Solo las bestias

Solo las bestias. Colin Niel. Traducción de Isabel Fuentes. Principal de los libros.

Por Cristina de @abrirunlibro

Títulos que atraen. Portadas que definen soledad y aislamiento. Y, efectivamente, tras leer Solo las bestias, se confirma que el libro habla del abandono. En este caso del ostracismo del mundo rural, un confinamiento donde los ganaderos del Causse —región agropastoral  de la zona montañosa del Macizo Central en Francia—, viven, o malviven, de manera muy diferente a las metrópolis.

Premio Polar del Quais du Polar 2017, Premio Polar Landerneau 2017, Premio Cabri d’Or 2017 y Premio Goutte de Sang d’Encre 2017 —de momento—, nos presenta una estructura muy inteligente para una novela negra con la que abre colección la editorial Principal de los Libros: “Principal noir”. Y con Solo las bestias hace su entrada por la puerta grande. 

Évelyne Ducat, una mujer madura y superficial esposa de uno de los grandes hacendados de la región, desaparece. Encuentran su coche abandonado en una carretera rural, cercada por montañas heladas. Creen que ha sucumbido a una tormenta de viento mientras hacía senderismo. Toda la policía de la zona se despliega para hallar el cuerpo, seguramente, sin vida de Évelyne. Mientras, Alice y Michel, ella trabajadora social y él ganadero, ven como su matrimonio se hunde de manera inexorable. Alice entablará una relación amorosa con una de las personas a las que apoya en su programa: Joseph, un criador de ovejas depresivo y con grandes problemas para relacionarse o entablar una conversación. Un granjero solitario, extraño e introvertido.

Novela coral, el libro se encuentra dividido por capítulos protagonizados por cada uno de los personajes imprescindibles para la trama. Así, siguiendo la lectura, se sabrá sobre cada uno de ellos y el desarrollo del libro irá despejando en algunos momentos el posible desenlace pero en otros, la trama irá evolucionando de manera que todo se irá oscureciendo aún más. Narrada en primera persona por cada uno de los protagonistas, Solo las bestias alcanzará un ambiente sofocante y opresivo a pesar de la inmensidad de las montañas y del paisaje. Añadir que esta novela realizará un giro sorprendente de manera repentina y una vez más se demuestra que el crimen, a miles de kilómetros de distancia, dispone de largos tentáculos. 

Colin Niel analiza la personalidad de los ganaderos, muchos con depresiones que pueden terminar en suicidio, o el trabajo monstruoso para explotaciones gestionadas en su mayoría por un solo hombre. Personas frágiles y susceptibles a cualquier farsa y todo narrado de manera muy precisa. Por otro lado, que una de las protagonistas de la novela sea una trabajadora social de la zona que los ayuda para tareas administrativas o para cubrir diferentes carencias sociales, nos refuerza a comprender la desesperación de estos hombres que van hundiéndose en la postración. Hombres solitarios y angustiados sólo acompañados por las bestias.

«Piensas en los papeles que se amontonan en la mesa de la cocina, las cercas que hay que reparar, el estiércol que repartir por los campos. Pero no puedes. Sigues mirando sin moverte de tu piedra. No estás bien, no es solo una cuestión de cabeza, es algo más dentro de ti lo que no está bien. Como vives solo, al final has aprendido a conocerte. Sabes que si aquí, en medio de la montaña y con tus animales, te sientes mal, significa que dentro será aún peor. Y luego empiezas a odiar también a tus ovejas. Ya sabes que no tienen la culpa: tú eres el pastor, no al revés. Pero eso no cambia nada. Las odias porque no tienes a nadie más a quien odiar». 

Esta es una historia atrayente narrada para que el lector quede seducido por la oscuridad que se evidencia. La enajenación y el aislamiento con el que pueden sobrevivir algunas personas en estos ambientes, el misterio de la desaparición de Évelyne Ducat, el porqué de lo sucedido —atención a este punto donde el autor arriesga con un resultado notable—, la estructura coral de la novela —ágil e inteligentemente armada—, y las diversas zonas geográficas, harán de ésta una historia afilada y con trazos muy inquietantes. 

Por último, Colin Niel estará presente como invitado en el festival BCNegra el día 30 de enero a las 19:30 en el Institut Français de Barcelona en la mesa  El  polar más arriesgado junto con Pascal Dessaint y moderada por la periodista Anna Guitart.

***

Colin Niel nació en 1976 en Clamart. Cursó Ingeniería Agraria y se convirtió en ingeniero especializado en la preservación de la biodiversidad. Dejó la metrópolis para instalarse en la Guayana Francesa durante seis años. Estuvo a cargo de la creación del Parque Nacional del Amazonas, una misión que lo marcó profundamente. Más tarde se convirtió en director adjunto del Parque Nacional de Guadalupe. A su regreso de la Guayana, se lanza a escribir novelas negras, influido por Indridason, Lehane o Hillerman, y escribe sus novelas policíacas con un fuerte trasfondo social y muy documentadas, inspiradas en una realidad cotidiana de fronteras permeables en la que se mezclan inmigrantes, apátridas y demás forasteros en situación irregular.

Deja un comentario