Alfonsina Storni, ya casi de agua

Alfonsina Storni, ya casi de agua

Por Liliana Souza.

Los símbolos personales crean destellos. La intención es ofrecerla como virtud, o como defecto. El lector, sabrá.

1880,  su familia llega a San Juan provenientes de Suiza, para fundar una modesta industria,  “Cerveza los Alpes”.

1891,  regresan al país de origen,  y el 29 de mayo de 1892 nace Alfonsina.

1896,  deciden el regreso a San Juan.

1901,  se trasladan a Rosario,  convirtiéndose la madre en responsable de la familia.  Abrieron “El café suizo”, donde la aún niña,  atendía las mesas.  El proyecto fracasó y nuevos horizontes laborales se impusieron.

1907, arriba una compañía de teatro que ofrece a Alfonsina reemplazar a una actriz,  comenzando así a viajar por diversas provincias.  Nuevamente en su ciudad,  comienza estudios para maestra rural.

1911,  se traslada a Buenos Aires, el gran sitio,  inconfundible e inimitable.

alfonsina-storni-maria-rizzo
Autora plástica María Rizzo

1912, 21 de abril,  nace su único hijo, Alejandro.  Este acontecimiento  define su actitud de mujer sola,  absoluta e imperfecta.  Una mujer pegada a sí misma.

Hacer memoria es un ejercicio que vuelve nítido el límite más borroso.  El amor agrega profundidad, pero pronto, resulta todo confuso.  Su amor tuvo una falla: el hombre.  Ese hombre pequeñito que se quedó en los fragmentos.

1935, un mayo atroz en el que Alfonsina Storni es operada de un cáncer de mama.

Antes, parecía alegre, su conversación era chispeante aunque a veces muy aguda.  Ahora, la mastectomía deja grandes cicatrices físicas y emocionales.  Sufre depresión,  se torna recluída y evita amistades.  Su grito siempre será en silencio.

1938,  a mediados de año se instala la incertidumbre, el temor por la enfermedad y su renuencia: un proceso terminal. 

La invade entonces, una poética del dolor que la afecta y la asusta.

Viaja a Mar del Plata.  Escribe una carta a su hijo.  Otra, al diario La Nación.

Escribe un último poema, campo de experiencias,  zona de riesgo.

 

… voy a dormir, nodriza mía, acuéstame,

ponme una lámpara a la cabecera;

una constelación; la que te guste;

todas son buenas; bájala un poquito …

 

1938,  a la una de la madrugada del martes 25 de octubre,  tiembla como una suave tela mecida por la brisa nocturna.  Tiembla y camina hacia el mar.  Parece que sueña, o que mira como miran los muertos.

Alfonsina Storni, ya casi de agua.  Ya, la gran poeta de América. 

***

Liliana Souza nació en 1958,  en Avellaneda.  Actualmente reside en Don Bosco, Quilmes, Pcia. Buenos Aires, Argentina y donde coordina un Taller Literario. 

Como poeta obtuvo 19 primeros premios nacionales,  y  reconocimientos en España y EE.UU.

Sus trabajos se incluyen en antologías, diarios, revistas y sitios web. También en libros publicados en Méjico y España.  

Difundió poesía editando los espacios “Quilmespoesía”,  “poemás”  y  “poemás o menos”,  con el auspicio de la Universidad Nacional de Quilmes y Biblioteca Pública José Manuel Estrada.

Colabora con Agenda del Sur, Diga 33,  Paloma y La palabra que sana,  escribiendo artículos sobre literatura.

En 2010 publicó “esa otra forma”. 

En 2012 “cuarto de costura”.

En 2015 “la doliente”.

***

María Rizzo, es artísta plástica y nació en Sicilia, Italia. Actualmente tiene residencia en la ciudad de Quilmes. Su obra se caracteriza por ilustrar a personalidades destacadas de la historia, de las letras y las distintas formas del arte; mujeres aborígenes y mujeres reinas o princesas reconocidas de todos los tiempos. Dicha muestra fue declarada de interés municipal y la visita formal realizada por nuestro Secretario General, compañero Roberto “Mata” Rodriguez, la artista le entrego un retrato del Papa Francisco titulado “La luz para el mundo”.
En su catálogo de presentación, el museólogo Francisco Juan Devincenzi señala entre otros conceptos: “Respeta el semblante verdadero de la persona retratada…”; “su obra está llena de fuerza y dinamismo la que sin ser fotografía, es fidedigna con cada rostro retratado…”; y destaca que “su pincel tiene el vuelo propio de quien se desplaza sobre la tela con certezas y ensoñaciones…”. (Fuente cecquilmes)

 

Deja un comentario