Nuestra parte del trato

nuestra-parte-del-tratoNuestra parte del trato. Antonio Manzanera. Umbriel.

Antonio Manzanera (Murcia, 1974) es doctor en Economía, MBA y un apasionado del emprendimiento. En 2010 publicó en Ediciones Deusto el manual “Finanzas para emprendedores”, que hasta la fecha ha conocido tres ediciones y ha salido en Booket en edición de bolsillo. Su vida profesional ha transcurrido como economista en el sector privado y en el público. Después de residir durante varios años en distintos países regresó a España, donde reparte su tiempo libre entre la familia, la ayuda a jóvenes emprendedores y las novelas de intriga. “El informe Müller” (Umbriel, 2013) es su primera obra de ficción, y en octubre de 2013 apareció su segunda novela, “La suave superficie de la culata”. En 2014 se publicó “La tercera versión“, reseñada también en este espacio.

Sinopsis

Nueva novela de intriga de Antonio Manzanera, autor del bestseller “El informe Müller”, que en esta ocasión se adentra en la Guerra Civil española para aportar desde la ficción la explicación a varios misterios aún sin resolver en los que participaron los servicios de inteligencia de ambos bandos. Durante el verano de 1938, en plena Batalla del Ebro, un misterioso personaje llamado Urquiza es enviado a Barcelona por el Cuartel General de Franco para participar en el atentado que unos militantes del Partido Obrero de Unificación Marxista preparan contra el presidente del gobierno de la República, Juan Negrín. Llegado a Barcelona, Urquiza descubrirá pronto una razón mucho más poderosa que explica su presencia en la ciudad. Perseguido por ambos bandos y con la única ayuda de Núria, una mujer que busca a su novio desaparecido en el frente, intentará cumplir con éxito su misión más arriesgada: sobrevivir.

Reseña

Antonio Manzanera es todo un escritor experto en la novela de espías o thriller político, no teniendo nada que envidiar con su estilo, argumentos y tramas, a otros autores actuales que supuestamente trabajan el mismo género. Últimamente hemos leído alguna que otra novela de espías de bastante éxito en ventas -de grandes grupos editoriales-, pero que no tienen nada que ver con el verdadero thriller político. Son novelas que se acercan más a la novela de intriga y, aunque bien estructuradas, jamás llegarán a alcanzar la auténtica, compleja y ardua trama de una buena novela de espionaje.

Y Nuestra parte del trato lo es. Además de poseer una intrincada trama muy digna, el argumento, en esta ocasión, Antonio Manzanera lo ambienta durante la Guerra Civil en la ciudad de Barcelona. Un enigmático hombre apodado Urquiza, es enviado desde la zona “nacional” por el General Franco, a Barcelona -en el bando republicano-, para que participe en el atentado que están preparando unos miembros del POUM contra el presidente de la República española, Juan Negrín. Una vez en la ciudad, Urquiza comprenderá que el plan es mucho más complejo y que sólo es una parte de una conspiración aún mayor en la que el objetivo principal se convierte, inesperadamente, en sobrevivir a toda costa.

En la novela se hará un recorrido por las complicadas relaciones entre los miembros de los partidos comunistas -PCE y PSUC-, estalinistas, y los miembros del POUM, trokquistas. Pero también aparecerán otros grupos influyentes del momento durante los enfrentamientos en la ciudad de Barcelona: otra guerra dentro de la propia Guerra Civil. Viviremos los bombardeos de la ciudad, los espías de diversos bandos y el increíble juego, maléfico, de Hitler.

Los personajes serán diversos y llegará un momento en que desconfiaremos de cada uno de ellos gracias al ambiente opresivo que se respirará en la novela: cualquiera podría tener un motivo oculto para actuar cómo actúa y la trama se convertirá en angustiosa.

La ambientación y lugares de la ciudad de aquella época, es excelente. El ámbito en el que se mueven los personajes como son las calles, teatros, hospitales, etc., es totalmente fehaciente y está bien registrado durante el período en el que transcurre la acción.

Los capítulos cortos y ágiles darán mucha rapidez a la narrativa y al estilo conciso de un escritor que no se anda con triquiñuelas sino con el trabajo de las tramas y sub-tramas de la propia novela.

Una novela para descubrir deslealtades y mentiras tal y como deben ser los libros de intriga política de verdad; aquellos donde lo rocambolesco y las traiciones las deberá descubrir el lector… si puede.

Por último decir que al finalizar la novela, hallaremos algunas aclaraciones del autor sobre lo expuesto en el libro y será entonces cuando se volverá a confirmar que la realidad supera, como siempre, a la ficción.

Deja un comentario