El señor de las muñecas y otros cuentos de terror

El señor de las muñecas y otros cuentos de terror. Joyce Carol Oates. Alba Editorial.

Por Cristina de @abrirunlibro

Joyce Carol Oates nació en Lockport (Nueva York) en 1938 y creció en el campo. Se graduó en la Universidad de Syracuse en 1960. Ha sido profesora de distintas universi-dades. Publicó su primera novela, With Shuddering Fall, a los 26 años. Su novela Them (sic) recibió el National Book Award en 1970. Desde 1978 ha publicado una media de dos libros por año, la mayoría novelas. Además de su nombre ha utilizado los seudónimos Rosamond Smith y Lauren Kelly. Sus temas son variados: la pobreza rural, los abusos sexuales, las tensiones de clase, el afán de poder, la niñez y adolescencia de las mujeres, y también el terror sobrenatural. La violencia es una constante en su obra. Su muy antologado cuento Where Are You Going, Where Have You Been? (1966) basado en las andanzas del asesino en serie Charles Schmid, se adaptó en la película Smooth Talk, en 1985.

Sinopsis

El señor de las muñecas y otros cuentos de terror es una excepcional colección de relatos que nos atrapa desde la primera página. Historias que nos hacen vivir en medio de emociones intensas y a veces contradictorias, pero siempre con la sospecha de que lo que sucede entre los personajes, no es exactamente como lo percibimos. La intriga unas veces, y el terror otras, nos atraen sin remedio a través de la prosa limpia y ágil de la gran Joyce Carol Oates. En «El señor de las muñecas» un joven cuenta en primera persona su afición a las muñecas desde pequeño. Según van pasando los años, colecciona muñecas que encuentra en la calle. De repente el lector empieza a sentir una extraña incomodidad. En «Soldado» el acusado de un crimen racista, al que odia todo el país, afirma que sencillamente se defendió cuando una pandilla de adolescentes intentó atracarlo. Poco a poco vamos descubriendo lo que realmente sucedió. En «Accidente por arma de fuego. Una investigación», Harma, que tiene catorce años, recibe el encargo de su profesora preferida de cuidar su casa en la zona más elegante de la ciudad mientras ella está ausente. Pronto recibirá una visita. En «Ecuatorial», un matrimonio mayor emprende un viaje científico por las islas Galápagos. Una noche Henry convencerá a Audrey de que le acompañe a una de las cubiertas del barco. En «Mamaíta», Violet no se lleva bien con su madre, y pronto entabla amistad con Rita Mae Clovis, una compañera del colegio. Un día la familia de su amiga le mostrará a Violet su gran secreto. En «Misterios S. A.», el asesino se hace pasar por un cliente interesado en ediciones raras, y nos cuenta su entrevista con Aaron Neuhaus, el dueño de la librería, al que le ofrece unos bombones en los que ha inyectado una extraña sustancia.

Reseña

A medida que voy leyendo más a Joyce Carol Oates, más fanática me convierto de la escritora norteamericana. No es sólo es por su prosa limpia de párrafos perfectos sino por la forma de narrar aquello que a muchos de nosotros nos asusta y puede, y sabe, hacerlo con las palabras justas, sin grandes demostraciones, con una naturalidad para describir aquello que más inquieta y con una sobriedad electrizante: con estilo. Sí, con mucho estilo. Y teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos son novelas de terror, novela negra, o terror psicológico, es un mérito enorme. Si con La hija del sepulturero, después con Carthage, y más recientemente con Rey de Picas creí descubrir todo lo que la escritora podía dar, me equivocaba:

El señor de las muñecas y otros cuentos de terror es un libro que incomoda, inquieta y desvela. Es todo aquello que esperamos de un libro del horror. @abrirunlibro. 

«Joyce Carol Oates nunca ha necesitado invocar otros mundos: este mundo es lo suficientemente terrible para ella». Terrence Rafferty, New York Times Book Review.

La frase anterior refleja a la perfección lo que hace Joyce Carol Oates cuando escribe: no necesita recurrir a fenómenos extraños o sobrenaturales. Describe la maldad que existe dentro de las muchas personas que nos rodean: los avariciosos como en el cuento «Misterios S. A.», el racismo, como ocurre en «Soldado» o las enfermedades mentales que evolucionan hacia crímenes terribles como en «El señor de las muñecas» o en «Mamaíta». También mentiras que perseguirán al mentiroso para rendir cuentas como en «Accidente por arma de fuego. Una investigación». 

El señor de las muñecas y otros cuentos de terror son relatos donde se describe la vileza y donde el protagonista, y el lector, será consciente de ello. No existe el factor sorpresa. Tampoco en el final de los cuentos existirá ningún giro que dé un vuelco al relato excepto en uno de ellos. En el resto, será el final consecuente a lo que nos ha descrito durante todo el cuento porque, sencillamente, no puede ser de otra manera. Así de simple. O de grande, porque hacer sentir a un lector congoja, aunque éste sea consciente de la fatalidad del desenlace, es muy difícil.

En la vida hay depredadores, y presas. Un depredador puede necesitar un «cebo», y la presa puede tomar el «cebo» por sustento.

Y así, quien aquí escribe, ha sido presa y cebo al devorar como sustento estos cuentos de Joyce Carol Oates. 

Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest1Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *