Frankenstein

FrankensteinFrankenstein. Mary W. Shelley. Traducción de Francisco Torres Oliver. Alianza Editorial.

Recogido de entre los hielos del Ártico, Victor Frankenstein cuenta su vida y su tragedia al capitán Walton: cómo descubrió el secreto para dar vida a la carne muerta y cómo creó el monstruo que después se rebeló contra él y al que ahora persigue. Surgida de una competencia amistosa entre Lord Byron, Polidori, Shelley y su esposa Mary Wollstonecraft Shelley, “Frankenstein o el moderno Prometeo” es una novela que, si bien responde a las características generales del llamado género gótico, traspasa los límites del mero relato de horror e incorpora rasgos innovadores que la sitúan en los orígenes de las narraciones de ciencia ficción. El optimismo científico, la posibilidad de la animación de la materia alentada por los estudios sobre el galvanismo, las leyendas sobre la creación de golems u hombres artificiales y diversos componentes míticos (Fausto, la bella y la bestia, Prometeo) confluyeron en la creación de un personaje cuya dimensión simbólica le ha valido un lugar indisputable en el imaginario contemporáneo.

Traducción de Francisco Torres Oliver.

Reseña

Un nuevo ser surgido de la ciencia nacido de carne muerta. Un nuevo Prometeo. Un hombre de extrema fealdad; un monstruo. Un ser que horroriza a quien lo ve. Un hombre solitario que vive en los glaciares y es un asesino despiadado. El bien y el mal se funden, se abrazan, para sembrar dolor y venganza…

Frankenstein o el moderno Prometeo es uno de los libros de terror gótico imprescindibles de la Literatura Universal. Considerado también como el primer relato de ciencia ficción conocido, la primera edición remonta a 1817. Su autora, Mary W. Shelley —escritora británica casada con Percy Bysshe Shelley, poeta romántico—, lo ideó después de recoger el reto que le lanzó Lord Byron para componer una historia de terror. Teniendo referencia sobre el científico Andrew Crosse que investigaba en cadáveres manipulándolos con electricidad para dotarles de animación, Mary W. Shelley pergeñó una de las historias más terroríficas y reconocidas de todos los tiempos.

La novela, epistolar, relatada en primera persona, nos contará la desgraciada vida de Víctor Frankenstein: un ambicioso estudiante suizo de medicina que se obsesiona con la idea de crear un cuerpo a partir de fragmentos de cadáveres y dotarle de vida gracias a la electricidad. Este ser —sin nombre aunque siempre lo hemos conocido bajo el sobrenombre de Frankenstein tomando como propio el del creador del cuerpo—, que llega a medir más de 2 metros, es un engendro pálido y horrendo que toma vida en el momento de finalizar el experimento. Víctor Frankenstein, horrorizado por lo que ha creado, huye del laboratorio. Cuando regresa, el lugar ha sido pasto de las llamas y el ser ya no está. Convencido de que la pesadilla ha terminado, seguirá con su vida y con sus estudios. Pero se equivoca.

Nada hay tan doloroso para el espíritu humano, tras la excitación que provoca la rápida sucesión de los acontecimientos, como esa calma mortal de apatía y certidumbre que la sigue, y priva al alma de toda esperanza y temor.

Frankenstein de Mary W. Shelley ha sido diseccionado, analizado y estudiado de forma detallada dando pié a diversas conjeturas y cábalas. Lo que sí es cierto es que Frankenstein o el moderno Prometeo hace referencia directa a la osadía del hombre científico en su búsqueda para crear o destruir vida, haciendo un símil con el mito griego.

Frankenstein ha sido una de las obras que más veces ha sido reinterpretada ya bien en el cine o en múltiples versiones escritas. De hecho, del propio original existen tres ediciones: la primigenia de 1817, la corregida por Percy Shelley en 1818  y la reescrita en su totalidad por la propia autora en 1831. Alianza Editorial se hace eco de ésta última con un prefacio de la autora explicando cómo surgió la idea del monstruo.

Obra clásica imprescindible en el haber de aquel lector al que le guste el género de lo insólito. Perderse entre la narrativa terrorífica de Mary W. Shelley es uno de los mayores placeres. Un buen libro para disfrutar y ser releído cuantas veces sea necesario. Una joya gótica ineludible.

Share on Facebook177Share on Google+0Pin on Pinterest4Email this to someone

2 thoughts on “Frankenstein”

  1. Me encanta Frankenstein, me viene genial tu post para hacerme el propósito de releerlo este verano. También me apetece un montón leer la nueva novela de William Ospina, El año del verano que nunca llegó, que recrea ese encuentro entre Mary Shelley, su marido Percy, lord Byron y William Polidori del cual surgió la idea de escribir Frankenstein. ¡Saludos!

    1. ¡Hola! Yo también estoy recuperando lecturas que leí hace un montón de años y esta me ha encantado porque he descubierto cosas que antes no había visto. El de William Ospina, lo tengo para leer y espero hacerlo en breve. ¡Gracias por por pasarte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *