Los sauces

Los sauces. Algernon Blackwood. Prólogo de H. P. Lovecraft. Traducción de Óscar Mariscal. Hermida editores.

Por Cristina de @abrirunlibro

Algernon Henry Blackwood (Londres, 1869- 1951), era hijo de un modesto empleado administrativo del servicio postal del Reino Unido. A lo largo de su vida residió en Inglaterra, Alemania, Rusia, Canadá y Estados Unidos, desempeñando diversas ocupaciones. Hacia 1905 se estableció en Inglaterra, donde empezó a cultivar la literatura espectral con gran éxito comercial.

La bibliografía del autor que ofrece la Internet Speculative Fiction Database incluye una lista de catorce novelas y ciento setenta y siete cuentos de género fantástico y afines. Sólo en vida de Blackwood aparecieron veintiuna colecciones de sus relatos; la primera de ellas, La casa vacía, en 1906. Desde 1900 fue miembro de la organización ocultista Hermetic Order of the Golden Dawn (Orden Hermética del Alba Dorada), adoptando el lema mágico Umbram Fugat Veritas («La verdad hace huir a las sombras»).

No obstante, el «uso demasiado liberal de la jerga ocultista» en sus obras, del que tan amargamente se quejaba H. P. Lovecraft, jamás alcanzó a las enseñanzas del Alba Dorada. Susan Johnston Graf dice al respecto que la negativa de Blackwood a escribir sobre la Golden Dawn «podría significar que en realidad se la tomaba muy en serio».

A pesar de la fraseología espiritualista que lo envuelve, ese animismo pagano «que encuentra en el elemento tierra su expresión simbólica», entrevisto en las obras de Blackwood, tendría más que ver con una apelación romántica a los tradicionales espíritus elementales de la naturaleza que con el ocultismo cabalístico de la Golden Dawn.

Sinopsis

Publicado por primera vez en castellano de forma independiente, Los sauces es considerado por la crítica el mejor libro de Blackwood. También lo fue para Lovecraft, quien dijo del autor que nadie se había acercado «a la habilidad, seriedad y minuciosa fidelidad con las que registra las insinuaciones de anormalidad en ciertos objetos y experiencias ordinarios, o a la sobrenatural perspicacia con la que construye, detalle a detalle, las sensaciones y percepciones completas experimentadas en el tránsito de la realidad a la vivencia o la visión preternaturales».

Tras calificarlo de «maestro absoluto e incuestionable de la creación de atmósferas inquietantes», Lovecraft destacó su capacidad para evocar «lo que casi equivale a una historia a partir de un simple fragmento de sobria descripción psicológica» y dijo que entendía mejor que cualquiera de sus colegas de qué manera algunas mentes sensibles «moran permanentemente en la zona fronteriza entre el sueño y la realidad».

Algunos comentaristas sostienen que el meollo de la obra de ficción de Blackwood es la confrontación del hombre moderno de la época postracionalista con aterradoras fuerzas naturales o sobrenaturales. En El arte y la literatura fantástica, el profesor de filosofía Louis Vax subraya que los héroes de Blackwood «están fascinados por una belleza terrible, tan terrible que por ella se juegan la vida».

Reseña

De Los sauces de Algernon Blackwood, cuento de lo extraño por excelencia, el maestro H. P. Lovecraft dijo sobre él:

Es mi firme opinión que su relato más largo, «Los sauces», es el mejor cuento preternatural jamás escrito.

Ahora, Hermida Editores publica por primera vez en castellano de forma independiente y traducido por Óscar Mariscal, el relato Los sauces de Algernon Blackwood, el escritor más prolífico en cuentos de fantasía y terror y considerado uno de los mejores autores en esta faceta. Este cuento fue publicado por primera vez en 1907 bajo el título en inglés The Willows

Con una ambientación minimalista, Los sauces narra la historia de dos amigos que, viajando en canoa por el Danubio, deberán hacer noche en una isla arenosa del río. Pronto observarán con horror que la isla está poblada por unas entidades inexplicables.

Narrado en primera persona, Blackwood nos introducirá en el misterio una vez expuesto el entorno. La ambientación del Danubio, el viaje, y la isla en la que pernoctarán los aventureros, es magnífica. Los sauces que poblarán la isla y el viento que los envolverá emitiendo curiosos sonidos y extrañas sombras entre sus ramas y hojas, crearán una atmósfera mucho más que inquietante. 

Blackwood es un genio presentando un espacio angustioso y las experiencias sufridas por los dos amigos en la enigmática isla. Un horror que se palpará a través de cada línea y de cada exposición del autor. La viveza del terror que sentirán los personajes, el viento, las sombras, y otros fenómenos extraños inexplicables, harán que el lector amante de estos relatos se sienta fascinado e imbuido por el entorno durante toda la trama que dispondrá de una urgencia turbadora: la narrativa de Blackwood nos hace sentir la existencia de entidades sobrenaturales y eso no se consigue fácilmente. Quizás ser miembro de la orden ocultista Hermetic Order of the Golden Dawn —Orden Hermética del Alba Dorada—, tuviera mucho que ver en ello.

El resultado esotérico de aquella región solitaria y encantada, ardió súbitamente en mi interior y empecé a temblar terriblemente. 

Comentar por último que la edición de Hermida de Los sauces comprende un prólogo de unos textos inéditos extraídos de la correspondencia de H. P. Lovecraft, además de una nota final del traductor Óscar Mariscal, y que darán ese algo más que el lector siempre espera para un libro excelente como éste. Un imprescindible.

Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *