Recuerdos sin retorno

Recuerdos sin retorno. Para Manuel Vázquez Montlabán. Daniel Vázquez Sallés. Ediciones Península.

Por Cristina de @abrirunlibro

..

Daniel Vázquez Sallés (Barcelona, 1966), se licenció en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona. Estudió cine en la Universidad de Nueva York y estuvo vinculado a este mundo muchos años. Vive a caballo entre Barcelona y Madrid.

Sinopsis

Recuerdos sin retorno. Para Manuel Vázquez Montalbán, de Daniel Vázquez Sallés, autor de libros como Flores negras para Roddick o La fiesta ha terminado, es una invitación de la mano de su hijo para conocer mejor a Manuel Vázquez Montalbán. El escritor Daniel Vázquez Sallés recuerda a su padre y hace repaso a una generación y su legado. Recuerdos sin retorno es memoria y recuerdos de uno de los más grandes escritores del siglo xx español. Daniel Vázquez Sallés es escritor y periodista especializado en crónica gastronómica. Desde hace unos años se dedica por entero a la novela y a las colaboraciones periodísticas como free lance, tarea que combina con la publicación de artículos y reportajes en revistas. Por una larga crónica dedicada al restaurante El Bulli, recibió en 2004 el Premio Juan Mari Arzak. Recuerdos sin retorno. Para Manuel Vázquez Montalbán está clasificado en la materia Biografías y estudios de escritores.

Reseña

Publicado en 2013 a los diez años de la muerte de MVM, Daniel Vázquez Sallés, hijo del creador de Pepe Carvalho, evoca en Recuerdos sin retorno. Para Manuel Vázquez Montalbán, y a modo espistolar, a su padre Manuel Vázquez Montalbán mediante una historia emotiva, que no nostálgica, donde Daniel rememora anécdotas y vivencias con MVM, y donde le contará qué ha sucedido en el transcurso de estos diez años. Para ponerlo al día, primero le hablará sobre sus antecedentes penales —en modo ironía para comentarle su situación sentimental o profesional—, y le explicará los recuerdos que guarda de él como padre. También le hablará de la gente que estuvo al lado de Manuel, como pueden ser los amigos y la prensa donde MVM colaboró, y decirle cuál es la situación actual de casi todos ellos. 

«La nostalgia, querido Manuel, es tan perversa como la desmemoria. O como le dijiste a George Tyras, uno de los principales estudiosos de tu obra, en una conversación mantenida a medidados de los ochenta: «Prefiero la memoria a la nostalgia. La nostalgia es sólo la censura de la memoria».

Para nada almibarada, Recuerdos sin retorno. Para Manuel Vázquez Montalbán es una biografía que transitará también por los episodios ya desconocidos por Manuel, sobre la historia política reciente de este país. También aquellos hechos íntimos dentro del entorno familiar o de los alejamientos de ciertas personas del círculo MVM una vez fallecido éste. Una vida ya sin él para un libro de una época muy reciente.

«Se puede liquidar a un padre con nocturnidad y alevosía, pero si buscaban que hiciera el sano ejercicio de matarte una vez muerto, se equivocaban. […] Existen tantos francotiradores dispuestos a dispararte apostados al otro lado del río Aqueronte, que yo prefiero hacer de barquero y alejarte de la impaciencia de los ocultos».

Recuerdos sin retorno. Para Manuel Vázquez Montalbán ha tenido que ser un libro difícil hasta para un escritor como es Daniel Vázquez Sallés. No poder alejarse de la perspectiva del hijo, sin poder obviar la visión familiar e íntima, habrá sido complicado para encontrar el equilibrio en una función necesitada de realidad y autenticidad. Y aunque la biografía surge también como un trabajo sentimental y no deja de exudar tristeza en algún momento, en otros quedará patente el resentimiento sobre todo al hablar de algún medio periodístico.   

El libro concluye con una carta extensa del subcomandante Marcos a la familia de MVM, “para Doña Ana y Don Daniel”. Un misiva hermosamente escrita y con gran habilidad narrativa donde reconoce a MVM haber estado con ellos “en la luz y en la sombra”. 

«En un principio, nosotros no creímos en su muerte. Lo de desaparecer en un lugar lejano de nuestra geografía como Bangkok, nos pareció entonces como una suerte de recurso detectivesco y no como una ausencia definitiva. No lo creímos muerto, así que esperamos. Ya aparecería después con una nueva historia de Pepe Carvalho o con una entrevista a un grupo de “otros” antineoliberales desconocidos para los demás». 

Es cierto que la nostalgia encubre lo real envolviendo el verdadero recuerdo en un halo de ficción. Y éstas son unas memorias serenas y honestas donde no es necesaria la evasión o el pretexto para hablar de MVM, sino que sencillamente están narradas con la memoria del recuerdo fehaciente. Un libro que desprende armonía y sensatez para una biografía placentera de leer, narrada con destreza.

Share on Facebook22Share on Google+0Pin on Pinterest1Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *