El caso del anillo de los filósofos

el-caso-del-anillo-de-los-filósofosEl caso del anillo de los filósofos. Randall Collins. Valdemar, colección El Club Diógenes.

Un muro de silencio –erigido en parte por el propio confidente de Mr. Holmes, el doctor John H. Watson– ha rodeado desde su origen el affaire conocido como El caso del anillo de los filósofos, que se remonta al año que precedió al estallido de la Primera Gran Guerra. Finalmente, cuando ya se creía que el misterio permanecería en la sombra para siempre, el doctor Randall Collins, eminente erudito norteamericano, sorprende a la opinión pública con la edición del manuscrito original de Watson, desenterrado de los archivos tras años de estudio y celosa investigación, que contiene una fiel relación de los hechos que constituyen lo que se ha dado en llamar El caso del anillo de los filósofos.

Los acontecimientos que tuvieron lugar aquel año colocaron a Holmes en el centro del mundo intelectual de la época –un mundo que aborrecía especialmente– y le obligaron a desempeñar un papel que cambió la historia del pensamiento contemporáneo. De una u otra forma, los cerebros más destacados de la intelectualidad europea se vieron envueltos en esta escabrosa historia: el filósofo y agitador político Bertrand Russell, el ingeniero de la razón y arquetipo del genio Ludwig Wittgenstein, el economista John Maynard Keynes, el místico y matemático hindú Ramanujan, y «El hombre más perverso de Inglaterra», Aleister Crowley, entre otros.

Reseña:

Hay ocasiones en que las fuerzas cósmicas se alinean para recordarte que hay libros que has comprado, que aún no has leído, y que están apilados en algún lugar de la casa a punto de perder el equilibrio con sólo una corriente de aire.

El aviso galáctico llegó en forma de artículo de la mano del escritor Guillermo Altares en Babelia, el 8 de septiembre, donde con el enunciado de ‘Literatura de franquicia’ hacía referencia a la polémica suscitada sobre la 4ª entrega de la saga de Millenium de la mano de David Lagercrant. Guillermo Altares aludía que no era nada nuevo que se publicara una continuación de un escritor ya fallecido y para ello hacía un recorrido nombrando, entre otros autores, a John Banville o Sophie Hannah como escritores que habían resucitado series o personajes de la literatura. Así mismo, explicaba la normalidad de este hecho en el cine o en el cómic con los revival y hacía mención expresa a Sherlock Holmes como un claro ejemplo de creación de género propio con los apócrifos llamados también ‘pastiches’. En el artículo aludía específicamente como una muy buena novela a El caso del anillo de los filósofos, un pastiche-joya del sociólogo y filósofo Randall Collins. (Ver el artículo completo aquí).

Con gran alegría por mi parte, recordé que el libro fue comprado con otros pastiches más en la librería de referencia en Barcelona, y próxima a su cierre, Negra y Criminal, a la que asistí para una presentación-convocatoria del Círculo Holmes en dicho lugar. Tan sólo debía buscar el libro entre el montón de ‘pendientes-crónicos’ y salvarlo.

El caso del anillo de los filósofos es un libro muy serio que trata con absoluto rigor la figura de Sherlock Holmes así como todo el entorno del detective y de la época. Con una calidad excepcional por los personajes y algunas sociedades secretas que aparecen, más un final alegórico que -en mi humilde opinión-, es soberbio, Randall Collins supo crear no sólo un digno apócrifo sino un libro en el que el lector no debería perderse ni un punto ni una coma porque además está repleto de detalles que hay que disfrutar al máximo.

Todos los protagonistas del libro son intelectuales de reconocida reputación. Entre ellos hacen su aparición, por ejemplo, Wittgenstein, Bertrand Russell o Ramanujan. Hombres singulares y excepcionales, filósofos o matemáticos, que dan un valor muy sólido a esta trama de 263 páginas.

Holmes será requerido por Bertrand Russell, miembro del Trinity College, por el robo del cerebro de un filósofo. (Sí. Tal como suena). Cuando Holmes se desplaza a Cambridge con su inseparable Watson, tendrá un encuentro de los más divertido con Annie Besant -activista y feminista, Doctora en Filosofía y Letras, ensayista… y un largo etcétera-,  mientras se produce una manifestación en el campus. A partir de aquí se iniciará la investigación y haremos, con la lectura, un recorrido didáctico y esclarecedor sobre temas que despuntaron en el Reino Unido -la novela está ambientada un año antes de la I Guerra Mundial-, como la filosofía, matemáticas, sociedades iniciáticas -entre ellos los interesantísimos  Apóstoles de Cambridge-, o también se hablará sobre el ocultismo, el hipnotismo y el arte de la magika de la mano de Aleister Crowley -The Great Beast 666 y autor del Libro sagrado de la Ley-, en el papel magnífico de un nuevo Moriarty.

El caso del anillo de los filósofos es un libro con un claro componente esotérico y misterioso muy bien trabajado. El enigma está latente en todo momento y los personajes son todos fantásticos; la solidez del propio Holmes -narrado en todo momento por Watson como no podía ser de otra manera-, así como el resto de protagonistas es enorme. (Atención especial a un encuentro de Holmes con un personaje muy, pero que muy conocido). La narrativa de Randall Collins y la consiguiente traducción de Javier Sánchez García-Gutiérrez es espléndida. Tan sólo un pequeño detalle para una joya muy, muy, grande y que hace referencia directa a la editorial Valdemar y a la colección Club Diógenes ya que en el libro he encontrado a faltar una biografía del autor, Randall Collins, aunque encontraremos una nota como introducción a la trama de él mismo y un Dramatis Personae para saber quién es quién. (¿Es posible que en la edición original tampoco existiera una bío de Randall Collins y por eso no aparece en ésta de El Club Diógenes?).

Libro para disfrutar e incluso, para releer en diversas ocasiones y descubrir algún detalle que puede haberse escapado en una primera lectura. Para amantes de Sherlock Holmes, del esoterismo y de las tramas bien urdidas y ambientadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *