Rey de Picas

Rey de Picas. Joyce Carol Oates. Traducción de José Luis López Muñoz. Alfaguara.

rey-de-picas

Por Cristina de @abrirunlibro

Joyce Carol Oates nació en Lockport, Nueva York, en 1938. Autora de más de 50 novelas, más de 400 relatos breves, más de una docena de libros de no ficción, ocho de poesía y otras tantas obras de teatro en cuatro décadas, es una de las grandes figuras de la literatura contemporánea estadounidense. Ha sido galardonada con numerosos premios, como el National Book Award, el PEN/Malamud Award y el Prix Fémina Étranger. En 2011 recibió de manos del presidente Obama la National Humanities Medal, el más alto galardón civil del Gobierno estadounidense en el campo de las humanidades, y en 2012, el Premio Stone de la Oregon State University por su carrera literaria. Alfaguara inició en 2008 la publicación de su obra con la magistral La hija del sepulturero, a la que siguieron Mamá; Infiel -para muchos la mejor recopilación de relato breve de Oates y uno de los libros más destacados de 2001 según The New York Times-; Ave del paraíso; Memorias de una viuda; Una hermosa doncella; Blonde -su monumental novela sobre la vida de Marilyn Monroe que fue finalista del Premio Pulitzer-; Hermana mía, mi amor, galardonada con el Grand Prix de l’Héroïne Madame Figaro; Mujer de barro; Carthage, Mágico, sombrío, impenetrable y ahora Rey de picas. Una novela de suspense.

Sinopsis

Andrew J. Rush ha conseguido el aplauso del público y la crítica, un éxito con el que sueña la mayoría de los autores. Sus veintiocho novelas policiacas han vendido millones de ejemplares en decenas de países y tiene un poderoso agente y un editor brillante en Nueva York. También tiene una amante esposa y tres hijos ya adultos, y es una gloria local en el pueblo de Nueva Jersey donde reside.

Pero Rush esconde un oscuro secreto. Utilizando el seudónimo Rey de Picas escribe otro tipo de novelas, violentas y espeluznantes: el tipo de libros que el refinado Andrew nunca leería y mucho menos escribiría. Su vida perfecta se viene abajo cuando su hija encuentra una novela de Rey de Picas y comienza a hacer preguntas. Al mismo tiempo, Rush recibe una citación judicial tras ser demandado por una mujer del pueblo que lo acusa de plagio. Mientras la reputación, la familia y la carrera de Rush peligran, los pensamientos de Rey de Picas se vuelven cada vez más malvados.

Reseña

Sólo existen dos escritores contemporáneos, foráneos, que me perturban especialmente con sus textos y planteamientos. Uno es Stephen King y el otro, la escritora Joyce Carol Oates. Si a esto añadimos que la última novela de Oates se titula Rey de Picas, y que como subtítulo vaticinará Una novela de suspense, uno ya sabe que debe prevenirse para lo que le espera. O no. Porque nunca se está lo suficientemente avisado con Oates. 

Andrew J. Rush es un escritor de novela policiaca de renombre que supera la cincuentena y que vive en una gran casa en una zona residencial de Nueva Jersey donde ejerce de miembro ilustre de la comunidad. Es respetado por sus conciudadanos e incluso desempeña funciones filantrópicas y de mecenazgo. Sus libros tienen finales felices donde el bien siempre triunfa sobre el mal; son novelas que se venden por millones y han sido traducidas a varios idiomas. Está casado con la que fue su primera y única novia y tiene tres hijos. Pero Rush tiene una afición secreta que todos desconocen, incluso su familia: utilizando el pseudónimo de Rey de Picas, Rush, escribirá “otras” novelas, violentas y aterradoras. Novelas donde el mal mostrará su cara más oscura. Un día, algo alterará la apacible rutina de Rush y, de repente, Rey de Picas aparecerá en sus pensamientos más de lo que debiera. Rush comenzará entonces a mostrar un comportamiento poco habitual. 

Joyce Carol Oates narra en primera persona con la voz de Rush, el declive al que se ve sometido un escritor al que la fama lo ha catapultado a lo más alto pero que a su vez, también es proclive a la inseguridad, a la incertidumbre; veremos cómo la escritora lo arroja a una inestabilidad convertida en paranoia y obsesión, en una novela con un carga de suspense psicológico altísimo y donde los lectores se convertirán en meros títeres entre sus páginas observando, de manera estremecedora y sorpresiva, cómo alguien que lo tiene todo, va cayendo directo hacia el abismo.

… el terrible alzarse del hacha, el resplandor mate de la tosca hoja, y la curva descendente de la Muerte, imparable una vez iniciada, irremediablemente hundida en un cráneo humano, tan fácil de partir como un melón, sin otra protección que una piel relativamente gruesa, hasta dejar al descubierto la pastosa materia gris del cerebro entre un torrente de sangre arterial.

Electrizante. Un homenaje a Poe, dice la crítica. Sí, cierto. Y sobre todo un homenaje al cuento de Poe El demonio de la perversidad y del que hallaremos un párrafo como introducción a Rey de Picas. Yo añadiría, por eso, algo más: este libro es un homenaje a la Literatura Gótica Universal y a sus grandes autores, además de Poe, como Bierce, Le Fanu, Blackwood, Henry James, Chambers… Una narrativa donde Oates utiliza las voces de Rush y de Rey de Picas para seducir e hipnotizar al lector y convertir el relato en algo muy real, inquietante, turbador; una fascinación que se instalará en nuestra mente y que no nos abandonará, incluso una vez finalizado el libro. Una novela estremecedora y muy recomendable para aquellos lectores amantes de la narrativa gótica, del misterio y del suspense. Y como quien avisa no es traidor, agarraos porque Oates te arrastrará hacia el abismo. Literalmente. 

Deja un comentario