El país de la bruma

el-pais-de-la-brumaEl país de la bruma. Arthur Conan Doyle. Ediciones Espuela de Plata.

Arthur Conan Doyle. El éxito y la popularidad conseguidos con sus personales – Sherlock Holmes, Watson, el profesor Challenger o el brigadier Gérard – inclinaron hacia la literatura al novelista británico sir Arthur Conan Doyle (1859-1930), médico de profesión. Sin embargo, desempeñó tareas sanitarias dentro del ejército en la campaña de Sudán y en la guerra de los bóers. Además de renovar el género policiaco, creó novelas de anticipación como El mundo perdido.

Sinopsis:

Arthur Conan Doyle (1859-1930) no sólo fue extraordinario narrador de historias populares, fue también un apasionado y reincidente defensor del espiritismo al que dedicó una docena de libros y folletos entre 1918 (The New Revelation) y 1926 (The History of Spiritualism). El asunto espiritista es abordado también por él en una de sus últimas novelas, El país de la bruma (The Land of Mist, 1926), que es también la última de la serie dedicada al profesor Challenger, serie menos frecuentada que la de Sherlock Holmes, pero a la que pertenecen joyas de la literatura fantástica como La zona ponzoñosa o El mundo perdido. El país de la bruma es un relato bastante menos novelesco que sus otras compañeras de serie, pero, aunque apenas si aparezca en él el desmesurado y aventurero Challenger (sustituido por una hija suya y un bienintencionado periodista) y resulte a veces demasiado visible el propósito apologético de nuestro novelista, será leído con interés por los numerosos seguidores de Conan Doyle y los aún más numerosos devotos de lo secreto, lo invisible y lo fantasmal.

Reseña:

El profesor Challenger, médico de profesión, es el protagonista de una serie de Arthur Conan Doyle donde hizo su primera aparición con el libro El mundo perdido (1912). Se dice que para perfilar el personaje de Challenger, Arthur Conan Doyle se basó -como ya hiciera con Bell para su personaje de Sherlock Holmes-, en un profesor de fisiología que conoció en Edimburgo, William Rutherford.

Esta saga de Challenger está orientada a la ciencia ficción y a la fantasía. En éste su tercer libro El país de la bruma (hubieron dos novelas más anteriores así como dos cuentos), se centrará en el espiritismo del que Arthur Conan Doyle fue un gran defensor.

Si en la propia sinopsis del libro encontramos el apunte de que puede resultar demasiado visible el propósito apologético, se agradece el aviso y sabremos qué vamos a encontrar en esta novela: aventuras orientadas en el  mundo espiritista y de fantasmas. El personaje del profesor realizará escasas apariciones y los verdaderos protagonistas de El país de la bruma son Edward Malone, periodista, y la hija de Challenger. Todo girará para descubrir las verdades y mentiras que se esconden detrás de falsos médiums o de los que sí lo son realmente, exhibiéndolos continuamente en esta ligera trama.

Apenas se percibe el carácter de Challenger debido a sus escasas apariciones (únicamente al inicio y final de la novela) aunque se distingue un carácter fuerte y a veces incluso explosivo que nada tendrá que ver con el inquieto o abatido -según la ocasión-, Sherlock Holmes.

Doyle es un genio de la palabra escrita aunque en este libro específico sólo desplegará su esplendor para hablarnos de aquello que le apasiona y, haciendo un discurso casi ininterrumpido sobre la veracidad del espiritismo, precisamente debido a su constante aleccionamiento sobre ello no se percibirá ésta como una historia creíble. La trama, muy ligera, será previsible dejándonos sin enigma y sin apenas aventuras.

El país de la bruma es un libro que debe leerse como curiosidad más que con la intención de disponer de una lectura ágil y adictiva. Será para aquellos seguidores de Doyle que se sientan atraídos por su pasión por los espíritus o por conocer otras historias del magnífico médico y escritor británico. A destacar la buena reedición de Espuela de Plata para la nueva publicación en este año 2015.

Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest3Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *