Después del terremoto

Después del terremoto. Haruki Murakami. Traductora Lourdes Porta Fuentes. Tusquets editores.

Por Liliana Souza.

Según los entendidos, un terremoto es una sacudida brusca y pasajera de la corteza terrestre producida por la liberación de energía acumulada en forma de ondas sísmicas. Se produce por la ruptura de fallas geológicas, también por fricción en el borde de placas tectónicas, procesos volcánicos o incluso pueden ocurrir al realizarse pruebas de detonaciones nucleares subterráneas.

Dependiendo de la intensidad y origen, un terremoto puede causar desplazamientos de la corteza terrestre, corrimientos de tierras, maremotos o actividad volcánica.

Kobe es una ciudad de Japón, localizada en la isla de Honshu. Es uno de los puertos de mayor importancia, y fue una de las primeras ciudades en comercializar con Occidente. El martes 17 de enero de 1995 un terremoto de 6,9 grados en la escala de Richter tuvo lugar a las 05:46 am, cerca de esa ciudad, dando muerte a cinco mil personas.

Haruki Murakami, nació en Kioto 1949. Estudió literatura en la Universidad de Waseday. Ha sido merecedor de prestigiosos premios, entre ellos el Noma, el Tanizaki, el Yomiuri, el Franz Kafka y el Jerusalem Prize. En España, ha merecido el Premio Arcebispo Juan de San Clemente, concedido por estudiantes gallegos, y distinguido con la Orden de las Artes y las Letras por el gobierno español y con el Premi Internacional Catalunya 2011. Además, año a año, es el favorito para obtener el Premio Nobel de Literatura. Sorprende su calidad de escritura y el reconocimiento de sus lectores que lo convierten en un autor con grandes ventas en Japón y en el exterior. Algunas de sus obras: Crónica del pájaro que da cuerda al mundo; Kafka en la orilla; Sauce ciego, mujer dormida; De qué hablo cuando hablo de correr; Baila, baila, baila; Después del terremoto, libro que recomendamos desde este espacio, y cuya contratapa nos pone en conocimiento de:

“La magnitud del terremoto que en 1995 asoló la ciudad de Kobe que se cobró más de cinco mil vidas, inspiró a Haruki Murakami seis impactantes relatos que transcurren poco después de la tragedia. El protagonista omnipresente, sin embargo, es el propio sismo, que irrumpe sutil o significativamente en las vidas de aquellos que sobrevivieron al apocalipsis. Sólo Murakami podía transmitir en estas historias tantas verdades sobre la compasión, el coraje y el sufrimiento humano.”

A partir de un acontecimiento que le es ajeno, me pregunto si a cualquier escritor se le ocurre y se le escurre sobre la hoja en blanco la idea adecuada para un próximo libro. Me pregunto si lo ocurrido es apenas un peaje para llegar a buen destino, si es tan importante o lo es la forma personal y espontánea de mirar de ese escritor. El libro en cuestión inventa una atmósfera donde todo es medido pero profundo. Vibraciones que la palabra sugiere desbordando matices, sutilezas. Con densos y poéticos silencios del destacado escritor, que conoce la más amplia gama de sentidos y los aplica a una forma constructiva diferente. La primera edición data de febrero de 2013. Desde entonces, lo disfrutamos.

“Estuvo cinco días enteros sentada frente al televisor. En silencio, con los ojos clavados en las imágenes de hospitales y bancos derruidos, calles comerciales calcinadas por el fuego, líneas férreas, autopistas cortadas. Hundida en el sofá, con los labios apretados con fuerza, ni siquiera respondía cuando Komura le hablaba. Ni tan sólo afirmaba o negaba con un leve movimiento de cabeza. Él ni siquiera tenía claro si ella llegaba a percibir su voz. Su esposa era de Yamagata y, que Komura supiese, no tenía ni familiares ni conocidos en los alrededores de Kobe. A pesar de ello, de la mañana a la noche, no se apartaba del televisor. No comía ni bebía, el menos en su presencia. Ni siquiera iba al lavabo. No hacía el menor movimiento, aparte del de cambiar de canal con el mando a distancia. Komura se tostaba él mismo el pan, se tomaba el café y se iba al trabajo. De regreso, se la encontraba sentada frente al televisor en la misma postura en que la había dejado por la mañana. A él no le quedaba más remedio que improvisar una cena sencilla con lo que había en el refrigerador y tomársela solo. Cuando se iba a dormir, ella seguía con los ojos fijos en la pantalla del noticiario de la madrugada. Circundada por un muro de silencio. Al final, Komura volvió del trabajo a la hora acostumbrada, su esposa había desaparecido …”. 

Según los entendidos, un terremoto es una sacudida brusca. Haruki Murakami, produce esa sacudida, desde otro lugar, claro. Domina el lenguaje y extrae de él lo necesario para expresar así un verdadero paisaje, retazos inigualables que componen la historia. Trabaja con claves luminosas que brindan un uso preciso del soporte y la escala de valores. Su palabra es siempre nueva. Respira y esa respiración es parte de la nuestra.

“—Oye, ¿ahora ya tienes un poco la sensación real de haberte ido lejos?

— Tengo la sensación de haberme ido lejísimo —dijo Komura con sinceridad. Shimao trazaba con la yema del dedo un dibujo complicado, como un conjuro, sobre el pecho de Komura.

—Pues el viaje sólo acaba de empezar–dijo ella.”

Una ciudad, un terremoto y un escritor devienen en un texto que es lo imaginado desde la primera hora, lo observable. Me pregunto si a cualquier escritor se le ocurre dar forma, firmeza y decisión a su propuesta. Me pregunto, y el viaje sólo acaba de empezar, arrojando luz sobre los interrogantes.

***

Liliana Souza nació en 1958, en Avellaneda. Actualmente reside en Don Bosco, Quilmes, Pcia. Buenos Aires, Argentina y donde coordina un Taller Literario.

Como poeta obtuvo 19 primeros premios nacionales,  y  reconocimientos en España y EE.UU.

Sus trabajos se incluyen en antologías, diarios, revistas y sitios web. También en libros publicados en Méjico y España.

Difundió poesía editando los espacios “Quilmespoesía”,  “poemás”  y  “poemás o menos”,  con el auspicio de la Universidad Nacional de Quilmes y Biblioteca Pública José Manuel Estrada.

Colabora con Agenda del Sur, Diga 33,  Paloma y La palabra que sana,  escribiendo artículos sobre literatura.

En 2010 publicó “esa otra forma”.

En 2012 “cuarto de costura”.

En 2015 “la doliente”.

Share on Facebook64Share on Google+1Pin on Pinterest3Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *