La casa junto al camposanto

La casa junto al camposanto. Sheridan Le Fanu. Editorial Montesinos.

la-casa-junto-al-camposantoJoseph Sheridan Le Fanu (Dublín, 1814-1873) está unánimamente reconocido como uno de los más grandes escritores de la época victoriana, y quizá el mayor exponente de la literatura de lo sobrenatural. M. R. James lo señaló como el autor más relevante de las historias de fantasmas, y Hen ry James se declaró lector empedernido de sus obras. La crítica literaria anglosajona destaca, más allá de la calidad de La casa junto al camposanto como novela gótica –tal vez la mejor de la época– su importante influencia en una obra singular del también irlandés James Joyce: Finnegans Wake.

Sinopsis

La casa junto al camposanto empieza con la narración de un hecho macabro: el desentierro accidental de un cráneo que muestra evidentes signos de violencia y, cosa aún más extraña, un agujero, como si hubiera sufrido una trepanación.

Mezcla de novela de suspense, de novela histórica y de novela de fantasmas, La casa junto al camposanto está ambientada en la década de 1760 en la villa irlandesa de Chapelizod, de la que describe una vida social poblada de intrigas, turbias relaciones y sucesos a veces inexplicables, y de la que surge un ramillete de personajes inolvidables.

Reseña

Inédito en castellano, Editorial Montesinos nos trae ahora una nueva edición con la correspondiente traducción de La casa junto al camposanto, un libro de Sheridan Le Fanu publicado en 1863 que nos narrará la historia y vida de los habitantes de Chapelizod, un pueblo dentro del mismo Dublín, en Irlanda, y ambientado durante 1767. 

Novela gótica, La casa junto al camposanto se iniciará con el macabro descubrimiento de un cráneo con signos indiscutibles de violencia. A partir de aquí, la novela pasará a relatarnos, a través de numerosos personajes, la vida social del pueblo y, poco a poco, iremos averiguando lo que se esconde entre todos ellos: un ramillete de intrigas, rencores, y hechos poco o nada claros.

Esta extensa novela de Sheridan Le Fanu —cuenta con 667 páginas—, se puede incluir también dentro del género histórico ya que la ambientación de la época y de Chapelizod con sus habitantes, será narrada de manera pormenorizada aunque irá introduciendo entre sus páginas, como no podía ser de otra manera, cuentos de fantasmas al más puro estilo inconfundible del escritor. La trama, más reposada que en otros libros, maravilla por su minuciosidad y por la caracterización de sus personajes, al milímetro, algunos realmente divertidos y otros algo oscuros. 

La prosa, con párrafos y oraciones amplias, agradará a todo aquel lector que le guste la prolijidad y la meticulosidad en las descripciones como por ejemplo los vestidos, gastronomía y otras particularidades como el habla de las clases sociales más bajas. 

De repente escuchó el retumbo y el tintineo de un coche de alquiler, y el sonido metálico de los cascos de los caballos que eran conducidos hasta muy cerca, debajo de su ventana. Su corazón dio un salto, revoleteó y en su ascenso le llegó hasta cerca de la boca, y entonces se derrumbó como un pedazo de plomo, y escuchó a una voz muy conocida decirle unas pocas frases al cochero y, luego, en el vestíbulo, tal como suponía, a Biddy; y con ello entró en la habitación, vestida, como de costumbre, de negro, alta, delgada y erecta, con una capucha que ensombrecía su pálido rostro, y la neblina y la frialdad de la noche parecieron entrar junto a ella. 

Una novela muy bien construida e intensa que comprende suspense y también historia; una obra muy singular de un excelente autor victoriano al que el mismo Henry James admiraba y que ahora podemos conocer en primicia gracias a la traducción de Esther Pérez —que habrá sido laboriosa y complicada—, y a la Editorial Montesinos. Una ocasión que no hay que desaprovechar. La casa junto al camposanto, un libro distinto a lo habitual en el autor al no ser únicamente de horror, pero básico para amantes de Sheridan Le Fanu y de las narrativas diferentes.

Deja un comentario