El dragón de Shanghai

El-dragón-de-ShanghaEl dragón de Shanghai. Qiu Xiaolong. Tusquets.

Qiu Xiaolong (Shanghai, 1953) se dio a conocer mundialmente con la serie de novelas policiacas protagonizadas por el inspector jefe Chen Cao, en las que traslada a los lectores a la realidad social y cultural de la China moderna en una época de difícil transición. Tusquets Editores ha publicado: Muerte de una heroína roja, Visado para Shanghai, Seda roja, El caso Mao, El crimen del lago y El enigma de China.

Sinopsis

En la brigada de casos especiales de Shanghai están todos estupefactos: con la excusa de ascenderlo a un cargo burocrático, han alejado al inspector jefe Chen de los expedientes más delicados. Tras comprobar que intentan atraerlo hacia una trampa, Chen decide alejarse de Shanghai, aunque ello no impedirá que atienda a la petición de auxilio de una hermosa y melancólica joven. Chen se inmiscuye en un caso decididamente plagado de minas, mientras investiga a quienes le persiguen hasta el punto de haber puesto precio a su vida. El ahora ex inspector se enfrenta a la investigación más peligrosa de su carrera, precisamente cuando un ambicioso alto cargo y su esposa encarnan una renovación comunista. Y es que mientras los cantos revolucionarios todavía resuenan en las mentes de todos, y pese a la propaganda que habla de transparencia y modernización, la ambición y la corrupción campan a sus anchas en la China actual.

Reseña

Un nuevo caso del ya ex-inspector jefe de la Brigada de casos especiales de la Policía en ShanghaiChen Cao. Tal y cómo se preveía en la anterior entrega de la serie El enigma de China -reseñada aquí hace muy poco-, Chen Cao pasa por sus horas más bajas en esta nueva novela recién publicada por Tusquets, El dragón de Shanghai, al ser ascendido a un cargo burocrático que le aparta de su cometido como inspector en casos especiales así como dejará de ser también el vicesecretario del Partido en el Departamento de Policía de Shanghai . Chen, convencido de que se trata de una estrategia para apartarle de un caso extraordinariamente singular y del que no tiene ninguna constancia, solicitará unos días de vacaciones para encargarse de la rehabilitación de la tumba de su padre. Nos encontramos en el mes de abril, mes del Qingming, fecha del calendario lunar considerada propicia para limpiar o restaurar las tumbas de los parientes difuntos. Pero a causa de una trampa en la que se verá envuelto, decidirá realizar una investigación por su cuenta de los casos que le llegaron en su último día al despacho y que no pudo ni abrir. Esta investigación acarreará diversos riesgos y peligros no tan sólo para él sino también a los que le rodean.

Muy interesante esta nueva novela de Qiu Xiaolong donde se tratará en esta ocasión y de manera mucho más profunda, la corrupción entre altos cargos del Partido en Shanghai, de los bolsillos llenos –ejecutivos con un alto poder adquisitivo gracias a que en la mayoría de las veces realizan negocios para empresas gubernamentales-, y de las ernai, concubinas que asumen un tren de vida muy caro y lujoso, amantes de los bolsillos llenos.

En El dragón de Shanghai volveremos a tener una novela de investigación donde conoceremos aspectos de la historia de China y sus tradiciones como la gastronomía -en la anterior reseña ya se indicó que el escritor Qiu Xiaolong es un gran admirador del Pepe Carvalho de Vázquez Montalbán-, la Revolución Cultural, así como de la gran corruptela que existe en este país comunista de grandes y extremas diferencias sociales. Chen Cao, gran literato y entre sus aficiones la poesía -también es traductor, por ejemplo de T.S. Eliot-, nos irá ofreciendo a través de una narrativa con prosa lírica, poemas de diversas dinastías y reflexiones nostálgicas. De esta manera, quedará bien reflejado el perfil del protagonista con una personalidad entre melancólica e introvertida.

China cambia, y China no cambia. Las apariciones de emperadores y emperatrices parecían cobrar forma de nuevo bajo la luz fluctuante del antiguo jardín. Cuando la penumbra ya se extendía por el cielo, la última nube pálida empezó a retirarse. 

El dragón de Shanghai dispone de un buen rompecabezas y todo ello envuelto por el envilecimiento de algunos estamentos y de cargos en el poder. Buena novela negra que además de adentrarnos en la China actual, nos sumergirá en una trama más que digna y con unos momentos de clímax muy bien alcanzados. Además, El dragón de Shanghai, dispone de ese punto de aventuras y enigma clásico que ofrecerá una lectura muy amena y entretenida. Larga vida a la serie de Chen Cao.

Deja un comentario