Jugada de presión

Jugada de presión. Paul Auster. Traducción de Benito Gómez Ibáñez. Anagrama.

Por Miguel A. del Hierro @CeladaDream

Paul Auster nació en 1947 en Nueva Jersey y estudió en la Universidad de Columbia. Tras un breve perí­odo como marino en un petrolero, vivió tres años en Francia, donde trabajó como traductor, “negro” literario y cuidador de una finca; desde 1974 reside en Nueva York. Galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 2006 por su carrera literaria.

Sinopsis

Max Klein es detective privado, está pensando en tomarse un descanso cuando George Chapman lo llama para solicitar sus servicios. Su futuro cliente era hace cinco años el mejor jugador de baloncesto de la temporada. Pero Chapman era también el espejo terrible en el que se miraba Max; tení­a su misma edad, habí­a estudiado en las mismas universidades, él también habí­a jugado al baloncesto, y ahora sentí­a que estaba en un callejón sin salida. Su matrimonio se derrumbaba, estaba muy endeudado, y harto de su trabajo en la oficina del fiscal del distrito. Aquélla resultó ser la última temporada de George Chapman, porque un accidente de coche acabó con su carrera deportiva. Ahora vuelve, con un perfil intachable de defensor de los débiles y candidato a senador. Pero ¿por qué un buen y honrado héroe americano necesita un detective privado? Jugada de presión es la primera novela que escribió Paul Auster. Fue publicada con el seudónimo de Paul Benjamin, y durante muchos años circuló como un libro de culto entre entendidos de la novela negra.

Reseña

Jugada de presión me llamó la atención por tratarse de una novela negra de Paul Auster —fue publicada bajo seudónimo con el nombre de Paul Benjamin—. La siguiente sorpresa fue saber que se trataba de su primera novela, la que le abrió las puertas a su futuro como escritor. Ya por último la sorpresa más agradable fue encontrar en apenas doscientas páginas una historia que inicia el ritmo desde el primer párrafo sin detenerse hasta llegar al final.

El protagonista de esta trama es Max Klein, detective privado al estilo clásico que se encuentra envuelto en una historia donde nada es lo que parece.

El caso, que en un principio Klein no quería aceptar, comienza con la visita de George Chapman, estrella del béisbol, ahora retirado.

Dejó claro que no le agradaba mucho el hecho de encontrarse en mi oficina…. No perdió el tiempo en decirme a qué había venido. Al parecer, alguien pretendía asesinarlo.

Como ya hemos dicho la historia no es tan simple y esconde secretos que Klein va sacando a flote poco a poco aún a riesgo de su vida, haciendo que el relato se vuelva más interesante en cada página. A la escena, en la que encontramos desde un capo mafioso, supuestamente retirado, a empresarios, políticos, abogados y hasta un escritor, se le unen la ex esposa de Max y su hijo Richie así como la hermosa y seductora mujer de Chapman creando una atmósfera de tensión y peligro debidamente dosificados.

Auster, en este su primer libro, al margen de la intriga nos muestra también dos de sus pasiones: Nueva York y el béisbol. Pero ante todo deja ver lo que vendría después: un genuino contador de historias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *