lo que están pensado y son diálogos casi hipnóticos.

Estos relatos, mezcla de comedia y horror, no son los relatos de terror habituales que puedan llevar al sobresalto. Son narraciones diferentes y curiosas que pretenden ofrecer algo extraño al lector y se consigue sobradamente. El mismo autor, se considera un friki de la literatura. Quizás. Lo que es seguro es que esta antología es todo un acierto.

Share on Facebook0Share on Google+9Pin on Pinterest4Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *