Y todo a media luz (Comisario Ricciardi)

y-todo-a-media-luz-ricciardiY todo a media luz (Comisario Ricciardi). Maurizio de Giovanni. Lumen.

Maurizio de Giovanni nació en 1958 en Nápoles, ciudad en la que actualmente vive con sus hijos y su esposa Paola, fiel colaboradora. El personaje del comisario Ricciardi nació como protagonista de un cuento ambientado en la ciudad de Nápoles y en años 30 del siglo pasado. El éxito de estas pocas páginas fue tan rotundo que el autor siguió trabajando, así que de momento existen seis novelas dedicadas a él, de las que Lumen ya ha publicado la primeras cinco, tituladas El invierno del comisario Ricciardi, La primavera del comisario Ricciardi y El verano del comisario Ricciardi y El otoño del comisario Ricciardi y Con mis propias manos. Ahora presentamos Y todo a media luz, una novela que ya ha conquistado al público italiano. Además de ocuparse de su querido comisario, el autor ha inaugurado una nueva serie de novelas, ambientadas en la época actual. La primera, titulada El método del cocodrilo, se ha publicado en la colección “Roja y Negra” del sello Reservoir Books.

Sinopsis:

Corre el año 1932. Ha llegado la primavera a Nápoles, y las calles se llenan de gente dispuesta a estrenar vestidos ligeros y pamelas, pero Ricciardi está demasiado ocupado resolviendo un nuevo caso como para percatarse de que el aire es ahora más ligero: Rosaria, una joven de veinticinco años, ha sido asfixiada en su habitación del famoso burdel Paraíso con una almohada. Allí la encuentran Ricciardi y su inseparable ayudante Maione, descompuesta entre las sábanas, con signos evidentes de asfixia, pero sin otras heridas que puedan delatar al asesino. Al parecer, tampoco falta nada importante que pueda hacer pensar en un robo, y el asunto se complica…

Muy pronto Ricciardi y Maione descubren que Rosaria era una prostituta muy especial, tanto que la llamaban Víbora. Su belleza y sus artes amatorias eran conocidas en toda la ciudad, hasta el punto de que Sergio Ventrone, un distinguido caballero, estaba pagando sus servicios en exclusiva, y Giuseppe Coppola, un joven repartidor de fruta, estaba dispuesto a casarse con ella. Giuseppe fue el último hombre que la vio viva, y Ventrone el primero que la vio muerta: ¿quién más la vio entre una visita y otra?

Al final el caso tendrá una resolución insólita, pero el lector descubrirá una vez más que el amor y el hambre están siempre ligados a las muertes violentas, y quien mejor sabe hilvanar estas pasiones es Maurizio de Giovanni.

Reseña:

Muerte y hambre en el Nápoles de las camisas negras y del Duce, donde el comisario Ricciardi, un hombre con un don especial que le permite saber qué es lo último que ha pensado un muerto antes de fallecer, deberá investigar el asesinato de una prostituta en la habitación del burdel donde vivía y trabajaba.

Maurizio de Giovanni vuelve con su saga del comisario Ricciardi y por orden cronológico -a lo que a estación se refiere y en plena Pascua en primavera de 1932 en Nápoles-, con Y todo a media luz, título que hace referencia al célebre tango A media luz.

La ambientación -tanto en esta ocasión así como también en las anteriores novelas-, de un Nápoles de la época de esplendor de Mussolini -pero por desgracia no de esplendor para los italianos-, es espectacular ya que ha sido un gran acierto enmarcar una saga de novela negra en ese tiempo. Las costumbres y cultura popular de Nápoles -como por ejemplo la gastronomía-, es un plus a unas novelas que parecen estar escritas para una película en blanco y negro.

La trama, nuevamente, está muy bien organizada; habrán episodios fuera de la propia investigación del asesinato de la prostituta que harán nuestras delicias y que servirán para dejar muy claro la época de muerte y hambre que les tocó vivir a los italianos.

Con un estilo suave pero rotundo a la vez y a través de varios giros, la trama se dirigirá a paso firme hacia su resolución -con sorpresa final-, con un comisario más taciturno y preocupado.

La primavera no tiene piedad.

Se refleja en los coletazos del crepúsculo echándose la noche sobre los hombros como si fuese la más hermosas de las capas; se mira y se regocija, pletórica de flores y de hojas recién retoñadas, y no tiene piedad.

Vuelven a repetir personajes de las anteriores novelas como Maione, Livia, Modo, el travestí Nenita, Enrica o la tata Rosa. Toda una familia de imprescindibles; y cómo no, el puritanismo, las tradiciones y la represión, darán a esta novela un algo más: un toque diferenciador a otras sagas. El comisario Ricciardi -un hombre misterioso y solitario-, un investigador atípico que ha cautivado a millones de lectores por su enigmático perfil, y una persona poco dada al amor, es pieza fundamental de todas las novelas y también aquí. Un protagonista casi feroz, que se come y llenaría todas las páginas de los libros de la serie  pero donde también tienen cabida más personajes y sub-tramas.

Dicen que el comisario Ricciardi es el alter ego de Maurizio de Giovanni. Lo que sí es seguro es que este investigador con habilidades especiales, debe ser leído de manera inexcusable.

Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest3Email this to someone

2 thoughts on “Y todo a media luz (Comisario Ricciardi)”

  1. Muy interesante su reseña. En ella se cita este párrafo:
    La primavera no tiene piedad.
    Se refleja en los coletazos del crepúsculo echándose la noche sobre los hombros como si fuese la más hermosas de las capas; se mira y se regocija, pletórica de flores y de hojas recién retoñadas, y no tiene piedad.
    ¿Podrían decir quién tradujo la novela ‘Y todo a media luz’ de Maurizio de Giovanni? No consta ese dato y considero que es importante para los lectores de su blog. Gracias. Saludos. Muriel

Responder a Muriel Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *