Víctor Ros y el gran robo del oro español

victor-ros-y-el-gran-robo-del-oro-españolVíctor Ros y el gran robo del oro español. Jerónimo Tristante. Plaza & Janés.

Por Cristina de @abrirunlibro

Esta reseña fue publicada el 9 de noviembre del 2015 para Somnegra.

Está claro que todo es posible con Jerónimo Tristante en lo que a perpetrar nuevas historias para el detective Víctor Ros se refiere. Y es que después de todas las  aventuras que hemos vivido con él -hay que recordar que el autor no sólo ejecuta una trama principal en cada libro sino que además se permite realizar otras de paralelas en cada relato-, el lector, aunque no lo desea, es consciente de que en algún momento el escritor puede  bajar “un poco” la guardia -¡Ehhh! ¡Sólo un poco!-, ya que sería hasta normal observar algo de cansancio o de repetición en alguna nueva entrega de la serie del detective emblema, como ha ocurrido con otros autores creadores de sagas. Todo esto podría haber pasado en su nuevo libro Víctor Ros y el gran robo del oro español. Pero no; y no sólo es así sino que en esta ocasión construye nuevamente un ágil, entretenido e intrincado argumento con algún personaje de gran estirpe como invitado y además nos ofrece en un completo libro, generoso como siempre, una aventura en el Londres victoriano donde pasará de todo y dispondrá de terribles encuentros con los enemigos más acérrimos del detective madrileño.

Víctor Ros se ha tomado unas semanas de reposo a causa de su último encuentro con la temible Bárbara Miranda, cuando es requerido por la Policía Metropolitana de Madrid al haber sido sustraído las dos terceras partes del tesoro nacional en lingotes de oro. Uno de los ladrones, antes de morir, nombrará a “Aldanza” como la cabeza pensante y responsable del criminal saqueo.

Creyendo todo el mundo que el antiguo malhechor y viejo conocido por la Policía Metropolitana, el cruel Aldanza, está muerto, Víctor Ros tendrá la convicción de que no es así y que detrás de la sustracción se encuentran los deseos de venganza del facineroso. Todas las pistas apuntarán a que ha huido a Londres y hasta allí se desplazará el investigador para apresarlo y recuperar el oro. 

Mucho se ha hablado del encuentro en esta novela entre Sherlock Holmes y Víctor Ros. Y creedme, aunque fugaz, es una verdadera maravilla por el lugar donde se tropiezan, los diálogos que intercambian, y por recrear un cara a cara que todos los holmesianos estábamos deseando.

El ambiente en el Londres de aquella época está muy bien logrado. Disfrutaremos de un sutil encuadramiento de la novela y de todo lo que se vivía en la misteriosa y brumosa capital del mundo de  aquel entonces. El modo de vida en los barrios de clase media y en los terribles distritos donde malviven los más desfavorecidos, está recreado de manera muy aguda y bien adaptada.

Las aventuras vividas en Londres son fascinantes y toda la trama, excelentemente urdida y sin descanso para el lector, será más que vibrante. Jerónimo Tristante no deja puntada sin hilo e incluso se permitirá hacer diversos guiños, como en otras ocasiones,  a compañeros en el arte de la escritura que se reconocerán fácilmente. Para rematar, nos dejará con el alma en vilo con un final donde descubriremos que todo podría ser un espejismo -los que le seguimos en las redes sociales lo hemos podido comprobar por algunos comentarios que ha hecho el autor- y sabremos que habrán más aventuras y nuevas entregas. 

La narrativa, como siempre ocurre en Víctor Ros, se encuentra muy bien ajustada y llegaremos a pensar si Jerónimo Tristante, en realidad, no es de otra época por el dominio que tiene del vocabulario y la lingüística de aquel período.   

En definitiva, Víctor Ros y el gran robo del oro español, vuelve a ser otra buena entrega que hará disfrutar a los amantes del enigma, de las aventuras y de los detectives de método deductivo; entretenida y muy bien trabajada, el pasárselo bien leyendo lo que nos gusta, o sea, este libro, está asegurado.  

Deja un comentario