Del libro al guión cinematográfico

Por @Dsdmona

Miro la cartelera intentando decidir qué ver en mi próxima visita al cine, repaso la lista cinta a cinta y con sorpresa descubro títulos que no son del todo extraños para mi. Son estrenos y llevo algo desconectada del séptimo arte un tiempo así que esa familiaridad no debería producirse. Un flash ilumina mi mente y hace que mi rostro se arrugue, los títulos me suenan porque son adaptaciones de novelas que he leído o que hace algunos años, o meses, estaban de moda sobre las mesas de las librerías.

Intrigada intento indagar un poco más, no sólo veo que no es fruto de la casualidad sino que es un hecho que lleva repitiéndose hace tiempo y que seguirá la estela en el 2016 con el estreno de otras tantas adaptaciones. Algunos ejemplos serían “Palmeras en la nieve”, “La chica danesa”, “Carol”o “El marciano”.

stack-of-books-

¿Qué pasa? ¿Se ha perdido la inspiración? ¿Es más barato adaptar un libro que encargar un guión desde cero?¿No hay casi nadie capaz de escribir algo original (ahí también se podrían incluir las famosas películas basadas en hechos reales pero eso ya sería otro tema)?¿Hay miedo a escribir algo y que te demanden por plagio, por parecerse a esto o lo otro y por eso directamente se adapta?¿Tienen más público las películas adaptadas?

audience

Particularmente, si he leído un libro no acostumbro a ver su película a no ser que tenga la certeza de que la adaptación es fiel,

y que los actores que interpretan a esos personajes son de mi agrado, así que lo de hacer doble dinero por la película y el libro en mi caso, estaría descartado. Y al revés pocas veces ocurre, si veo la película y descubro que está basada en un libro rara vez lo leo.

No sé si esta tendencia durará mucho o con el paso de los meses irá desapareciendo pero espero, por el bien del sector cinematográfico, que se recupere la inspiración y podamos ver nuevas historias en grandes pantallas (aunque las de ahora ya no sean tan grandes).

Deja un comentario