En realidad, nunca estuviste aquí

En realidad, nunca estuviste aquí. Jonathan Ames. Traducción de Carlos D. Lozano W. Principal de los libros. 

Por Cecilia Herreros @libreria_jumi

Jonathan Ames (Nueva York, 1964) es un escritor, actor y cómico neoyorquino. Estudió en la universidad de Princeton y cursó un Máster en Bellas artes y ficción en la Universidad de Columbia. Durante varios años fue columnista del New York Press; en sus artículos hablaba, sobre todo, de sus aventuras (o desventuras) sexuales. Personaje habitual de la escena cómica neoyorquina, también ha sido boxeador ocasional, apareciendo en el ring bajo el apodo de «El maravilloso arenque». Es un invitado habitual en el Late Show with David Letterman. En 2009 creó la serie de televisión Bored to death, que se emitió en el canal americano HBO durante tres años. Es autor de ¡Despierte, señor!, El acompañante, Bored to Death y En realidad, nunca estuviste aquí. 

Sinopsis

Un héroe cuya arma favorita es un martillo… claramente tiene problemas

Joe es un ex marine y ex agente del FBI, solitario y perseguido, que prefiere ser invisible. No se permite ni amigos ni amantes y se gana la vida rescatando jóvenes de las garras de los tratantes de blancas. 
Un político lo contrata para que rescate a su hija de un burdel de Manhattan, y entonces Joe descubre una intrincada red de corrupción que llega a lo más alto. Cuando los hombres que lo persiguen acaban con la única persona que le importa en el mundo, abjura de su voto de no hacer daño a nadie. Y si alguien puede abrirse paso hasta la verdad a fuerza de cadáveres, ese es Joe.
En realidad, nunca estuviste aquí es un homenaje a Raymond Chandler y a Donald Westlake y su serie sobre Parker. En esta dura y emocionante novela, Ames desafía los límites de la novela negra y crea un protagonista demoledor y psicológicamente perturbado que salva a otros pero es incapaz de salvarse a sí mismo.

Reseña

Novela corta , muy corta, 92 páginas. Suficiente.  Menos de 2 horas de trepidante lectura sin poder casi ni parpadear para no perderte ni una coma.

Protagonista “gafe”. Joe pretende pasar desapercibido para que lo malo que le pasa, no se le contagie a los de su alrededor. Hacerse invisible, por su profesión, no está del todo mal; es más, como trabaja al margen de la ley le viene incluso bien. Resuelve casos de total actualidad, como desapariciones de adolescentes que se citan  con desconocidos a través de RRSS que luego resultan ser mafias organizadas de trata de blancas. En este caso se trata de la hija de un político corrupto. Escenas fuertes  y muy duras, y cuando se trata de niños siempre duelen más.

Quizá el carácter introvertido y con claras tendencias suicidas del protagonista, tengan su raíz en los malos tratos en el ámbito familiar. Su padre descarga en él y en su madre, sus frustraciones personales.

La novela “va al grano”, no hay ni una palabra de más ni una de menos , y, leyendo la biografía del autor, polifacético y bueno en todo lo que hace,  entiendo que esta novela le haya salido redonda y con un final  contado en parte por el mismo Joe  de una manera muy original. 

Deja un comentario