Sherlock Holmes y las sombras de Whitechapel

Sherlock Holmes y las sombras de Whitechapel. Carmen Moreno. Prólogo de Juan Mari Barasorda. Editorial Licenciado Vidriera. 

Carmen Moreno nació en Cádiz en 1974. Se licenció en Filología Hispánica por la UCA, e hizo un máster de Edición por la USAL en coordinación con Santillana. Trabajó para editoriales como Plaza & Janés, Algaida, Salto de Página.

Ha ganado premios como el Nacional de Relatos Fernando Quiñones e el Internacional de Poesía Francisco de Quevedo. Auntora de ocho libros de poemas, tres novelas y dos libros de relatos.

En la actualidad dirige la editorial Cazador de ratas.

Sinopsis

El 31 de agosto de 1888 aparece el cuerpo de Mary Ann Nichols en Buck’s Row Street. Dos cortes en garganta y abdomen parcialmente desgarrado. Presenta otras incisiones en esa parte de su cuerpo.Lo que parecía un asesinato horrible se convierte en el principio de una ola de homicidios que mantendrán a Londres sumido en el miedo y el oscurantismo. El inspector Abberline, Conan Doyle, Andrew Lang, Sherlock Holmes y el doctor Watson se adentran en la investigación de los hechos.

Los sospechosos se cuentan por decenas, la sangre y las vísceras siguen bañando el Támesis, mientras Holmes descubre que hay cosas que incluso a su mente pueden escapársele. Mientras se escucha hablar de conspiraciones masónicas, de Maybrick, Ostrog, Pedachenko, William Gull, Francis Tumblety, el príncipe de Gales, Walter Sickert.

Un plano, el de Whitechapel. Unas calles que conocen la identidad del asesino y jamás lo han revelado: Hanbury de Spitafields, Dutfields Yard, Mitre Squire y Dorset también de Spitafields.

Adéntrate en el único suburbio londinense que llevó a Holmes a un callejón sin salida.

¿Qué tienen en común los sospechosos? ¿Pudo ser el Destripador una mujer? ¿Quién podía odiar tanto a las prostitutas como para, no solo matarlas, también eviscerarlas?

Reseña

Son numerosos los holmesianos que hubieran deseado un encuentro entre Sherlock Holmes y Jack el Destripador pero Conan Doyle evitó dicho encuentro durante las publicaciones de las aventuras de su detective; a pesar de vivir de lleno aquella época —era 1888 y Jack the Ripper sembraba el horror en el East End de Londres matando y extirpando órganos a prostitutas—, Doyle seguramente no quiso traspasar la frontera entre lo real y lo imaginario.

Igualmente Juan Mari Barasorda, especialista en escritores de la época victoriana y coordinador de los Encuentros de novela criminal «Bruma Negra» de Plentzia, lo explica a las mil maravillas en el prólogo de Sherlock Holmes y las sombras de Whitechapel, un pastiche que llega a cubrir el hueco del canon holmesiano y aunque numerosos autores han recreado tal encuentro en la ficción, Carmen Moreno dará un paso más allá haciendo de este nuevo pastiche una confluencia de cuatro personajes: Sherlock Holmes y el Dr. John H. Watson por un lado, y por otro el propio Arthur Conan Doyle acompañado del escritor escocés Andrew Lang, reconocido autor sobre todo por sus cuentos de hadas. 

Dos son las tramas que se desarrollan en Sherlock Holmes y las sombras de Whitechapel. Una será la desaparición de la esposa, irlandesa, de un miembro de la realeza británica. Conan Doyle y Andrew Lang intentarán localizar el paradero de la dama, antigua modelo de artistas. A su vez, Sherlock Holmes y Watson investigarán sobre los asesinatos de prostitutas en el distrito de Whitechapel de Londres, llevados a cabo por el apodado Jack el Destripador. 

Es un placer encontrar en el 221B Baker Street a cuatro hombres reunidos como Sherlock Holmes y Watson, y a Conan Doyle y Andrew Lang hablando animadamente o también discutiendo, por ejemplo Holmes y Doyle, sobre el tema del espiritismo. Carmen Moreno realiza un pastiche muy serio y canónico donde tratará diversos temas como la interesante Hermandad de los Fenian, católicos y nacionalistas irlandeses que se oponían al dominio de la corona británica. Entraremos de nuevo en el club de caballeros, ficticio, El Club Diógenes, donde hallaremos entre otros al hermano mayor de Holmes, Mycroft Holmes, como debe ser. También sabremos de los entrañables Irregulares de Baker Street y de otros personajes reales de la época como el inquietante Charles Lutwidge Dodgson.

Si hay algo que destaca sobremanera de Sherlock Holmes y las sombras de Whitechapel, es que la autora además de adentrarnos en una nueva aventura de Holmes que tanto anhelamos los seguidores del detective y pergeñar un nuevo caso, es la interesante grieta que reabrirá sobre los sospechosos de los que se ha hablado durante todos estos años y el posible nombre que se esconde detrás del apodo de Jack el Destripador; un misterio álgido aún hoy en día. El lector deberá participar activamente en las dudas que plantea y, además de disfrutar de los diversos guiños reconocibles por los lectores del canon, también podrán disfrutar del libro aquellos lectores ávidos por saber más sobre el sanguinario The Ripper. Una nueva visión, la de Carmen Moreno, de lo más turbadora.

Regresar a 1888 y encontrarse con el mundo de Holmes y de Arthur Conan Doyle enlazando con el enigmático asesino de Whitechapel ha sido un placer. Larga vida al detective y a los autores que lo recrean nuevamente.

Share on Facebook61Share on Google+1Pin on Pinterest1Email this to someone

2 thoughts on “Sherlock Holmes y las sombras de Whitechapel”

  1. No conozco la obra de Carmen Moreno pero si lo que publica su editorial Cazador de Ratas y por eso ya me merece confianza y si encima esta novela viene prologada por Juan Mari Barasorda, ese victoriano viajero al tiempo presente, ya no queda duda alguna sobre la necesidad de leerla.
    Saludos!

    1. Hola Jordi, gracias por pasar y comentar. Carmen Moreno es una holmesiana de primera y también muy conocedora del mundo victoriano. Es un buen pastiche y me lo he pasado pipa. Además, las pista Carmen las deja abiertas para que el lector se deje las meninges. ¡Abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *