Un amor que destruye ciudades

un-amor-que-destruye-ciudadesUn amor que destruye ciudades. Eileen Chang. Traducción de Anne-Hélène Suárez y Qu Xianghong. Libros del Asteroide.

Por Cristina de @abrirunlibro

Eileen Chang nació en el seno de una familia de clase alta de Shanghai. Su madre fue una mujer moderna educada en Inglaterra; su padre, un adicto al opio de ideas tradicionales. El matrimonio terminó en divorcio y Eileen quedaría bajo la custodia de su padre, hasta que los maltratos a los que este la sometía la obligaron a irse a vivir con su madre. Tras la invasión japonesa de Hong Kong en 1941, en cuya universidad estudiaba literatura, volvió a la también ocupada Shanghai, donde empezó a publicar en revistas los cuentos y nouvelles que la convirtieron en una famosa escritora. En 1944 se casó con Hu Lancheng, un político que colaboraba con los japoneses y del que se divorciaría tres años después. La llegada de los comunistas al poder la llevaría a EE. UU. en 1955, donde moriría cuarenta años más tarde sin haber vuelto nunca a China. Durante sus años en EE. UU., Chang dio clases en distintas universidades y continuó escribiendo ensayos, narrativa y guiones para películas rodadas en Hong Kong. Aunque su popularidad se mantuvo viva en Taiwán y en Hong Kong, durante el régimen comunista sus libros quedaron relegados en la China continental por motivos políticos. En los años noventa, coincidiendo con la apertura del régimen y el ascenso de una pujante clase media, su obra fue redescubierta con gran éxito.

Entre sus libros destacan las novelas cortas La jaula dorada (1943, germen de una novela posterior que publicaría en inglés en 1967: The Rouge of the North), La rosa roja y la rosa blanca (1945), Un amor que destruye ciudades (1947) y Deseo, peligro (1975, llevada al cine por Ang Lee en 2007).

Sinopsis

Un amor que destruye ciudades está ambientada en la China de los años cuarenta: los Bai, una familia tradicional de Shanghai, buscan pretendiente para una de sus hijas solteras. Cuando la señora Xu les presente a un rico heredero, Fan Liuyuan, este se quedará prendado de otra de las hermanas: la joven y bella divorciada Liusu, quien ante la animadversión de sus hermanos decide instalarse en Hong Kong y alejarse del yugo familiar.

El presente volumen, el primero de la autora que se traduce al español, recoge dos de las piezas más representativas de su producción narrativa: la novela corta “Un amor que destruye ciudades” y el relato “Bloqueados”.

Reseña

Un amor que destruye ciudades es una novela corta de la escritora Eileen Chang y de la que tomará el nombre para este volumen editado ahora por Libros del Asteroide en el que aparecerá también el relato Bloqueados. Es la primera vez que se traslada a Eileen Chang al castellano y se hace de la mano de la traducción del chino por parte de Anne-Hélène Suárez y Qu Xianghong. Ambas narraciones se encuentran ambientadas en la China de 1941 durante la segunda guerra chino-japonesa y en las ciudades de Shanghai y Hong Kong. 

En las dos piezas de este volumen se explora el amor aunque a través de vertientes muy diferentes. En Un amor que destruye ciudades se nos relatará la vida de Liusu, una joven de veintiocho años y la Sexta Hermana de la familia Bai, que será tratada con poco respeto y consideración por sus parientes debido a su situación de mujer divorciada. Liusu fue acogida por su familia después de separarse al ser maltratada por su esposo. La familia Bai, una vez dilapidada la fortuna de Liusu, la considera una carga y le echan en cara que se han empobrecido por su causa. Curiosamente, en un momento de peleas internas en el clan Bai a causa de Liusu, ésta conocerá al millonario Fan Liuyuan que estaba destinado para la Séptima Hermana pero en realidad es de Liusu de quien queda cautivado. En el segundo relato, Bloqueados, se nos contará la historia de un hombre y una mujer que se conocerán en el tranvía durante una alarma de bloqueo. Durante ese corto o largo instante —la vida puede ser eterna durante cinco minutos como nos demostró Víctor Jara—, algo cambiará para ellos.  

Eileen Chang explorará en las dos narraciones, dos versiones distintas del amor pero con una raíz similar en ambas historias como puede ser la incertidumbre, el egoísmo, la lujuria, y las reglas comunitarias implícitas para las mujeres en China tan diferentes a las de los hombres. Sobre el patriarcado incluso en el amor, gracias a las tradiciones atávicas de la sociedad, este clasismo hará que la lectura de este volumen se convierta en un curioso viaje a la China pre-comunista.

Durante la lectura de Un amor que destruye ciudades, es imposible no recordar a otra mujer escritora que recreó en sus historias a la China más tradicional como fue Pearl S. Buck —Premio Nobel de Literatura en 1938—, aunque después, una vez finalizada Un amor que destruye ciudades, uno se dará cuenta de que la semejanza queda exclusivamente en lo foráneo para un occidental ya que sus dos estilos son muy diferentes. Se podría decir que Eileen Chang —más joven que Pearl S. Buck—, aunque costumbrista, es menos literaria pero, a la vez, también más directa y populista. Una escritora de novela romántica con breves destellos de denuncia sobre el papel de la mujer en la sociedad china, que hará que el lector quede satisfecho al encontrar unas historias en un ambiente y una época diferentes bien recreadas y con una aguda sabiduría narrativa para congraciarse con él. Una lectura grata y diferente.

Deja un comentario