La lluvia en la Mazmorra

la-lluvia-en-la-mazmorraLa lluvia en la Mazmorra. Juan Ramón Biedma. Ediciones Versátil.

Por Cristina de @abrirunlibro

Entre las numerosas biografías falsas que circulan sobre Juan Ramón Biedma, podemos concluir sin demasiadas garantías que nace en Sevilla, estudia Derecho,  y se dedica durante años a la gestión de emergencias, actividad que ha compartido con la de locutor de radio, guionista y crítico cinematográfico, así como con la colaboración en diversas publicaciones y antologías.

El manuscrito de Dios (2004) supone su debut literario, al que le siguen otras seis novelas entre ellas El imán y la brújula (2007), y consigue el premios Hammett, NOVELPOL y Crucedecables a la mejor novela policíaca. En el 2015 publica Tus magníficos ojos vengativos cuando todo ha pasado, obra galardonada con el Premio Valencia de Novela Negra.  Sus obras, continuamente reeditadas, citadas y seguidas por un numerosísimo grupo de lectores incondicionales, han sido traducidas hasta ahora al portugués, griego, alemán, ruso y turco.

Más información en www. juanramonbiedma.es

Sinopsis

Durante los tres últimos días del mandato del general Primo de Rivera, la disputa por controlar un paquete de cartas destinadas a Alfonso XIII, redactadas por algunos de los prohombres más poderosos del país, obligan al escritor Enrique Jardiel Poncela, a una solitaria profesora, a una joven dramaturga y a un sereno de oscuro pasado a convertirse en detectives para realizar una indagación que los conducirá desde los ambientes teatrales y artísticos menos conocidos hasta algunos de los parajes más extravagantes del Madrid de los años treinta: apuestas clandestinas de riesgo extremo, teatros de autómatas, el tráfico de cadáveres con las facultades, asilos de actores, los llamados Cementerios Ambulantes o la vida oculta de la aristocracia más próxima a la monarquía; recorrido que desvelará un entramado trascendental para el futuro del país.

Reseña

Nueva novela del escritor Juan Ramón Biedma después de la excelente Tus magníficos ojos vengativos cuando todo ha pasado  premio Valencia de Novela Negra en su segunda edición. En esta ocasión ambienta su libro en los años treinta, en Madrid, y con un protagonista de excepción: nada más ni nada menos que Enrique Jardiel Poncela, convertido, sin buscarlo y por azares de la vida, en un detective irónico e inteligente en busca de unas misteriosas cartas en poder de una actriz teatral de primera fila y que podrían poner en jaque al gobierno de la época. 

Entre todas las cosas que hay que destacar de Juan Ramón Biedma, una es la ambientación tan lúgubre y enigmática con la que recrea siempre sus novelas. En La lluvia en la Mazmorra conoceremos a una gótica y oscura ciudad de Madrid que, envuelta en una lluvia persistente, nos la mostrará como una Villa poco amable durante los convulsos años treinta y que gracias a la imaginación del escritor -como ya hizo con Sevilla en su momento-, describirá lugares siniestros y perturbadores con gran creatividad. Desde una fábrica donde se dará trabajo a niños en unas condiciones infrahumanas -en el libro se adjunta la nota de prensa real del año 1930 que recogió el ABC- , Cementerios Ambulantes, casas de apuestas con juegos perversos, prostíbulos inmundos… y un sinfín de detalles del entorno donde será imposible escapar del hechizo tenebroso por el que nos adentra.

El gran personaje a destacar en este libro es, cómo no, el dramaturgo Jardiel Poncela que dará su toque brillante e irónico a todo un contexto ya de por sí bastante lóbrego y sombrío pero no por ello menos atrayente por su influencia gótica.

JARDIEL.— Para responderle, antes tendría que estar seguro de lo que es la religiosidad. Supongo que disculpar la estupidez ajena, soportar el contacto de personas insoportables, alzarse de hombros ante lo indignante es religiosidad. Y también me imagino que decir cada día diez veces: “¡Amigo mío!” mientras se da un abrazo a un bípedo despreciable que sabemos que nos difama es religiosidad. Pero, como le decía, no estoy muy seguro. Lo que sí sé de cierto es que usted no es mi amigo. 

Otro acierto de este libro es la construcción de la novela como texto teatral. Leyendo La lluvia en la Mazmorra, el lector se sentirá dentro de un teatro y será como un espectador más observando a los personajes en el escenario. Además, conoceremos los interiores de algún famoso teatro así como -con un humor cáustico-, un asilo de actores. También tendremos una breve aparición de la Mariana Pineda de Lorca hecha autómata. 

[…] Mariana, la bandera

que bordas en secreto…

Han hallado 

en el armario viejo 

y se han tendido en ella 

fingiéndose los muertos. […]

La trama se gesta con una alambicada urdimbre  y no se descubrirá nada de ella hasta casi el final, donde el papel que juega cada uno de los protagonistas -y por trillado y tópico que parezca pero no por ello menos cierto-, nadie será quién parece ser. A todo ello, en la trama, se suma un ambiente político muy crispado donde la Unión Patriótica, partido político español fundado por Miguel Primo de Rivera, tendrá un peso muy específico.

JARDIEL.— El político tiene que tratar a sus amigos como si hubieran sido sus enemigos, y a sus enemigos como si hubieran de llegar a ser sus amigos.

La lluvia en la Mazmorra, una novela gótica escrita como texto teatral con los Dramatis Personae correspondientes dentro de un contexto histórico convulso y con un enigma protagonizado por Enrique Jardiel Poncela. Un libro misterioso con ese “toque” inconfundible a lo Juan Ramón Biedma que ya casi es un género en sí mismo dentro de los géneros de la literatura de este país. Bienvenida. 

Deja un comentario