Tan solo el fin del mundo

Tan solo el fin del mundo. Jean-Luc Lagarce. Traducción Cristina Vinuesa Muñoz. Editorial Dos Bigotes. 

Lanzamiento: 16 de enero de 2017

Jean-Luc Lagarce nace en 1957 en Héricourt, Francia, en el seno de una familia de clase obrera. En 1977, mientras estudia en la Facultad de Filosofía de Besançon, funda la compañía Théâtre de la Roulotte. En 1990 recibe una beca Leonardo Da Vinci y se muda a Berlín, donde escribe ‘Tan solo el fin del mundo’, que es considerada su obra maestra. Desde su muerte en 1995, con solo 38 años, su prolífica obra literaria (veinticinco obras de teatro, un libro de relatos, un ensayo e incluso un libreto de ópera) ha conocido un creciente éxito de público y crítica, convirtiéndose en uno de los nombres fundamentales de la literatura francesa contemporánea.

Sinopsis

LA CONVERSACIÓN PENDIENTE DE LOUIS

Louis regresa al pueblo donde nació para visitar a su familia después de muchos años de ausencia. Allí se reencontrará con su madre, su hermana Suzanne, su hermano Antoine y la mujer de este, Catherine. Aunque Louis tiene la intención de anunciar que está muy enfermo y que va a morir de forma inminente, su llegada provocará el resurgimiento de conflictos del pasado y de tensiones familiares latentes.
Traducida a más de una veintena de idiomas, ‘Tan solo el fin del mundo’ es la cumbre dramática de Jean-Luc Lagarce, el autor francés contemporáneo más representado en Francia. Fue estrenada en 1999 a cargo de Joël Jouanneau y desde 2007 forma parte del repertorio de la Comédie-Française. La obra ha servido de inspiración para la película de Xavier Dolan ‘Solo el fin del mundo’, que ganó el Gran Premio del Jurado en la pasada edición del Festival de Cannes y que está entre las finalistas de los Oscar en la categoría de mejor largometraje de habla no inglesa.

ESTUDIO CRÍTICO A LAOBRADE LAGARCE (EXTRACTOS)

Esta edición de ‘Tan solo el fin del mundo’ incluye un estudio crítico a la obra de Lagarce escrito por Cristina Vinuesa Muñoz y Daniel López García.

‘SU FIN, NUESTRO PRINCIPIO’. POR DANIEL LÓPEZ GARCÍA.

Jean-Luc Lagarce firma ‘Tan solo el fin del mundo’ en Berlín, en julio de 1990. Esta obra es, al menos, producto de dos circunstancias: en ese julio del mencionado año también se le concede la beca de escritura ‘Villa Médicis hors les murs’. Un tiempo antes, o ese mismo año y mes según otras fuentes, es diagnosticado como portador del VIH. En cualquier caso, con 33 años Jean-Luc Lagarce se enfrenta a un proceso doble que apunta a diferentes esferas e implica también diferentes reflexiones (…) Por un lado, una enfermedad que entonces prolifera de manera anormal y
descontrolada, de la misma forma que lo hace el temor y su estigma, y que augura la muerte como el más certero de todos los finales; por otro lado, el acto de la creación literaria, por el que Lagarce fija en su escritura una mirada hacia su propia biografía como la más natural de sus posibles «Historias».

‘JEAN-LUC LAGARCE: TAN SOLO SU (FIN DEL)MUNDO’. POR CRISTINA VINUESA MUÑOZ.

‘Tan solo el fin del mundo’ habla ciertamente de la muerte, pero solo es un pretexto para poner de relieve lo importantes que son las palabras. Las protagonistas no son las historias, sino las palabras que se usan para contar esas historias, porque, al fin y al cabo, son las que permiten jugar con la cruda realidad, otorgarle otro sentido, otra libertad. Buscar poesía en los detalles, en los matices, en el balbuceo de cada coma y en el silencio de cada punto. El lenguaje será la única herramienta que permitirá evolucionar, avanzar, crecer, en definitiva, vivir. ‘Tan solo el fin del mundo’ es un grito contra la resignación.

SOLO EL FIN DELMUNDO: LO QUE LA CRÍTICA HA DICHO

«El fin de un ciclo para el cineasta, y la culminación de su obsesión por el hogar disfuncional y el amor-odio (…) El cine de Xavier Dolan nunca ha sido tan bello» (François Léger, Première)

«’Solo el fin del mundo’ dará que hablar, dividirá, molestará o conmoverá, irritará o perturbará. En las comidas familiares o en otros sitios. Tanto mejor» (Etienne Sorin, Le Figaro)

«Menos ornamental que en otras ocasiones, comprimida hasta la asfixia, ‘Solo el fin del mundo’ es la película más áspera de Xavier Dolan» ( Jean-Marc Lalanne, Les Inrockuptibles)

«’Solo el fin del mundo’ ofrece a Xavier Dolan la ocasión de demostrar que no es prisionero de la imagen que algunos creen pertinente dibujar de él y de su cine» (Pascal Mérigeau, Le Nouvel Observateur)

«El cine de Xavier Dolan es insaciable (…) ‘Solo el fin del mundo’, su sexto largometraje, concentra esa voracidad en un artefacto psicodramático minimalista» (Vincent Malausa, Cahiers du Cinéma)

La obra de teatro ‘Tan solo el fin del mundo’ de Jean-Luc Lagarce ha servido de inspiración para la película ‘Solo el fin del mundo’ de Xavier Dolan. Esto es lo que la crítica ha dicho sobre el film:

«Pocas veces la claustrofobia de una familia ha sido tan bien llevada como en este drama elegantísimo» (Peter Bradshaw,The Guardian)

«’Solo el fin del mundo’ de Xavier Dolan mantiene al público conteniendo la respiración» (Peter Howell,Toronto Star)

«El trabajo más extremo y ambicioso [de Dolan] (…) El rostro arrasado de Cotillard al lado de la furia de Cassel, por momentos, enamoran» (Luis Martínez, ElMundo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *