El Harén del Tibidabo

El Harén del Tibidabo. Andreu Martín. Editorial Alrevés.

Por Cristina de @abrirunlibro

El Harén del Tibidabo, un prostíbulo selecto y popular en funcionamiento desde los tiempos del franquismo. Situado en esa avenida que nos hace retroceder a una época señorial en una antigua urbanización de lujo, allí es donde el escritor Andreu Martín ambienta en la actualidad un burdel ficticio de élite, con chicas muy hermosas, habitaciones y salas suntuosas, pero también con inquietantes túneles y refugios secretos.

Mili Santamarta vive encerrado en el burdel desde que su madre —la dueña del prostíbulo—, le abandonó hará diez años, pero hechos recientes le obligan a renunciar a la reclusión para ir precisamente al funeral de su madre que ha sido hallada muerta con dos tiros en la nuca. Mili entonces se planteará una pregunta: ¿su madre era buena o era mala? Mili empezará a investigar en el pasado para intentar encontrar la verdad. Pero la verdad irá destapando desde turbadores personajes hasta tráfico de mujeres, pasando por salones de prácticas sadomasoquistas y, sobre todo, muchos muertos.  

«¿Por qué dos tiros en la nuca?», le preguntaba Paco Camarasa en la última mesa de BCNegra en la cárcel Model de Barcelona, una de las mejores mesas, si no la mejor, de este último certamen. «Para no confundir con un suicidio —respondió Andreu—. Si ya es difícil suicidarse con un tiro en la nuca, más difícil es pegarse un segundo tiro cuando estás muerto». Respuesta que hizo desatar las carcajadas entre los que estábamos allí congregados. Y es que Andreu Martín es un gran comunicador tanto de forma oral como escrita. En El Harén del Tibidabo nos encontraremos una novela políticamente incorrecta, donde al autor no le importa volcar ciertas consideraciones, muchísimos personajes —atención al nombre de algunos de ellos, hilarantes—, y donde el escritor no se desprende de la ironía y del doble sentido. Igualmente nos vuelve a descubrir su habilidad narrativa intercambiando episodios sobre la vida de los personajes, su origen, con hechos actuales —el final de la novela es explosivo al utilizar esta técnica para dotar al desenlace de un remate vibrante—. Descripciones mordaces y múltiples alusiones, como, por ejemplo, una referencia a una violación en grupo que nos recordará a un caso reciente y tristemente manipulado por los medios de comunicación, con opiniones de poco interés o sensacionalistas.

La novela es una ficción sólida, no exenta de gran violencia, de humor corrosivo y con una construcción con diversos carices y numerosas direcciones. Milo Santamarta, en su papel de protagonista, es un ser histriónico de gran carisma e inteligencia. Un hombre ambiguo que adora a las mujeres y para ello no duda en imitarlas y en vestirse en ocasiones como ellas —Milo Santamarta me despertó en el mismo momento de conocerlo una gran simpatía y hasta cercanía a pesar de sus excentricidades—. 

«Yo estaba escribiendo una novela. Pero un día tuve un sueño y soñé con una trama con varios puntos. Cada punto era un asesinato. Si se unía cada uno de los puntos por el orden adecuado, aparecería finalmente el perfil del asesino. Pero claro, entonces me di cuenta de que tenía que matar mucho y escribir mucho. La idea me fue poseyendo y finalmente aparté la novela que estaba escribiendo para dar inicio a esta», fue la presentación que realizó en la misma mesa mencionada anteriormente, para su nueva novela El Harén del Tibidabo. Un libro que nos sorprende por la agudeza y la maldad que se describe, pero también por la destreza y concentración de casos, personajes, humor, y un desarrollo de la trama francamente notable.

***

Andreu Martín (Barcelona, 1949) es escritor especializado en novela negra y policíaca desde que en 1979 publicó Aprende y calla. En 1980 recibió el premio Círculo del Crimen por Prótesis. Posteriormente, ha escrito numerosas obras del género que han sido galardonadas, como Si es o no es (con el Deutsche Krimi Preis International a la mejor novela policíaca publicada en Alemania), Barcelona connection y El hombre de la navaja (las dos con premios Hammett concedidos por la Asociación Internacional de Escritores Policíacos), Bellísimas personas (que, además del Hammett, también obtuvo el premio Ateneo de Sevilla) o De todo corazón (premio Alfonsel Magnànim). Además, ha recibido el prestigioso premio Pepe Carvalho, en el festival BCNegra, que galardona toda una trayectoria —con ya más de un centenar de novelas—. Ha escrito también género erótico y novela infantil, donde, juntamente con Jaume Ribera, ha creado el personaje de “Flanagan”, cuya primera novela, No pidas sardinas fuera de temporada, recibió el Premio Nacional de Literatura Juvenil.

 —

Deja un comentario