Las historias sobre almas perdidas de Margaret Oliphant

Las historias sobre almas perdidas de Margaret Oliphant

Por Cristina de @abrirunlibro

Margaret Oliphant fue una prolífica escritora de novelas, ensayos, e historias cortas, algunas de ellas sobrenaturales. Esta misma extensa producción hizo que no recibiera el reconocimiento de escritores coetáneos como Charles Dickens aunque fuera muy leída en su tiempo. Actualmente está considerada como una de las escritoras de ficción más importantes de la era victoriana y sus obras, que siguen siendo publicadas, están valoradas como las más profesionales del siglo XIX. 

Nació en Wallyford en las afueras de Edimburgo en 1828 y aunque vivió en Glasgow, Liverpool o Londres, sus raíces y su literatura fue siempre escocesa, llegando a trabajar y a publicar para la famosa Blackwood’s Magazine de Edimburgo de los editores ‘William Blackwood & Sons’ —otros autores de la revista fueron George Eliot, Thomas de Quincey o el mismísimo Edgar Allan Poe—. 

Fue instruida por su madre recibiendo una educación muy superior a otras mujeres de su tiempo. En 1852 se casó con su primo Frank Oliphant con el que tuvo siete hijos pero un cúmulo de desgracias familiares hizo que enviudara muy pronto y viera cómo morían todos los hijos a lo largo de su vida hasta que ella misma cayó en un gran desinterés por su existencia. Margaret se hizo cargo de la familia al morir su esposo así como también lo hizo de un hermano alcohólico y de los otros tres hijos de otro hermano. Oliphant tuvo siempre la presión por publicar debido a las grandes cargas económicas y en 1899, en una autobiografía póstuma, Autobiografía, así lo reconoció. 

Autora de casi cien obras entre novelas, libros de viajes, relatos y crítica literaria, entre ellas destaca La vida de Margaret Maitland (1849), The Chronicles of Carlingford (1861 – 1876), o Miss Marjoribanks (1866). 

La creación más conocida popularmente son sus ghost stories o historias de fantasmas, en su mayoría relatos sobre espíritus y almas perdidas, con un gran componente de realismo mágico: A Christmas Tale (1857), The Secret Chamber (1876), The Open Door (1882) o la magnífica The Library Window (1896) —La ventana de la Biblioteca—, publicada en Blackwood’s Magazine: una historia gótica sobre lo visible e invisible y la fascinación de una adolescente por una ventana donde sólo ella puede ver el fantasma de un escritor. 

«Entonces, repentinamente, cerca de nosotros, a nuestros pies, resonó con fuerza un grito. En un primer momento, la sorpresa y el terror me hicieron recular de un gran salto, y al hacerlo, me estrellé contra la misma zona de desnudos ladrillos y ásperas zarzas que me habían llamado la atención la otra vez. Este nuevo sonido, una voz que aullaba quedamente, plagada de sufrimiento y de dolor, ascendía desde el suelo. El contraste entre esta y el ulular del búho era indescriptible». The Open Door (1882).

Margaret Oliphant, una gran escritora que no fue lo suficientemente reconocida en su tiempo pero que dejó una extensa obra de gran calidad, murió en Londres un 25 de junio de 1897 a los 69 años después de una laboriosa y fértil creación literaria. Sus restos reposan junto a dos de sus hijos en el cementerio de Eton. 

Fuentes BBC, Edinburgh City of literature y The Victorian Web

Deja un comentario