Crímenes imaginarios

crimenes-imaginariosCrímenes imaginarios. Patricia Highsmith. Anagrama.

Patricia Highsmith (1921-1995), una de las escritoras más originales y perturbadoras de la narrativa contemporánea, ha publicado en Anagrama las novelas El talento de Mr. Ripley (Premio Edgar Allan Poe y Gran Premio de la Lite­ratura Policíaca), La máscara de Ripley, El amigo americano, Crímenes imaginarios, El juego del escondite, Extraños en un tren, Tras los pasos de Ripley, Un juego para los vivos, Rescate por un perro, Gente que llama a la puerta, El hechizo de Elsie, Mar de fondo, El cuchillo, Carol, Ripley en peligro, Small g: un idilio de verano, El diario de Edith, Ese dulce mal, El temblor de la falsificación, El grito de la lechuza, La celda de cristal y Las dos caras de enero; los libros de relatos Sirenas en el campo de golf, Catástrofes, Los cadáveres exquisitos, Pájaros a punto de volar, Una afición peligrosa, Pequeños cuentos misóginos y Crímenes bestiales; así como el libro de ensayos Suspense.

Sinopsis:

Sidney y Alicia Bartleby, un joven matrimonio, residen en un pequeño cottage en la campiña inglesa, él escribiendo, ella pintando. Están casados desde hace varios años y llevan una vida muy aislada. Sidney está redactando e intentando vender unos guiones para una serie televisiva, lo que les permitiría paliar sus estrecheces económicas, mientras sigue esperando la respuesta de un editor norteamericano sobre la publicación de una novela que han rechazado ya varias editoriales. La relación entre ambos se va deteriorando y Alicia para descargar la tensión decide, como ya ha hecho en otras ocasiones, ir a pasar un tiempo a Brighton. Aunque en esta ocasión convienen que la separación será indefinida, hasta que ella sienta deseos de volver… Sidney, cuya imaginación trabaja sin descanso, fabula sobre qué pasaría si él hubiera asesinado a Alicia, en vez de tratarse simplemente de una separación provisional, y empieza a comportarse de forma extraña… Y, a fuerza de imaginar cosas horribles, acaban por suceder cosas horribles que dejarán al lector sin aliento.

Reseña:

Maestra, reina del suspense… Varios son los adjetivos que catalogan a Patricia Highsmith como una de las mejores -o la mejor-, dama de la intriga, de los giros inesperados, de los ambientes opresivos o la creadora de los personajes más ambiguos que ha dado la literatura. Crímenes imaginarios sería una excelente muestra de un libro que recoge todos lo dicho anteriormente y que pone bien de manifiesto las virtudes de esta magnífica escritora.

Sidney, guionista y escritor, y Alicia, pintora aficionada, están casados y viven en una casa aislada en la campiña inglesa. Las tensiones entre ellos empiezan a ser habituales por lo que Alicia decide tomarse un descanso e irse un tiempo pero, a diferencia de otras ocasiones -ya ha sucedido en algún que otro momento-, no tendrá fecha de regreso sino que se reintegrará a su casa y con su marido cuando sienta deseos de volver. Sidney, durante este período de ausencia de Alicia, empezará a fantasear con haberla matado y su comportamiento, para quienes le conocen, será cada vez más extraño…

Esta es una novela apasionante. Arriesgando mucho, se podría decir que con apenas tres personajes principales y algunos de secundarios -arriesgando ya que en realidad es Sidney quien lleva casi todo el peso de la novela a sus espaldas-, Patricia Highsmith construye una compleja historia que sería todo un decálogo sobre cómo recrear un ambiente de suspense con unos limitados entornos escénicos y sin exageraciones ni actitudes exhibicionistas sino con el comportamiento extraño de Sidney y las reflexiones, análisis y soliloquios del personaje. Su imaginación -así como su ambigüedad moral: ¿Es bueno? ¿Perverso?-, traspasará al lector y le mantendrá con una altísima incertidumbre durante todo el libro. Curiosamente, Crímenes imaginarios dispone de un lento transcurso de los acontecimientos que hará que la intriga se intensifique gracias a una narrativa a simple vista sencilla pero que se encuentra muy bien trabajada, elaborada y estudiada. Gracias a los giros -limpios y sin trampas y muy sorpresivos-, se mantendrá la tensión al límite. Por si todo esto no fuera poco, son diversos los momentos conseguidos de clímax  gracias a ser exquisitamente visual y, a pesar de toda la fuerte trama psicológica que acarrea la historia, la intriga se mantiene durante todo el libro de manera imperturbable. Por último, el giro final y el desenlace es realmente de nota muy, pero que muy alta.

Una historia diseñada a la perfección con una trama milimétrica y unos personajes turbios. Crímenes imaginarios es un libro que todo amante de la intriga y del suspense debería leer en algún momento al ser esencial en el haber del lector. Y, por supuesto, Patricia Highsmith la verdadera y auténtica reina de la intriga.

Share on Facebook36Share on Google+8Pin on Pinterest105Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *