El principio del fin

el-principio-del-finEl principio del fin. David Gómez.

Por Cristina de @abrirunlibro

David Gómez Hidalgo, (Begur), es matemático y profesor de secundaria por vocación. A los diez años ya tenía claro que la educación y las matemáticas eran su mundo. Lector voraz y pasional, alguien le dijo un día que para saber escribir, debía leer mucho. Desde entonces lo pone en práctica a diario y un día sin lectura, para él, es un mal día.

Su mayor campo de entrenamiento es su blog Cruce de Caminos, un espacio netamente literario aunque no cierra la puerta a otras cosas que le puedan interesar.

Publicó su primera novela en 2007, Bajo el eucalipto; en el 2014 contribuyó con un relato dedicado a Janis Joplin en la antología Hasta siempre, princesas. Por último, en el 2015 publicó una antología completa de relatos, El principio del fin, que es la que se reseña aquí.

Sinopsis

Personajes que persiguen sueños; otros que ven la vida con un punto irónico y nos hacen sonreír; relatos ácidos, relatos comprometidos, relatos de ficción histórica, relatos con suspense hasta la frase final.

Quince puñetazos, algunos más fuertes, otros más insinuados, pero todos con la misma intención: remover conciencias y sobre todo entretener durante unas horas.

Quince sensaciones, quince emociones, unidas por un fino hilo de Ariadna: ¿son esas historias el principio del fin?

Reseña

No es ningún secreto que el cuento, como narración, dispone de un gran peso específico en esta web y hasta se decidió en su momento darle una extensión diferente  en Abrir  un Libro -a pesar de que podía incluirse perfectamente en los apartados de narrativa actual o narrativa universal-, debido a sus orígenes como tradición oral. El cuento, como herramienta, es uno de los más completos y también más complejos a la hora de escribir ya que por su misma brevedad, dispone de unas particularidades que permiten ejercitar y demostrar al “cuentista” un despliegue de habilidades que en una narración larga quedaría más diluida e incluso camuflada.

Y por aquello de que el mundo es pequeño, David Gómez Hidalgo, el autor de esta antología El principio del fin y blogger con solera, me ofreció su selección de relatos recién publicados para que los pudiera leer y reseñar en este espacio a lo que, debo confesar, he ido alargando por miedo a que ese conocimiento virtual con el escritor, y el compañerismo que nos une, no me permitiera realizar una lectura objetiva o, contrariamente, incluso realizara una observación más dura. (Lo que me lleva a afirmar que prefiero una distancia amigable con los escritores por aquello de sentirme con más libertad para expresar mi opinión).

No pudiendo alargar más la lectura, debo decir -y así se lo hice saber a él mismo justo en el momento de terminar el libro-, que David Gómez Hidalgo presenta en su antología El principio del fin, una narrativa cuidada, pulcra, bien desarrollada y muy bien redactada.

La selección de relatos, a primera vista, no tienen ningún nexo en común ya que son relatos ambientados en diferentes épocas, en distintos mundos, distinto género de narrador -pueden ser tanto hombre o mujer- voz narrativa en primera o tercera persona, e incluso de distinto tipo o categoría de relato como relato negro, ciencia ficción, histórico y hasta de amor.

Pero esa diferencia de clase es engañosa porque todos los relatos sí tienen un punto en común y es que una vez finalizado el cuento, el autor podría haber seguido y seguido con el mismo tema en una espiral infinita -como bien muestra la portada del libro y su mismo título-, pero que, finalmente, dará el turno al lector permitiéndole seguir pensando en lo que ha leído y dejando que éste entre en bucle ilimitado.

Esta forma de narración es peligrosa ya que, seguramente, no todo lector sabrá valorarla ya que existen personas que prefieran un final “masticado” con un desenlace que signifique el punto y final. En este caso, el autor prefiere en muchos de sus relatos unir el clímax y el cierre en un final abrupto al borde del precipicio y, debo reconocer, que en algunos me ha parecido un final acorde con el cuento pero en otros hubiera preferido un final más en consonancia con el argumento, desarrollo y clímax. Y este es el único pero a una antología escrita impecablemente, mimada y cuidada, difícil de encontrar en algunos autores independientes.

La selección la componen quince relatos, algunos muy breves y otros más extensos, pero en todos el interés despertado ha sido altamente positivo y en algunos de ellos incluso el impacto de la historia ha sido muy potente. Un libro bien escrito y con algunos guiños muy interesantes que harán de esta lectura un encuentro muy auténtico con un autor novel, entusiasta y que dispone de una narrativa muy seria.

El libro se puede encontrar en distintas plataformas digitales para diferentes dispositivos y también en papel.

Deja un comentario