Falcó

falcoFalcó. Arturo Pérez Reverte. Alfaguara.

Arturo Pérez-Reverte nació en Cartagena, España, en 1951. Fue reportero de guerra durante veintiún años. Con más de veinte millones de lectores en todo el mundo, muchas de sus novelas han sido llevadas al cine y a la televisión. Hoy comparte su vida entre la literatura, el mar y la navegación. Es miembro de la Real Academia Española.

Sinopsis

La Europa turbulenta de los años treinta y cuarenta del siglo XX es el escenario de las andanzas de Lorenzo Falcó, ex contrabandista de armas, espía sin escrúpulos, agente de los servicios de inteligencia. Durante el otoño de 1936, mientras la frontera entre amigos y enemigos se reduce a una línea imprecisa y peligrosa, Falcó recibe el encargo de infiltrarse en una difícil misión que podría cambiar el curso de la historia de España. Un hombre y dos mujeres -los hermanos Montero y Eva Rengel- serán sus compañeros de aventura y tal vez sus víctimas, en un tiempo en el que la vida se escribe a golpe de traiciones y nada es lo que parece.

Arturo Pérez-Reverte entrelaza magistralmente realidad y ficción en esta historia protagonizada por un nuevo y fascinante personaje, comparable a los más destacados espías y aventureros de la literatura.

Reseña

Si hace unos días hablé sobre el personaje de Bernie Gunther como el Marlowe europeo —ver aquí, por aquellas cosas de la sincronicidad, se publicaba la nueva novela de Arturo Pérez Reverte: una novela de espionaje ambientada al inicio de la Guerra Civil española y protagonizada por Lorenzo Falcó, un hombre joven y apuesto de buena familia pero que al ser expulsado de la marina naval a causa de un lío de faldas, inicia su carrera “profesional” como traficante de armas, agente y espía al servicio de los “nacionales” al pillarle la guerra en el bando de los golpistas y sublevados a la Segunda República. Pues bien, ya tenemos nuestro Bernie Gunther español –aunque también tendría trazas en un cóctel agitado, no mezclado entre el personaje de Philip Kerr y James Bond—, y viene de la mano de Falcó, Lorenzo Falcó: un tipo carismático e inteligente al que no le hace ascos al glamour ni a las mujeres hermosas. 

Falcó recibe el encargo de infiltrase en el bando republicano para una difícil misión: liberar, nada más ni nada menos, que a José Antonio Primo de Rivera encarcelado en la prisión de Alicante. Un hombre y dos mujeres serán los compañeros de Falcó para organizar una misión que recibirá incluso la ayuda de las fuerzas navales alemanas.

Y así se inicia una novela que si bien ya sabremos cómo finalizará el caso principal, Arturo Pérez Reverte consigue, en un entretenido libro, un conjunto global nada despreciable y darle ese aire de credibilidad y acreditación a las aventuras de un nuevo personaje más para sumar en la ya extensa bibliografía del autor. Un espía que, como no podía ser de otra manera, se moverá haciendo equilibrios sobre la cuerda floja y sin red de seguridad, en un papel de momento ambiguo políticamente, y dando estopa a diestro y siniestro verbalmente.

Lobos y ovejas. En tiempos como aquellos, ser lobo era la única garantía. Y no siempre. Por eso resultaba útil un discreto pelaje pardo. Ayudaba a sobrevivir. A moverse inadvertido entre la noche y la niebla. 

Este es un thirller político bien ejecutado, ambientado y narrado. Incluso Falcó es un protagonista muy bien encuadrado en la época —aunque con esa chulería frente a las mujeres imperdonable actualmente—, en un buen inicio para el que será una saga y un personaje del que creo que existía un déficit importante en la novela de ficción de este país. Y ha llegado en el momento justo y oportuno para quedarse. 

… …

Deja un comentario