Un ciego con una pistola

un-ciego-con-una-pistolaUn ciego con una pistola. Chester Himes. Editorial Bruguera.

Chester Bomar Himes (Jefferson City, Missouri, Estados Unidos de América; 29 de julio de 1909 – Moraira, Alicante, España; 12 de noviembre de 1984) fue un escritor afroamericano, conocido sobre todo por sus novelas de serie negra, aunque también practicó otros géneros, todas tienen en común el tratamiento del problema racial en los Estados Unidos. (Fuente Wikipedia).

Sinopsis

«Un amigo mío, Phil Lomax, me contó que un ciego había disparado con una pistola contra un hombre que le había abofeteado en el metro y había ,atado a un espectador inocente que leía tranquilo su periódico al otro lado del paseo. Y pensé, maldita sea, igual que las noticias de hoy, las revueltas de los ghettos, la guerra en Vietnam, los actos masoquistas en el MedioOriente. Luego pensé en alguno de los líderes de voz estridente que incitan a nuestros vulnerables hermanos de alma y les hostigan para que se hagan matar, y por último pensé que toda la violencia desorganizada es como un ciego con una pistola.» Chester Himes.

Reseña

Escrita en 1969, Un ciego con una pistola —Blind Man with a Pistol o Hot day, hot night—, es una novela policial muy alejada de los estereotipos de la cultura y del mundo “blanco” e, incluso, de la novela policial clásica aunque aparezcan los detectives negros, Ataúd Johnson y Sepulturero JonesSu autor, Chester Himes, casi siempre ha tratado el problema racial en los EUA en sus novelas y ésta, se encuentra ambientada en el barrio negro de Harlem de N.Y. En este libro Himes se centrará en la marginación negra y en el guetto al que se ve sometida la población de color frente al poder blanco. 

Los disturbios amenazan un verano muy caliente, aún más que el sofocante calor que reina en Harlem. Ataúd Johnson y Sepulturero Jones creerán que todo el mundo se ha vuelto loco. Dos serán los casos que deberán resolver los detectives además de aplacar un montón de revueltas de negros que se enfrentarán a las autoridades —blancas—, y  que, aparentemente, esas revueltas no estarán relacionadas entre sí.

Esta es una novela muy dura y muy violenta que escapa a los esquemas de la novela policial estándar. Un libro donde quedará reflejada la minoría negra y el abandono al que se ve sometida, casi prisión, que era, el barrio de Harlem. Una novela escalofriante que presentará momentos de absoluta desolación con un estilo y lenguaje claro, directo y demoledor. El desamparo de la sociedad negra, las diversas minorías que componen la población de Harlem, las costumbres y la brutalidad existente, puede dejar descolocado al lector blanco del siglo XXI porque ésta es una novela de mucha acción pero también es muy sórdida y expeditiva.

Cuando el hombre blanco se apartó del negro, pensó que todos ellos hablaban un lenguaje secreto. Todo lo que deseaba era contactar con los mariquitas, los chicos-chicas de labios tostados y cuerpos bronceados; arrancarle a alguno las ropas, dejar que le violaran. 

Un ciego con una pistola es una novela que a medida que se va leyendo, uno puede llegar a odiarla o a venerarla ya que se encuentra escrita con un aparente desorden como si el argumento se contagiara de los hechos que se van sucediendo continuamente en ella. Un caos extraño, feroz y agresivo que hipnotizará y que dejará una sensación extraña al terminar el libro. Será entonces cuando el lector se preguntará si el título al que hace referencia la novela no será la metáfora sobre todo lo que ha terminado de leer. Y es por ese motivo que yo he decidido venerar a Un ciego con una pistola.

Deja un comentario