El secreto está en Sasha

El secreto está en Sasha. Rafa Melero Rojo. Editorial Alrevés.

Por Cristina de @abrirunlibro

Rafa Melero Rojo nació en Barcelona, pero su infancia la pasó en Lleida, hasta que en 1995 ingresó en el cuerpo de los Mossos d’Esquadra. Desde entonces ha trabajado en ciudades como Figueres, La Bisbal de l’Empordà, Lleida, L’Hospitalet de Llobregat y Terrassa, entre otras, y su trayectoria profesional ha transcurrido íntegramente en la policía judicial, en grupos como el de Homicidios, Salud Pública o Delitos contra el Patrimonio. Esta es su tercera novela, después de publicar las exitosas La ira del Fénix (Playa de Ákaba, 2014) y La penitencia del alfil (Alrevés, 2015).

SINOPSIS

Tras el asesinato de la mujer de un empresario barcelonés, el sargento de los Mossos d’Esquadra Xavi Masip es capaz de atar cabos con el caso de «Sasha», una chica encontrada muerta en un bosque de Girona con una extraña señal marcada en su cuerpo, y enseguida se da cuenta de que no se trata de un crimen aislado.

Masip no solo tendrá que enfrentarse a un criminal infinitamente cruel, sino que, además, deberá lidiar con la implicación de la mafia rusa que controla gran parte de la prostitución de la costa barcelonesa y con ciertas desavenencias con otros grupos de los Mossos.

Después de La ira del Fénix y La penitencia del alfil, Rafa Melero vuelve, con su voz más reconocible, a sumergirnos en un sinfín de emociones mientras acompaña al sargento Masip por el laberinto de una nueva investigación criminal repleta de retos que pone a todo su equipo, y al lector, al límite de sus capacidades.

RESEÑA

Había ya ganas de reencontrase con Xavi Masip, el sargento Mosso d’Esquadra que se dio a conocer en el año 2014 con La ira del Fénix. Un Mosso con un código de honor hecho a su medida pero de carácter noble y volcado con su profesión.

Las novelas seriales de Xavi Masip son novelas policíacas que además de la propia trama incluyen procedimientos policiales que en ningún momento aburrirán con soporíferas reuniones o protocolos ininteligibles. Son métodos perfectamente comprensibles para los profanos y es algo que se ha de agradecer a su autor Rafa Melero Rojo, Mosso d’Esquadra en la vida real, que ha trabajado en un grupo de Homicidios por lo que siempre, a pesar de estar leyendo ficción, tendremos esa sensación de verosimilitud durante todo el libro. 

En esta ocasión la trama versará sobre el asesinato de la mujer de un conocido empresario barcelonés. Debido a un hecho que suscitará extrañeza en el lugar del crimen, Masip atará cabos y comprobará que la muerte podría estar relacionada con un caso de hace años: el cuerpo de una joven asesinada en un bosque de Girona sin identificar y de la que sólo se sabe que podría llamarse Sasha por una pulsera encontrada con ese nombre grabado en ella. Al recuperar nuevamente el caso saltarán todas las alarmas ya que existen más chicas, prostitutas, desaparecidas. Todo parece indicar que está conectado con la mafia rusa y la trata de mujeres y niñas.

El libro dispone de una organización que ya conocimos en las anteriores novelas seriales del protagonista. A través de flashbacks, sabremos de hechos retrospectivos que en el momento en que se nos cuenta no podremos interpretar —aún recuerdo la escena de los cerdos en La ira…, un momento muy impactante—, para luego encajar a la perfección dentro de la trama. Incluso se nos adelantará también algún instante para acoplarlo después con el caso de forma muy redonda. Una manera de dar agilidad a un libro ya de por sí rápido en cuanto a sucesiones de descubrimientos y hallazgos en una investigación que no dará tregua. 

Tanto los diálogos como los personajes del libro se ajustan a cada momento con el argumento y tienen un lugar específico bien delimitado para un libro de las características de la novela policial que necesita celeridad para que el lector mantenga el ansia por seguir leyendo. Nada se encuentra porque sí ni para relleno. Y estamos hablando de un libro de 298 páginas que consigue mantener la atención constantemente. 

Rafa Melero se le nota a medida que va publicando libros la madurez del escritor competente. Ha sido una evolución no inesperada ya que el autor novel del primer libro demostró merecerse un hueco dentro de la novela negra. Con El secreto está en Sasha revela una vez más que puede seguir escribiendo con la cabeza muy alta por la laboriosidad y profesionalidad con la que encaja sus tramas. Incluso aunque algunas voces hayan dicho que los policías de sus libros pecan de «buenismo», no es cierto bajo el punto de vista de aquí quien escribe. El autor sabe equilibrar la visión policial con la visión de la calle desde el punto de vista del lector, y éste tendrá conciencia de que no está leyendo un pastel de un mundo imaginario sino algo muy tangible. El secreto está en Sasha es una muy buena novela que se encuentra bien ambientada, organizada y desarrollada. Un libro que se antojará real y a la vez proporcionará una distracción asegurada.

Share on Facebook52Share on Google+0Pin on Pinterest3Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *