Sin habitación propia

Sin-habitación-propiaSin habitación propia. Carmen Moreno. Fundación Uxío Novoneyra.

Carmen Moreno nació en Cádiz en 1974. Se licenció en Filología Hispánica por la UCA, e hizo un máster de Edición por la USAL en coordinación con Santillana. Trabajó para editoriales como Plaza & Janés, Algaida, Salto de Página.

Ha ganado premios como el Nacional de Relatos Fernando Quiñones e el Internacional de Poesía Francisco de Quevedo. Auntora de ocho libros de poemas, tres novelas y dos libros de relatos. 

En la actualidad dirige la editorial Cazador de ratas.

Sinopsis

Decía Virginia Woolf que, para que las mujeres también pudieran crear, necesitaban una habitación propia, pero no siempre se consiguió. A lo largo de la historia de la Literatura, las mujeres han tenido que pelear contra la industria de masas y contra el machismo imperante tanto en el mundo de las letras, como en la sociedad en general. 

Sin habitación propia es una llamada a hacer justicia, a reivindicar a aquellas escritoras, en este caso poetas, que pelearon por obtener su lugar en el mundo, haciendo caso omiso a las ataduras sociales y básicamente masculinas. Un homenaje a dieciséis poetas que acabaron quitándose la vida, ahogadas por la falta de libertad o por la enfermedad.

Reseña

Dieciséis biografías de dieciséis autoras, poetas, que terminaron quitándose la vida. Desde Safo hasta Marilyn Monroe, dieciséis mujeres a las que les dolió la vida ya fuera por presiones, amores imposibles o por enfermedad. Mujeres con una sensibilidad única que decidieron poner el punto y final por derecho propio. ¿Locura? ¿Cordura? En realidad, ¿qué más da? Lo que sí es evidente es que fueron mujeres de gran inteligencia y sensibilidad; con ello les tocó vivir pero también morir. 

Sin habitación propia de Carmen Moreno —cuyo título hace referencia al ensayo de Virginia Woolf, otra mujer suicida, Una habitación propia—, es un libro que recrea los postreros días de la vida de estas mujeres, fabulando la autora —aunque algunos capítulos de Sin habitación propia bien podría tratarse de un ensayo—, con aquellos pensamientos que debieron ocupar sus mentes en el último instante. Poniéndose en la piel de esas mujeres, Carmen Moreno construye un mundo melancólico y doliente de belleza hipnótica: un homenaje a la inteligencia y a la creatividad de todas ellas.  

Algunas de las dieciséis biografías van acompañadas de correspondencias aunque en todas encontraremos cinco poemas de cada una de ellas. Algunos han sido traducidos por la propia Carmen Moreno o expresamente para ello.

La antología está compuesta por las biografías de:

Safo (Mitilene, ca.650/610-¿Léucade?, 580 a.C.); Karoline von Günderrode (Karlsruhe, 11 de febrero 1780-Winkel Rheingau, 26 de julio de 1806); Teresa Wilms Montt (Viña del Mar, 8 de septiembre de 1893-París, 24 de diciembre de 1921); Sarah Teasdale (San Luis, 8 de agosto de 1884-Nueva York, 29 de enero de 1933); Florbela Espanca (Vila Viçosa 8 de diciembre de 1894 – Matosinhos 8 de diciembre de 1930); María Polydouri (Kalamata, 1 de abril de 1902-Atenas, 29 de abril de 1930); Charlotte Perkins Gilman (Hartford, 3 de julio de 1860-Pasadena, 17 de agosto de 1935); Alfonsina Storni (Sala Capriasca, 29 de mayo de1892-Mar de Plata, 24 de octubre de 1938); Antonia Pozzi (Milán, 13 de febrero de 1912 – Milán, 03 de diciembre de 1938); Karin Boye (Gotemburgo, 26 de octubre de 1900-Alinsas, 23 de abril de 1941); Marina Tsvietaieva (Moscú, 26 de agosto de 1892- Yelabuga, 31 de agosto de 1941); Elise Cowen (Nueva York, 31 de Julio de 1933-Nueva York, 1 de febrero de 1962); Sylvia Plath (Boston, 27 de octubre de 1932-Londres, 11 de febrero de 1963); Alejandra Pizarnik (Buenos Aires, 29 de abril de 1936-Buenos Aires, 25 de septiembre de 1972); Anne Sexton (Massachussets, 9 de noviembre de 1928- Boston 4 de octubre de 1974); y Marilyn Monroe (California, 1 de junio de 1926- California, 5 de agosto de 1962). (Fuente web Carmen Moreno). 

Yo no soporto más esta pesadumbre que es el hombre y la mujer. Estas desigualdades que nos dicen quiénes tienen derecho a hablar y quiénes deber agachar la cerviz y dejarse caer por la historia. Contra todos ellos, mi pecho que estalla. (Perteneciente a la biografía de Karin Boye). 

Toda la narrativa está escrita con un bello estilo lírico —es más que evidente que la autora es también escritora de poesía—, que no escapa a la delicadeza del pensamiento ni del acto, melancólico, del suicidio; tampoco evade las emociones intensas que Carmen Moreno vuelca en Sin habitación propia en un trabajo que se intuye y se siente con desasosiego y consiguiendo impregnar a la obra de una belleza interior sobre todo lo expuesto. Un gran trabajo sobre grandes poetisas de la historia que a Carmen Moreno le habrá costado horas de intensa labor documental y trabajo metódico pero también horas de pasión y anhelo ya que todo ello se transmite al lector.

Con un prólogo de José María Garrido más dos notas de Carmen Moreno, este libro constituye una obra singular. Una narración con un encanto nostálgico de la que el lector no podrá huir por la amalgama de emociones potentes y apasionadas que contiene esta biografía reivindicativa que es Sin habitación propia. Un libro escrito para ser saboreado pausadamente.

Pero yo ni me inmuto.

La escarcha forma una flor;

El rocío, una estrella.

Las campanas doblan,

las campanas doblan

por alguien.

(“De muerte y compañía” de Sylvia Plath).

 

Deja un comentario