El ángulo muerto

el-angulo-muertoEl ángulo muerto. Aro Sáinz de la Maza. RBA.

Aro Sáinz de la Maza, Barcelona, 1959, compagina su carrera de escritor con la de editor y corrector.

El asesino de La Pedrera es su primera novela negra, y en ella da vida al inspector Milo Malart, del que está preparando ya la segunda entrega de la serie. Obtuvo una mención especial del jurado del V Premio Internacional RBA de Novela Negra.

Sinopsis

Milo Malart se enfrenta a dos asesinatos y una macabra matanza de perros en Barcelona. Como telón de fondo, una ciudad estigmatizada por los estragos de la crisis, el paro y la corrupción.

«Esa era la verdadera tragedia: que la incompetencia de los gobernantes iba a destrozar una generación, arrebatándoles el futuro».

Tras el éxito en España y Francia de El asesino de La Pedrera, vuelve el inspector Milo Malart, dispuesto a no dejar títere con cabeza. Una novela negrísima que muestra lo mejor y lo peor de una sociedad ahogada por sus éxitos y sus frustraciones.

Reseña

Hay personajes de sagas policiales con los que el lector, gracias a ellos, se aficiona a una serie y queda “tocado” por la personalidad del protagonista. Y esto es lo que ocurre con el Inspector de los Mossos d’Esquadra, Milo Malart, “la estrella” de la saga policial del escritor Aro Sáinz de la Maza.  Aunque Milo Malart se ha hecho rogar un poco en aparecer nuevamente, el actual libro de la serie, El ángulo muerto,  ha hecho su entrada por la puerta grande porque aquí, para quién escribe, esta entrega supera con creces a su antecesora El asesino de La Pedrera.

El ángulo muerto es una novela negra muy potente que lleva una crítica implícita y explícita hasta en el propio título. Cuenta además con una ambientación y una recreación de la ciudad de Barcelona atípica —y que no desvelaré—, pero que hará referencia a una frase hecha utilizada coloquialmente y que refleja a la perfección la situación o a la realidad tan tremenda en la que viven muchas personas. 

En esta ocasión, el Inspector Malart y su compañera Rebeca, deberán enfrentarse a los asesinatos de dos personas en diferentes puntos de la ciudad sin conexión aparente entre ellas. Además, un hecho muy macabro está poniendo a las Instituciones de la Ciudad muy nerviosas debido a la aparición de cadáveres de perros pero con una representación y una recreación muy impactante para el ciudadano de a pié, ya que se producen en lugares públicos.

El argumento se desarrollará con una trama sólida y con una viveza singular debido, principalmente, al perfil tan particular de Milo Malart con sus problemas familiares y esas percepciones tan especiales.  Todo ello proporcionará a todo el conjunto una lectura mucho más que únicamente amena. Con unos procedimientos policiales, los justos para no aburrir, saltaremos de giro en giro en un libro completo de 345 páginas que se leerá en un visto y no visto en una novela policial mediterránea. 

Estos tiempos de crisis han dado muchísimos argumentos a la novela negra. Quizás demasiados y también quizás también son demasiados los libros que han hablado sobre ello; pero es justo decir que pocos han sabido darle esa mezcla entre desaliento e ironía pero también de exigencia como lo hace Aro Sáinz de la Maza en El ángulo muerto a través de Milo Malart. Una voz muy personal que nos mostrará un carácter y una conducta algo extraña pero que dotarán al personaje de una rareza tan particular que seducirá al lector.

Contempló el mar, la extensa llanura negra. Los fantasmas, siempre los jodidos fantasmas. Los maldijo en silencio.

Buena novela, buen argumento y un trabajo minucioso harán de El ángulo muerto algo más que un libro sólo entretenido, sino que dará ese algo más que todos los lectores esperamos de una trama y de un personaje.

 

Deja un comentario