La habitación en llamas

La habitación en llamas. Michael Connelly. Traducción de Javier Guerrero Gimeno. AdN.

Por Cristina de @abrirunlibro

Michael Connelly se dedicó durante una década al periodismo de sucesos en el Los Angeles Times. Este trabajo le sirvió, entre otras cosas, para aprender los mecanismos de la investigación policial. Muchas de sus tramas y su personaje más reputado, Harry Bosch, hunden sus raíces en la realidad.

Sinopsis

No hay muchas víctimas que mueran una década después de que se cometa el crimen. Así pues, cuando un hombre fallece por las complicaciones derivadas de un balazo recibido diez años antes, a Harry Bosch le corresponde un caso en el que el cuerpo todavía está fresco pero apenas hay ninguna otra pista. Incluso para un policía veterano sería un caso complicado. Y la nueva compañera de Bosch en el Departamento de Policía de Los Ángeles, la detective Lucía Soto, no tiene ninguna experiencia en homicidios. A Bosch y a Soto se les encarga resolver un caso de alta tensión y con implicaciones políticas. Empezando por la bala que ha permanecido alojada durante años en la columna vertebral de la víctima, los detectives deben conseguir nuevas pistas a partir de pruebas reunidas años atrás, y éstas pronto revelan que el disparo no tuvo nada de aleatorio. Cuando la investigación gana velocidad, conduce a otro caso sin resolver en el que todavía hay más en juego: las muertes de varios niños en un incendio ocurrido veinte años atrás. Pero cuando su trabajo empieza a amenazar carreras y vidas, Bosch y Soto deben decidir si vale la pena arriesgarlo todo para encontrar la verdad o si es más seguro dejar que algunos secretos permanezcan enterrados.

Reseña

Harry Bosch, ese veterano detective de la policía de LA ya casi a punto de jubilarse… Sí, he dicho bien. Hemos hecho un salto al pasado ya que esta novela recién publicada por AdN, La habitación en llamas, es anterior a Del otro lado donde Harry Bosch ya se encontraba retirado de sus funciones en la policía. Personalmente pienso que es una lástima que los lectores que queremos seguir una serie tengamos que hacerlo dando tumbos a través de las fechas de la publicación real pero más vale esto que perder de vista a Harry Bosch ya que sería una verdadera lástima.

En esta ocasión el argumento girará en torno a un tiroteo en una plaza de LA donde donde se reúnen bandas de mariachis que esperan ser alquiladas para bodas y fiestas varias. Un día normal como cualquier otro en la plaza, un músico es alcanzado por un disparo muriendo finalmente diez años después a causa de la bala que quedó alojada en su columna vertebral. Como la muerte será considera homicidio aunque haya transcurrido tanto tiempo y, además, nunca se averiguó quién realizó el disparo, el caso será encargado a Harry Bosch. Para ello le adjudicarán una nueva compañera, Lucía Soto. Lucía llevará a cuestas un secreto: cuando era pequeña se encontraba en el incendio de una guardería ilegal donde murieron varios niños y ella se salvó milagrosamente. Nunca se resolvió aquel misterioso incendio ni quién lo provocó. Poco a poco, y a medida que se van desarrollando las tramas, parece existir entre ambos casos un extraño vínculo. 

Nuevo caso, nueva aventura del detective de la LAPD —Los Angeles Police Department—, y menos acertada a mi entender, que otras publicaciones. El peso de toda la novela lo llevará Bosch, encontrando en su compañera Lucía Soto un personaje algo plano aún y cuando la policía novel podría haber dado mucho juego ya que es así como se presenta en la propia novela: como Lucky Lucy, una policía novata que habría sobrevivido a una pelea teniendo que disparar para salvar su vida y matando a un ladrón. 

Si en Del otro lado supimos de un Bosch que cual ave fénix resurgía de sus cenizas una vez ya jubilado, aquí en Muerte en llamas encontraremos una trama algo predecible. A pesar de que es bueno que el lector siga las mismas pistas que los propios protagonistas mientras viven el caso, no está de más alguna sorpresa que, desgraciadamente, no llegará en este libro. El leitmotive de toda la novela «No abras la puerta de la habitación en llamas» no da ese algo más que uno espera, y la resolución del caso será presumible. 

Igualmente Muerte en llamas es una novela entretenida que hará pasar algunos buenos momentos. Harry Bosch tiene un perfil marcado muy humano y es difícil para aquellos que nos gusta tanto, obviar a uno de los mejores detectives en la ficción.

..

Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest6Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *